HOME CURRICULUM PUBLICACIONES DOCENCIA
   

ALIANZAS ESTRATEGICAS
NOTAS DE ACTUALIDAD
PANORAMA MUDIAL
PANORAMA LEGAL
COMUNIDAD
ARTE Y BIOETICA
LINKS


PUBLICACIONES
PASILLOS BIOETICOS
YO OPINO
CORREO DE LECTORES
CONSULTORIA
CONTACTO

 

 

Panorama Mundial

Artículos Breves. Mes de Abril 2008

Nota editorial: Las opiniones e informaciones recogidas no están necesariamente acordes con la línea editorial del Servicio Informativo de Bioética. En todo caso, se trata de información de actualidad que pensamos es oportuno conocer.

Indice:
1.- Las preguntas que la ciencia no puede responder. Los desafíos del cientificismo sin alma. Leon R. Kass
2.- El 29 de febrero se celebra el primer día europeo de enfermedades raras bajo el lema «Un día único para personas únicas»
3.- Benedicto XVI pide facilidades laborales para los familiares de enfermos terminales
4.- El PSOE limitará la objeción de conciencia de los médicos «en casos de abortos»
5.- España: un comité nacional de bioética rechazable
José Jara Rascón
6.- La vida humana no tiene precio. Alejandro Llano
7.- El mundo sufre un déficit de cuatro millones de médicos y enfermeras
La OMS intenta que los países ricos no 'roben' profesionales a los pobres.
8.-Farmacología. Se obtienen mejores resultados si se utiliza un placebo caro
9.- Rafael Pacheco: "Cuanto mejores sean los paliativos menos situaciones límite se plantearán"
10.- Setenta y cuatro países imponen restricciones de entrada a las personas con VIH
11.- En el Hospital: ¿ordenador o papel?
12.- La Asamblea Mundial de la Salud revisa el Reglamento Sanitario Internacional
13.- Última Encuesta Nacional de Salud en España.
14.- Las clínicas de Morín utilizaban tres vías para falsificar los informes psiquiátricos
15.- Psiquiatras advierten que aborto puede llevar a enfermedad mental.
16.- El Reino Unido permite conocer al donante
17.- Embriones híbridos, propuesta innecesaria y reprobable
18.- Médicos ingleses buscan 'niños delincuentes'
19.- Las pautas éticas, obsoletas ante la investigación del genoma
20.- Los test genéticos, sólo si concurre indicación médica
21.- Un mensaje contraproducente. Ética y eficacia en las campañas de salud sexual
22.- El sida no frena a los jóvenes a la hora de mantener relaciones sexuales sin protección
23.- Un grupo de expertos propone la creación de un banco de ADN sobre reclusos de alto riesgo de reincidencia

 

 

1.- Las preguntas que la ciencia no puede responder. Los desafíos del cientificismo sin alma
Leon R. Kass
Aceeprensa 20 febrero 2008.

Junto con el notable avance de la ciencia, se ha introducido también una corriente ideológica que pretende explicar todos los comportamientos humanos en términos puramente científicos. Se trata de un materialismo que puede tener, a la larga, efectos devastadores sobre el hombre. En una conferencia organizada por el Manhattan Institute, de la que seleccionamos unos párrafos, Leon R. Kass, ex presidente del Consejo de Bioética del Presidente de EE.UU., explicó este fenómeno y señaló que la filosofía y la religión son el mejor contrapeso.
En estos tiempos, defender la dignidad de la vida humana no es cosa de broma. Entre las amenazas actuales a nuestra condición humana, las más profundas vienen del ámbito más inesperado: nuestras maravillosas y muy humanas ciencia y técnica biomédicas. El poder que nos otorgan para modificar el funcionamiento de nuestros cuerpos y de nuestras mentes se está empleando ya para fines que exceden la terapia, y quizá pronto se podrá usar para transformar la misma naturaleza humana. En el curso de nuestra vida ya hemos visto cómo las nuevas tecnologías biomédicas han alterado profundamente las relaciones naturales entre sexualidad y procreación, identidad personal y corporalidad, capacidades humanas y logros humanos. La píldora, la fecundación in vitro, alquiler de úteros, clonación, ingeniería genética, trasplante de órganos, prótesis mecánicas, drogas para aumentar el rendimiento, implantes electrónicos en el cerebro, Ritalin para los jóvenes, Viagra para los viejos, Prozac para todos. Aunque casi no nos hemos dado cuenta, el tren al deshumanizado Mundo feliz de Huxley ha partido ya.
Lo que está en juego
Pero bajo los graves problemas éticos que plantean estas nuevas biotecnologías yace una cuestión filosófica más profunda, que pone en peligro nuestro concepto de quiénes y qué somos. Las ideas y descubrimientos científicos acerca del hombre y la naturaleza, perfectamente aceptables y en sí mismos inocuos, están siendo reclutados para una batalla contra nuestras enseñanzas morales y religiosas tradicionales, y aun contra nuestra forma de entendernos a nosotros mismos como criaturas dotadas de libertad y dignidad.
Ha surgido una fe cuasi religiosa –me permito llamarla “cientificismo sin alma”– que cree que nuestra nueva biología puede desvelar por completo el misterio de la vida humana, ofreciendo explicaciones puramente científicas del pensamiento, el amor y la creatividad humanos, de la conciencia moral e incluso de nuestra fe en Dios. La amenaza a nuestra condición humana proviene hoy no de la creencia en la transmigración de las almas en la vida futura, sino de la negación del alma en esta vida; no de que se crea que tras la muerte los hombres pueden convertirse en búfalos, sino de que se niega toda diferencia real entre unos y otros.
Todos los amantes de la libertad y la dignidad del hombre –incluidos los ateos– debemos comprender que nuestra humanidad está en peligro.
La ciencia es más modesta
En primer lugar, tenemos que distinguir entre la presuntuosa fe del cientificismo contemporáneo y la ciencia moderna como tal, que empezó siendo una empresa más modesta. Aunque los fundadores de la ciencia moderna querían obtener conocimientos útiles para la vida mediante conceptos y métodos nuevos, comprendían que la ciencia nunca ofrecería un conocimiento completo y absoluto de la vida humana en su totalidad: por ejemplo, del pensamiento, el sentimiento, la moral o la fe.
Eran conscientes –y nosotros tendemos a olvidarlo– de que la racionalidad de la ciencia es sólo una racionalidad concreta y muy especializada, inventada para obtener únicamente el tipo de conocimiento para el que fue concebida, y aplicable solo a aquellos aspectos del mundo que pueden ser captados con las nociones abstractas de la ciencia. La razón peculiar de la ciencia no es, ni nunca se pretendió que fuera, la razón natural de la vida ordinaria y la experiencia humana. Tampoco es la razón de la filosofía ni del pensamiento religioso.
Así pues, la ciencia no pretende conocer los seres o su naturaleza, sino solo las regularidades de los cambios que sufren. La ciencia pretende conocer sólo cómo funcionan las cosas, no qué son y por qué existen. Nos da la historia de las cosas, pero no sus tendencias ni finalidades. Cuantifica determinadas relaciones externas de un objeto con otro, pero no puede decir nada en absoluto sobre sus estados internos, no sólo en el caso de los seres humanos, sino en el de cualquier criatura viva. Muchas veces, la ciencia puede predecir lo que ocurrirá si se dan ciertas perturbaciones, pero evita explicar los fenómenos en términos de causas, especialmente de causas últimas.
Fenómenos cerebrales
Las explicaciones de los fenómenos vitales o incluso psíquicos que ofrece el nuevo materialismo no dejan lugar para el alma, entendida como principio interno de vida. Se dice que los genes determinan el temperamento y el carácter. Las explicaciones mecanicistas de las funciones cerebrales parecen hacer superfluas las nociones de libertad e intencionalidad humana. Los estudios del cerebro mediante neuroimagen pretenden explicar cómo formamos los juicios morales. Una explicación totalmente externa de nuestro comportamiento –el grial de la neurociencia– reduce la relevancia de nuestra interioridad percibida. El sentimiento, la pasión, la conciencia, la imaginación, el deseo, el amor, el odio y el pensamiento son, desde el punto de vista científico, meros “fenómenos cerebrales”. Hay incluso quienes dicen haber hallado en el cerebro humano el “módulo de Dios”, a cuya actividad atribuyen las experiencias religiosas o místicas.
¿Qué sentido tienen nuestras preciadas ideas de libertad y dignidad frente a la noción reduccionista del “gen egoísta” o la creencia de que el ADN es la esencia de la vida, o la doctrina de que todo el comportamiento humano y toda la riqueza de nuestra vida interior se pueden explicar como fenómenos exclusivamente neuroquímicos y por su contribución al éxito reproductivo?
Naturalmente, ni el reduccionismo, ni el materialismo ni el determinismo aquí expuestos son nuevos: ya los combatió Sócrates hace mucho tiempo. Lo nuevo es que esas filosofías parecen estar avaladas por el progreso científico. Aquí, pues, estaría el efecto más pernicioso de la nueva biología, más deshumanizador que cualquier efectiva manipulación tecnológica presente o futura: la erosión, tal vez la erosión definitiva, de la idea del hombre como ser noble, digno, valioso y semejante a Dios, y su sustitución por una concepción del hombre, no menos que de la naturaleza, como simple materia prima para manipular y homogeneizar.
El hombre, más que materia
El nuevo cientificismo no sólo destierra al alma de su visión de la vida: muestra un desprecio desalmado por los aspectos éticos y espirituales del animal humano. Pues de todos los animales, somos los únicos que emitimos juicios morales, los únicos que nos interesamos por cómo hemos de vivir. De todos los animales, somos los únicos que nos preguntamos no solo “¿qué puedo saber?”, sino además “¿qué debo hacer?” y “¿qué puedo esperar?”. La ciencia, pese a los grandes servicios que ha prestado a nuestro bienestar y nuestra seguridad, no puede ayudarnos a satisfacer esos grandes anhelos del alma humana.
Como es bien sabido, la ciencia, por su propia índole, es moralmente neutra, no dice nada sobre la distinción entre lo mejor y lo peor, el bien y el mal, lo noble y lo abyecto. Y aunque los científicos esperan que el uso que se hará de sus descubrimientos será, como profetizó Francis Bacon, gobernado con caridad, la ciencia no puede hacer nada para asegurarlo. No puede proporcionar criterios para orientar el uso del impresionante poder que pone en manos humanas. Aunque persigue el saber universal, no tiene réplica al relativismo moral. No sabe qué es la caridad ni lo que la caridad exige, ni siquiera si la caridad es buena y por qué. ¿Qué nos quedará entonces, moral y espiritualmente, si el cientificismo sin alma consigue derrocar nuestras religiones tradicionales, nuestras concepciones heredadas de la vida humana y las enseñanzas morales que dependen de ellas?
Un progreso científico ciego
En ningún ámbito será esa falta más vivamente sentida que en relación con las propuestas de usar el poder biotecnológico para fines que exceden la curación de enfermedades y el alivio del sufrimiento. Nos prometen mejores hijos, mayor rendimiento, cuerpos siempre jóvenes y almas felices, todo gracias a las biotecnologías “perfectivas”. Los bioprofetas nos dicen que estamos en camino hacia una nueva fase de la evolución, hacia la creación de una sociedad posthumana, una sociedad basada en la ciencia y levantada por la tecnología, una sociedad en que las doctrinas tradicionales sobre la naturaleza humana quedarán anticuadas y las enseñanzas religiosas sobre cómo debemos vivir serán irrelevantes.
Pero ¿qué servirá de guía para tal evolución? ¿Cómo sabremos si las llamadas mejoras lo son realmente? ¿Por qué los seres humanos tendríamos que aceptar ese futuro posthumano? El cientificismo no puede responder estas preguntas morales decisivas. Sordo a la naturaleza, a Dios, e incluso a la razón moral, no puede ofrecernos criterios para juzgar si el cambio es progreso, ni para juzgar nada. En cambio, predica tácitamente su propia versión de la fe, la esperanza y la caridad: fe en la bondad del progreso científico, esperanza en la promesa de superar nuestras limitaciones biológicas, caridad que promete a todos liberarnos definitivamente –y trascender– nuestra condición humana. Ninguna fe religiosa se apoya en fundamento tan endeble.

 

2.- El 29 de febrero se celebra el primer día europeo de enfermedades raras bajo el lema «Un día único para personas únicas»
Madrid, 27 febrero 2008 (AZprensa.com)

A casi un 30% de los pacientes les resulta difícil o imposible acceder a las consultas de los especialistas sanitarios. Cuando lo consiguen, en un 40% de los casos el diagnóstico suele ser erróneo.
La precaria situación que se vive en España con relación a las Enfermedades Raras es un rasgo común en todos los países de la Unión Europea. «Desconocimiento, falta de investigación y dificultades en el acceso a los tratamientos hacen mella en los más de 25 millones de afectados del continente que ven como sus posibilidades socio-sanitarias se ven limitadas por la escasez de recursos», afirma Rosa Sánchez de Vega, presidenta de la Federación Española de Enfermedades Raras
Con motivo del Primer Día Europeo de las Enfermedades Raras que se celebrará el próximo 29 de febrero, los distintos países europeos quieren poner el acento en estas «limitaciones» y destacar las dificultades con las que se encuentran los pacientes a la hora de acceder a un diagnóstico certero y a un tratamiento adecuado. De esta forma, «el último informe hecho público por la Organización Europea de Enfermedades Raras (Eurordis), manifiesta que a cerca de un 30 por ciento de los afectados les resulta difícil o imposible acceder a las consultas de los especialistas sanitarios. Además, -según nuestros datos- cuando por fin lo consiguen, en un 40 por ciento de los casos el diagnóstico suele ser erróneo», explica Sánchez de Vega.
La principal razón de esta falta de acceso tiene su base en la Atención Primaria. «No existe información suficiente en las consultas de cabecera, por lo que en un 70 por ciento de los casos la dificultad de llegar al especialista correcto proviene precisamente de la falta de derivación desde la Atención Primaria», continua Sánchez de Vega.
Además, para evitar errores en el diagnóstico, «es necesario que se establezca como protocolario realizar una segunda opinión en las entrevistas médicas, ya que muchas veces con la primera consulta no resulta suficiente. Tranquilizar al enfermo dándole la opción de una segunda opinión debe ser algo prioritario de las administraciones a la hora de abordar la problemática de las ER», explica la presidenta de FEDER.

Formación de los especialistas
Este panorama hace que la necesidad de formar a los especialistas sea un objetivo prioritario. Por ello, cada vez son más los sectores profesionales que entienden la importancia de responder y atender correctamente a las necesidades de los afectados. De esta forma, Pedro Capilla, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, ha manifestado su «compromiso de la profesión farmacéutica con los pacientes con enfermedades raras. No en vano, el Consejo General y FEDER firmamos recientemente un convenio para establecer un cauce de colaboración directa y permanente, que permita una mejor formación e información de los profesionales farmacéuticos».
Asimismo, Capilla aseguró que «la profesión farmacéutica es plenamente consciente desde hace mucho tiempo de la problemática que suscitan estas enfermedades, y por ello, además de apoyar todas las iniciativas que se realizan desde los Colegios, colaboramos de forma activa en el estudio y en la difusión de estas enfermedades y de los medicamentos que a ellas se asocian. Con los Premios Panorama, que entregamos anualmente a las moléculas innovadoras, hemos venido reconociendo a lo largo de los años a un buen número de medicamentos huérfanos, con el fin de animar a la investigación y el desarrollo de estos fármacos».

29 de Febrero: Un día ÚNICO para personas ÚNICAS
El próximo 29 de febrero se celebrará el Primer Día Europeo de Enfermedades Raras bajo el lema: «Un día único para personas únicas». En esta fecha tan especial y tan rara (el 29 de febrero sólo sucede cada cuatro años) los distintos países de la Unión Europea desarrollarán distintas actividades con el objetivo de recaudar fondos y difundir la problemática y precariedad que actualmente sufren los afectados por estas patologías que afectan al 7 por ciento de la población mundial.
Desde la Federación Española de Enfermedades Raras, y en coordinación con el resto de los países europeos, ya se ha acordado las iniciativas que se van a llevar a cabo para festejar la jornada. Conferencias, talleres, reuniones, actividades lúdicas, cenas benéficas…Todo tiene sus sitio en este día, y cualquier impulso –por pequeño que sea- ayuda a reflejar, una vez más, las carencias médicas y sociales que viven las ER. En concreto, en España los actos se van a centrar en Barcelona donde se llevarán a cabo unas «Jornadas sobre Prevención y Diagnóstico Precoz de las ER y Emergentes, en Atención Primaria y Urgencias». En dicho evento se realizará un acto simbólico para homenajear a las 35.000 personas que han firmado dentro de la campaña “Haz Tu Parte” y que han hecho posible la puesta en marcha de la Estrategia Nacional de Enfermedades Raras del Sistema Nacional de Salud, acordada el pasado mes de enero.

 

3.- Benedicto XVI pide facilidades laborales para los familiares de enfermos terminales
EFE Roma 27/02/2008

El papa Benedicto XVI ha reiterado "la firme y permanente condena ética de cualquier forma de eutanasia directa" y ha pedido que, en el caso de enfermedades terminales, los familiares puedan contar con facilidades, también desde el punto de vista laboral, para atender y acompañar a sus seres queridos.
Benedicto XVI recibió a los participantes en una reunión organizada por la Pontificia Academia para la Vida sobre el tema Junto al enfermo incurable y el moribundo: orientaciones éticas y operativas. En su discurso indicó que "toda la sociedad y, en particular los sectores ligados a la ciencia médica, tienen que respetar la vida en todos los momentos de su desarrollo terrenal, sobre todo cuando sufre una condición de enfermedad o está en su fase terminal".
El Papa explicó que se trata de asegurar a todo el que lo necesita el apoyo necesario a través de terapias adecuadas, elegidas y administradas según los criterios de la proporcionalidad médica.
En este sentido, agregó que hay que tener siempre en cuenta el deber moral de suministrar, por parte del médico y de aceptar por el paciente los medios que para preservar la vida sean habituales en la situación concreta. Sin embargo, para terapias significativamente peligrosas, o que se puedan considerar prudentemente como extraordinarias, el recurso a ellas se considerará "moralmente lícito pero facultativo".

Más apoyo
Benedicto XVI señaló que no sólo hay que asegurar a los enfermos los cuidados necesarios y debidos, sino también apoyo a las familias más afectadas por la enfermedad de uno de sus miembros, sobre todo si es grave y prolongada. Así, el Papa recordó que, "desde el punto de vista de la reglamentación del trabajo, habitualmente se reconocen derechos específicos a los familiares en el momento de un nacimiento", de manera análoga, y especialmente en ciertas circunstancias, "se deberían reconocer derechos similares a los parientes cercanos en el momento de la enfermedad terminal" de un familiar.
Además, la sociedad "no puede dejar de asegurar el debido apoyo a las familias que se ocupan en sus casas de enfermos aquejados de patologías degenerativas o que necesiten una asistencia constante".

 

4.- El PSOE limitará la objeción de conciencia de los médicos «en casos de abortos»
ABC, 28 febrero 2008. JUAN FERNÁNDEZ-CUESTA. MADRID

El Código de Deontología Médica incluye que «el médico tiene el derecho a negarse por razones de conciencia a interrumpir un embarazo». Pero al Partido Socialista no le debe gustar esta realidad y ha decidido intervenir ante el escaso número de abortos que se practican en los hospitales públicos, que incluso descendieron en el último año. Así, el PSOE ha optado en su programa electoral por una estrategia nacional de salud sexual y reproductiva en el que introduce la «regulación de la objeción de conciencia en las prestaciones sanitarias y especialmente en las Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE)», lo que supone una advertencia a los médicos de que limitará la objeción de conciencia en esos casos, según las fuentes consultadas por ABC.
Esta medida choca frontalmente con el Código de Ética y Deontología Médica, que otorga la posibilidad al médico de «negarse, por razones de conciencia, a aconsejar algunos de los métodos de regulación y de asistencia a la reproducción, a practicar la esterilización o a interrumpir un embarazo». En caso de convertirse el facultativo en objetor de conciencia, lo podrá «comunicar al Colegio de Médicos a los efectos que considere procedentes, especialmente si dicha condición le produce conflictos de tipo administrativo o en su ejercicio profesional. El Colegio le prestará el asesoramiento y la ayuda necesaria».
«Está en vigor y es muy claro»
El presidente de la Organización Médica Colegial, Isacio Siguero, habló ayer con ABC del Código de Deontología Médica que rige entre la profesión médica y, Con respecto al apartado en el que se habla del aborto, recordó que «está en vigor y es muy claro». Siguero, que contempla una posible limitación de los derechos de los médicos, recordó que «tenemos el derecho de negarnos a realizarlas», en referencia a las interrupciones voluntarias del embarazo, y aclaró que «la conciencia de cada médico está por encima de cualquier normativa. No puede haber una ley de objeción de conciencia para los médicos. De eso, nada. Sería anticonstitucional».
Isacio Siguero quiso recordar que «la objeción de conciencia es un derecho individual, fundamental, que ampara la Constitución. Si alguien quiere hacer una ley de objeción de conciencia para los médicos, nos defenderemos, sea de quien sea». Y pese a que figura en el programa electoral socialista, el presidente de los médicos aún confía en un cambio de actitud: «No creo que nos obliguen a interrumpir un embarazo. No se atreverán».
Regular la objeción de conciencia en las prestaciones sanitarias parece ser, pues, la solución socialista a que cada vez se produzcan menos abortos en los hospitales públicos, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad correspondientes al año 2006. De los más de cien mil abortos realizados en 2006, sólo 2.548 fueron en hospitales públicos, lo que supone un 4,5 por ciento menos con respecto al año anterior, cuando se produjeron en centros públicos un total de 2.668. La inmensa mayoría de las interrupciones voluntarias del embarazo se siguen llevando a cabo en centros extrahospitalarios de carácter privado.
En esta línea, y dentro de esa estrategia sexual socialista, también se incluye la «accesibilidad libre y gratuita a la anticoncepción de emergencia». Es la única medida que aporta el programa del Partido Socialista para afrontar el incremento de abortos que año tras años sufre España. Hasta los 101.598 ocurridos en 2006.
En el verano de 2006, Elena Salgado, que era en esa época ministra de Sanidad, ya avaló los anticonceptivos de emergencia como método contra las interrupciones voluntarias del embarazo (IVE). Sin embargo, no se dio ninguno de los pasos que ahora pretende el PSOE.
Ya no sólo se pretende eliminar el control médico sobre este producto, sino que la Administración se haga cargo de su coste, que es de unos 18 euros. Si tenemos en cuenta que se venden al año en nuestro país más de medio millón de unidades, el gasto supera los nueve millones de euros.
La Sociedad Española de Contracepción define a la píldora anticonceptiva de emergencia, «comúnmente llamada píldora del día después», como «un método de emergencia, y no se puede utilizar como método anticonceptivo habitual. Debe de ser usada tras el fallo del método habitual o después de un coito sin protección, permitiendo evitar el embarazo no deseado». Son dos comprimidos; «el primero se tomará antes de que hayan transcurrido 72 horas del acto sexual y el segundo, doce horas después».

 

5.- España: un comité nacional de bioética rechazable
José Jara Rascón
Diario Médico, 29/02/2008.

El autor denuncia que la forma de designación de los miembros del Comité de Bioética de España prevista en la Ley de Biomedicina hace pensar que dicho órgano está predestinado a ser un apéndice ideologizado del Gobierno. Además, advierte que la intencionalidad escondida detrás de los nombramientos dirigidos es preocupante, pues el comité deberá decidir cuestiones trascendentes como peticiones de eutanasia.
El término "bioética rechazable" se suele reservar para definir las acciones que, en el ámbito de sanidad, no sólo se muestran como carentes de una ética de referencia, sino que aparecen como condenables por la sociedad, al demostrarse contrarias al bien común y a los intereses de los ciudadanos.
Dentro de este marco se encuadrarían todas las actuaciones que, por su intención o como resultado propio, se muestran destinadas a engañar o a crear confusión en personas particulares o, lo que sería más grave, en la opinión pública, creando climas de opinión contrarios a la defensa de la salud.
La creación de un Comité de Bioética de España, tal como se propone en la nueva Ley de Biomedicina -publicada en el Boletín Oficial del Estado, de 4 de julio de 2007- parece encaminada a mostrar a la ciudadanía un claro ejemplo de "bioética rechazable".
En primer lugar, el análisis de la composición de los miembros de este comité que, según adelantó el ministro de Sanidad, Bernat Soria, reuniría "a los mejores expertos en los ámbitos médicos, científicos, jurídicos, etcétera" aparece ya en la ley como predestinado a ser un apéndice ideologizado del Gobierno, ya que la mitad de sus doce miembros son nombrados directamente desde instancias ministeriales, a las que evidentemente quedarán agradecidos por el honor concedido.
Teniendo en cuenta que el presidente de dicho comité será nombrado directamente por el Ministerio de Sanidad y que, en caso de divergencias al cincuenta por ciento con el resto de sus miembros (nombrados por diferentes comunidades), el voto de calidad del presidente decidirá las cuestiones en debate, puede decirse que, prácticamente, casi no sería necesario que se reunieran, ya que el resultado de las deliberaciones parece estar decidido de antemano.
Para configurar este comité podría haberse contado con miembros designados por las comisiones deontológicas de los colegios de médicos, con representantes de las asociaciones de bioética existentes a nivel nacional o autonómico, con cargos elegibles desde la universidad -donde existen cátedras y cursos de Máster en Bioética y de Derecho Sanitario de amplio prestigio-, o con especialistas nombrados por las asociaciones científicas más representativas del ámbito sanitario donde más frecuentemente surgen problemas de ética (Cuidados Paliativos, Reproducción Asistida, Atención Primaria, Ginecología y Obstetricia, etc.).
Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad se ha optado por la desconfianza hacia estos ámbitos y por la preferencia hacia nombramientos directos, cambiando la exigible independencia de este tipo de comités por el amiguismo de estómagos agradecidos, tan propio de épocas que creíamos ya superadas.
Cuando, después de formular y aprobar esta sesgada configuración del comité, se afirma que éste será "representativo de la sociedad", sólo puede pensarse que la mala conciencia de sus diseñadores intenta ahora la estratagema de que no se descubra, ocultando así la auténtica metodología de la elección.

Grandes cuestiones en juego
Toda esta cuestión carecería de importancia si sólo se quedara en un endogámico reparto de influencias, a lo que ya más o menos estamos acostumbrados. Sin embargo, la intencionalidad que se oculta detrás de estos nombramientos digito-dirigidos sí es preocupante, ya que, entre los temas que se destinarán a la decisión de este previsto "grupo de sabios" (de los que varios no tienen experiencia clínica) estarán los casos de petición de muerte "que no encajen en lo que se denomina limitación del esfuerzo terapéutico", es decir, las peticiones de eutanasia.
Así, al igual que ha sucedido con otros temas que afectan al respeto a la vida humana, la dinámica elegida para hacer aceptable la eutanasia a la opinión pública parece ser la de presentar casos extremos, mediáticamente dirigidos, que muevan a la compasión y en los que la decisión final será acorde con los intereses ideológicos previstos por el responsable del Ministerio de Sanidad.
Esta aceptación de la muerte provocada por razones compasivas, respaldada por un comité de supuestos expertos en ética, no será una medida inocente y sin consecuencias.
De hecho, una vez que la opción de la muerte provocada de modo asistido exista como un derecho legal, habrá presiones cada vez más fuertes para asegurar que los pacientes conozcan que tienen ese derecho, subrayando el deber de los médicos de informar a los enfermos a su cargo de las opciones que tienen en lo concerniente a su salud... y también respecto a su muerte.
De esta forma, no es aventurado suponer que los pacientes o ancianos en situación de vulnerabilidad entiendan esta información como un invitación a elegir ese camino y que, ante pacientes que no puedan elegir por sí mismos, los médicos se vean en la supuesta obligación moral de decidir por ellos, provocando su muerte, siempre con la buena intención de liberar de gravosas cargas a sus familiares y de evitar sufrimientos aparentemente inasumibles.
Se prescindiría así de la obligación de potenciar los costosos cuidados paliativos, ahora en expansión, y con todo ello se iría aceptando también la eutanasia involuntaria, que es un hecho extendido en Bélgica y Holanda, en los que esta cuestión ha sido despenalizada. En resumen, toda una lección de "bioética rechazable".

 

6.- La vida humana no tiene precio
Alejandro Llano
La Gaceta de los Negocios, 06 de febrero de 2008

No es el aborto precisamente un tema agradable. Y menos aún cuando se habla de este asunto a propósito de abusos ilegales, que suponen todavía mayor inhumanidad. Pero mejor es airear públicamente este tópico que su conversión en una cuestión tabú, de la que resulte políticamente incorrecta su simple mención.
En un país donde se contabilizan cada año cien mil interrupciones voluntarias del embarazo, el aborto se convierte en un problema político de primer orden y no es tolerable que los partidos lo escondan cuando se aproximan unas elecciones generales. Pero, en sí misma, no representa una cuestión política, susceptible de ser tratada en términos de conveniencia, como si cupiera negociar tácticamente sobre ella.
Cuando hablamos de interrupción del curso de vidas humanas, tanto de las que se estrenan como de las que están decayendo, tocamos algo que presenta un carácter absoluto. No sólo es un punto extremadamente doloroso. Se trata de algo mucho más profundo a lo que llamamos dignidad.
La dignidad es el carácter del ser humano como un fin en sí mismo. La vida del hombre y de la mujer no se puede poner en función de otra cosa. Es incondicional. Como dice Kant en su imperativo categórico, nunca se debe tratar a la persona humana sólo como medio, sino siempre como fin. Aquello que es meramente medio tiene una índole funcional.
Y todo lo que es funcional resulta, por ello mismo, sustituible por alguna otra cosa que desempeñe su mismo papel. Ahora bien, ninguna persona es sustituible por otra, como si se cambiara al funcionario de una ventanilla por otro que hace iguales trámites burocráticos. Si muere mi amigo, no me consuela pensar que tengo otros.
Yo quiero a mi amigo, precisamente a él, y su ausencia de este mundo no puede ser compensada con la existencia de otros muchos a los que también aprecio. Por eso se dice, y no siempre de manera rutinaria, que se trata de una pérdida irreparable. Lo que acontece en cualquier aborto provocado es un atentado irreparable contra la dignidad de la vida humana.
El aborto no es un derecho, por mucho que se presente así y se nos repita una y otra vez. Es un grave atropello. Y quienes son responsables de la cosa pública no deberían dar lugar a tan serios equívocos. Porque, según nuestro ordenamiento legal, la interrupción voluntaria de la gestación es un delito, despenalizado en determinados supuestos. Y fuera de tales circunstancias es, pura y simplemente, un delito que en un Estado de Derecho como el nuestro debe ser castigado.
Algo muy serio sucede cuando son los propios gobernantes de un país los que confunden delito con derecho. Ampliar los derechos humanos es una problemática tarea. Pero hacerlo a base de incluir en ellos acciones que van contra la dignidad humana equivale a un cruel contrasentido. Una vida humana, por deficiente que parezca, no tiene precio.
Posee en sí misma un valor en cierto modo absoluto. "Todo necio confunde valor con precio", dice Antonio Machado. Se trata de un valor que no se puede pagar con nada, sea dinero prestación psicológica o social. Lo cual no es incompatible con que se comprenda y se conceda importancia a las difíciles circunstancias por las que puede pasar la mujer embarazada en determinadas situaciones. Defender la dignidad de la vida humana no nacida en modo alguno significa falta de sensibilidad y mucho menos algún tipo de conservadurismo ideológico o fanatismo religioso.
Cabría preguntarse por qué son los católicos quienes, con más energía, se oponen a la legalización del aborto. Y habría que responder que éste también es el caso de otros cristianos no católicos, de los musulmanes y de no pocos judíos, además de representantes de religiones consideradas como primitivas.
Desde luego, la actitud multicultural es poco compatible con la imposición de una mentalidad occidentalista, para la cual un niño por nacer no vale más que un cachorro sano de algún mamífero superior.
Evidentemente nadie se compromete en la defensa de la vida porque se lo mande un cardenal o cien obispos, y mucho menos porque figure -caso improbable- en el programa del partido político que menos le disguste. Lo hace porque sabe que la vida humana posee una dignidad absoluta según la cual cualquier individuo de la especie homo sapiens es intocable. Es consciente de que constituye una cosa sagrada, se profese la religión que se quiera o ninguna.
Y, como mantiene Robert Spaemann, supondría una tiranía insoportable que presuntos expertos o poderosos del tipo que sea trataran de discriminar entre quienes ellos consideran que son humanos y quienes todavía no lo son o han dejado de serlo. El TC de Alemania, país que algo sabe de totalitarismos biológicos, ha considerado contrario a los derechos fundamentales el arbitrario establecimiento de fronteras entre personas y no personas.

 

7.- El mundo sufre un déficit de cuatro millones de médicos y enfermeras
La OMS intenta que los países ricos no 'roben' profesionales a los pobres
El País, RODRIGO CARRIZO COUTO - Ginebra - 03/03/2008

El doctor Eugène Serduma es director de la maternidad del hospital de Bangui, en la República Centroafricana. Su salario es de 13 euros mensuales. Pero eso no es todo, sino que sus empleadores le adeudan 48 meses, lo que le ha llevado a endeudarse y a la virtual bancarrota. Serduma afirma, a pesar de ello, que su mayor deseo sería "contar con lámparas para la sala de partos, una mesa de operaciones y esterilizadores". Si este médico emigrara a Londres o Washington podría ganar hasta 9.000 euros mensuales, que es el ingreso de colegas con su mismo nivel de responsabilidad.
Por cada facultativo que sale de África, el país afectado pierde 370.000 euros
Una de cada 20 enfermeras africanas trabaja en países de la OCDE
"En tales condiciones de trabajo es imposible impedir a ese profesional que intente emigrar", explicó a este diario el doctor Manuel Dayrit, director de Recursos Humanos de la OMS, "aunque intentamos enfocar el problema desde una perspectiva amplia, que no pasa por poner barreras a la emigración, sino por modificar sus causas". Dayrit fue ministro de Sanidad de Filipinas y se encuentra estos días en Kampala (Uganda), donde la Alianza Mundial por el Personal Sanitario (GHWA, en inglés) intenta encontrar soluciones "a un problema que nos afecta a todos por igual", aclara Dayrit, "tanto a los países desarrollados como a los pobres".
Los datos de la OMS indican que el déficit de profesionales sanitarios en el mundo es de más de 4 millones y que "en el África Subsahariana vive el 11% de la población mundial, que registra el 24% de la carga de morbilidad y cuenta sólo con el 3% de agentes de la salud". El mismo informe destaca que uno de cada cuatro médicos africanos y una de cada 20 enfermeras trabaja hoy en países de la OCDE.
"Europa es importadora neta de personal sanitario", explica Dayrit, "puesto que el personal envejece, se retira y no es renovado. La excepción es Europa del Este, que provee de médicos y enfermeras a Alemania o Reino Unido". Según el responsable de Recursos Humanos de la OMS "es como un juego de sillas musicales, en el que los polacos van a Londres y los ingleses a Washington mientras que los profesionales de América Latina van a España y los filipinos a Dubai. Es la ley de la oferta y la demanda, con la cual los que tienen necesidad y medios pagan más y se llevan el personal". Un juego en que los mayores perjudicados son, siempre, los países en desarrollo.
"Lo dramático es que hay países africanos en los que sólo hay cuatro ginecólogos y si emigran dos, pierden el 50 % de su fuerza médica", dijo Francis Omaswa, director del GHWA. Según este médico ugandés, cada doctor que emigra de África representa una pérdida para su país de 370.000 euros, y una enfermera, 150.000.
La directora del Consejo Internacional de Enfermeras, Judith Olton, declaró que hacia 2012, sólo los Estados Unidos "necesitarán entre 800.000 y un millón de enfermeras suplementarias", mientras que Canadá tendrá un déficit de 113.000 profesionales. "En el caso español el problema pasa más por una carencia de inversiones en el sistema sanitario que por falta de personal cualificado", afirmó. Un problema que existe también en Escandinavia.
El éxodo desangra a Asia, América Latina y África de sus mejores profesionales. "Algo muy evidente en el caso de Tanzania, Kenia o Suráfrica, cuyas enfermeras huyen de condiciones deplorables de trabajo para ser empleadas en Arabia Saudí o los emiratos del Golfo", dijo.
Según la OMS, un país con menos de 2,3 médicos y enfermeras por cada 100.000 habitantes está "en una crisis sanitaria grave". Es el caso en 57 países del mundo, de los que 36 se encuentran en el África Subsahariana.

 

8.-Farmacología. Se obtienen mejores resultados si se utiliza un placebo caro
DM Durham 05/03/2008

Se puede pensar en los placebos como una forma de engaño que ayuda a comprobar la eficiencia de determinados medicamentos. Pero el engaño aumenta si se quiere comparar la respuesta según distintos placebos. Esto es lo que han analizado en la Universidad de Duke y en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, llegando a la conclusión de que se obtienen mejores resultados si un medicamento está bien presentado y se indica que es caro.
Un estudio realizado por Dan Ariely, de la Universidad de Duke, en Durham (Estados Unidos), ha reforzado la teoría de que lo caro siempre es mejor y lo ha hecho comprobando la eficacia de los placebos, según se publica hoy en el Journal of the American Medical Association.
Junto a un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Ariely ha utilizado un protocolo estándar de administración de un shock eléctrico en la muñeca de 82 participantes para medir su tasa de dolor antes y después de tomar placebo.
A la mitad de los participantes se les repartió un folleto en el que se especificaba que la pastilla que se les administraba era un analgésico de nueva aprobación que tenía un coste de 2,50 dólares por dosis y a la otra mitad se les entregaba un folleto en el que les señalaban que el coste de la pastilla era inferior a 10 centavos de dólar.
En el primer grupo un 85 por ciento de las personas experimentaron una reducción del dolor tras ingerir el placebo. En cambio, en el otro grupo el porcentaje fue del 61 por ciento.

Percepción de la calidad
Según Ariely, el resultado de su "pequeño experimento" encaja con los datos existentes acerca de cómo la gente percibe la calidad y anticipa los efectos terapéuticos de los medicamentos.
"Los médicos quieren pensar que es la medicina y no la sensación que produce la apariencia de los medicamentos la que hace que éstos sean más efectivos terapéuticamente, pero ahora sabemos que debemos dar más importancia a los matices de la interacción entre médico y paciente". Ariely ha señalado que los fármacos podrían ofrecer sugerencias en el envasado y no "presentarse en frascos marrones" y que hay que buscar la forma de prescribir medicamentos más baratos o genéricos sin que los pacientes duden de su efectividad.

 

9.- Rafael Pacheco: "Cuanto mejores sean los paliativos menos situaciones límite se plantearán"
DM, Gonzalo de Santiago 05/03/2008

Rafael Pacheco, fundador del Comité de Ética Asistencial del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia, apuesta por el desarrollo de los cuidados paliativos para que no se presenten situaciones límite en los enfermos terminales. En este sentido, aboga por que se dote a los profesionales sanitarios de una mayor formación ética.
La conclusión a la que han llegado numerosos especialistas en Bioética en diversos foros y encuentros es que la compañía y la atención al enfermo terminal es esencial y evita muchas situaciones en las que los pacientes se sienten inclinados a terminar antes con su vida. Rafael Pacheco Guevara, fundador del Comité de Ética Asistencial del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia, coincide con esta idea y cree que "cuanto más desarrollados estén los cuidados paliativos, menos situaciones límite se presentarán".
A ello, sin duda, contribuiría una mayor formación ética de los profesionales sanitarios. "Los pacientes deben saber que en el final de su vida la actuación de los profesionales de la salud no sólo debe ser curativa sino que deben tener presentes otros objetivos como cuidar, acompañar, aliviar y confortar al enfermo".

Este comité se constituyó el 25 de febrero de 1998. En la actualidad lo preside Juana María Guirao y lo integran 17 miembros. Además de dar soporte al centro del que forma parte, ofrece sus servicios al Hospital Psiquiátrico Román Alberca y es referente para los centros de salud que pertenecen a su área sanitaria.
En opinión de Pacheco, cada año se plantean más dudas en relación con los cuidados paliativos debido, en parte, a los constantes avances de la tecnología médica, "que hacen que sean mayores las posibilidades de intervención de los médicos en el proceso de la muerte. La medicina paliativa es cada vez más madura y está más profesionalizada. Los enfermos disponen de mayor información y sus miedos o recelos con respecto al encarnizamiento terapéutico han ido disminuyendo en proporción a la confianza generada por estas actuaciones".
Pacheco recuerda que el caso más complicado al que se ha enfrentado fue una consulta sobre limitación del esfuerzo terapéutico y afirma que las principales dudas tienen que ver con estos casos y los tratamientos fútiles. También con la negativa de pacientes a ciertos tratamientos, altas no aceptadas e ingresos involuntarios (enfermos psiquiátricos y algunos con patologías infecto-contagiosas).
Pacheco recuerda que el comité ha elaborado el protocolo de actuación para sedación paliativa/sedación terminal, el de actuación ante internamientos involuntarios y otro para pacientes que rechazan transfusiones de sangre y/o hemoderivados.

Ley muy positiva
Según el bioético, la Ley de Autonomía del Paciente "puede ser considerada, como algún autor ha indicado, el triunfo de la Bioética al dar carta de naturaleza a la ética asistencial en las instituciones sanitarias". A pesar de ello, todavía existen lagunas. "Aún persiste la cultura de la poca información al paciente sobre el diagnóstico y sobre todo, con el pronóstico. En ese aspecto la legislación va algo por delante de la realidad social. No obstante, existe una evolución hacia el hecho de que el paciente sea el principal receptor de la información.
Además, la implicación de los médicos cada vez es mayor, aunque su formación ética es mejorable y se debería dar más importancia a la formación ética en las facultades y escuelas profesionales. "Estamos en el buen camino, aunque aún queda mucho por hacer". Pacheco señala que se sienten suficientemente reconocidos por los facultativos y que facilitan la discusión y la reflexión de carácter ético.

 

10.- Setenta y cuatro países imponen restricciones de entrada a las personas con VIH
ONUSIDA insiste en que los seropositivos no son una amenaza para la salud pública
ELMUNDO.ES | EFE 07/03/2008

Según los datos de ONUSIDA, el organismo de Naciones Unidas que se encarga de la lucha contra el VIH, un total de 74 países imponen actualmente restricciones de entrada de algún tipo a las personas portadoras del virus del sida. Doce de estos lugares llevan las restricciones al límite e impiden totalmente la entrada de seropositivos, independientemente del motivo por el que quieran visitar el país y del espacio de tiempo que quieran permanecer.
Entre los países que prohíben por completo la entrada de pacientes con VIH se encuentran China, Estados Unidos, Colombia, Arabia Saudí y Libia. Además, una portavoz de ONUSIDA reconoce que la información sobre otros 22 países es contradictoria y en 27 estados más no hay datos, por lo cual podría acercarse al centenar el total de lugares del mundo donde los portadores del virus tienen problemas para entrar.
El elevado número de países con esta práctica ha llamado la atención del organismo de la ONU, que ha formado un equipo internacional para alertar sobre esta cuestión. La intención es poner la cuestión en la agenda política y eliminar progresivamente estas barreras, que existen desde el principio de la epidemia de sida, hace ya 25 años, pero que en la actualidad se consideran obsoletas y discriminatorias.
Las restricciones impuestas son en algunos casos para quienes pretenden entrar a un país por un corto periodo, por razones de turismo, negocios u otras, pero sobre todo para los que pretenden permanecer estancias largas, como los emigrantes, expatriados, estudiantes o peticionarios de asilo. El principal impacto lo sufren, según este organismo, los emigrantes laborales, que o bien desconocen que son seropositivos y en el último momento son vetados, o bien se infectan a su llegada al país y después son deportados.
Uno de los casos más notables es el de seropositivos a los que se les negó la entrada a países donde se iban a participar en conferencias sobre el Sida, por considerar que su entrada supondría un peligro para la salud pública.
Una amenaza falsa
Las razones más comunes esgrimidas para justificar estas restricciones tienen que ver con la protección de la salud pública del país de acogida y con los posibles costes derivados del cuidado y tratamiento de estos pacientes.
Sin embargo, tanto ONUSIDA como la Organización Mundial de la Salud (OMS) insisten en que no existe este peligro para la salud pública y, por tanto, no puede servir de justificación. "Estas limitaciones van en contra de la declaración de derechos humanos y atenta contra la libertad de movimiento de estas personas", indica el organismo.
"Las restricciones basadas en el estado serológico de la persona ponen de manifiesto, una vez más, la excepcionalidad del sida", declara Peter Piot, director ejecutivo de ONUSIDA. "Ninguna otra condición impide que las personas entren a los países por negocios, por turismo o para atender a congresos y conferencias. Ninguna otra condición hace que los afectados tengan miedo de que les descubran los medicamento en el equipaje y les nieguen la entrada, mandándoles de vuelta a sus países de origen", añade.
Para la ONU, estas leyes discriminatorias no tienen justificación en base a la salud pública, porque "el VIH no es una amenaza, ya que el virus no puede transmitirse simplemente por la mera presencia de un infectado en un avión o en una calle".
La mayoría de las restricciones se basan en una ley o norma administrativa que requiere a los viajeros que indiquen que no tienen VIH antes de entrar en un país. Algunos países van más lejos y exigen que las personas se sometan a un test de VIH, sin salvaguardar la confidencialidad que requieren estas pruebas.

 

11.- En el Hospital: ¿ordenador o papel?
El Mundo 11 marzo 2008.

'A la hora de recabar datos sobre el paciente, los ordenadores de bolsillo no superan a las tradicionales notas a mano…Al menos, de momento'. Ésa es la conclusión a la que ha llegado una investigación estadounidense. Sus autores destacan que, pese a que con las PDA se obtiene una información más completa, las dificultades técnicas siguen siendo un obstáculo para un gran número de usuarios. Sin embargo, profesionales con años de 'experiencia digital' alaban su efectividad.
Para llevar a cabo su trabajo, estos investigadores pidieron la colaboración de 19 enfermeras y asistentes médicos. Cada profesional debía obtener información sobre inmunizaciones neumocócicas en 60 pacientes siguiendo las pautas de un cuestionario. En la mitad de los casos era necesario que tomaran notas a mano; en el resto, debían utilizar un ordenador de bolsillo. Después, debían remitir los informes a los investigadores.
Al final del experimento, los autores de este trabajo recibieron un total de 1.003 informes: el 94% de los realizados a mano y el 84% de los que se hicieron a través de medios electrónicos.
Según los investigadores, la tasa de envío de documentos realizados con un ordenador de bolsillo fue más baja ya que los participantes manifestaron haber tenido problemas técnicos con los aparatos. Además, tres de los participantes enviaron sólo documentos en papel debido a distintas dificultades de organización o al robo de los aparatos.
Problemas técnicos vs. omisión de datos
Sin embargo, al comparar las tasas de errores de omisión que contenía cada informe, los investigadores comprobaron que en un 35% de los informes de papel faltaba algún dato, mientras que esa tasa se reducía a tan sólo un 3% en los documentos elaborados con una PDA.
"Aunque con los ordenadores de bolsillo se obtuvieron datos más completos que con los métodos de papel, los primeros no se mostraron superiores [en este estudio] ya que, debido a problemas técnicos con su uso o al robo de los dispositivos, se perdió mucha información", explican los autores en el trabajo, cuyas conclusiones se publican en el último número de la revista 'Annals of Family Medicine'.
"Nuestra observación es que las PDA funcionan bien 'a veces'. No podemos darles un aval inequívoco […] Los datos sugieren que se pueden obtener datos adecuados sobre un paciente usando las dos formas", remarcan, si bien reconocen que su estudio tiene importantes limitaciones.
Un ejemplo español
Ana Pérez, subdirectora del servicio de enfermería del Hospital Son Llàtzer de Palma de Mallorca, lleva casi siete años empleando medios electrónicos en su trabajo y lo tiene claro: "en el futuro todos los hospitales los emplearán porque son más efectivos".
Apenas había utilizado un ordenador en el trabajo hasta que, en 2001, entró a trabajar en el centro balear, que ya nació con todos sus servicios informatizados. "Al principio fue un poco duro. Fue un impacto personal muy grande. Pero pronto me di cuenta de lo que puede facilitarte las cosas", explica.
En su servicio utilizan PDA, ordenadores convencionales y Tablet PC, en función de las distintas tareas que tienen que realizar. "Usando estos dispositivos es más sencillo no omitir datos y son realmente útiles a la hora de desarrollar, por ejemplo, planes de cuidados", remarca esta profesional, quien también destaca la utilidad de los sistemas electrónicos para extrapolar datos y realizar estadísticas o estudios.

 

12.- La Asamblea Mundial de la Salud revisa el Reglamento Sanitario Internacional
Azprensa, 13-03-08.
En el documento se solicita a los estados miembros que colaboren activamente entre sí y con la OMS para que el reglamento pueda aplicarse de manera efectiva, según se recoge en su publicación en el Boletín Oficial del Estado de España
La Asamblea Mundial de la Salud ha revisado el Reglamento Sanitario Internacional, suscrito en 2005, revisión en la que se insta a los estados miembros a que a que creen, refuercen y mantengan las capacidades prescritas en el Reglamento, movilizando los recursos necesarios a tal fin. Asimismo, solicita que colaboren activamente entre sí y con la OMS, para que el mencionado reglamento pueda aplicarse de manera efectiva.
Otro de los puntos abordados en el documento es la ayuda que se debe prestar a los países en desarrollo y los países con economías en transición, con el objetivo de crear, fortalecer y mantener las capacidades de salud pública.
El objetivo de este Reglamento, como se recoge en el documento, es velar por la aplicación de medidas adecuadas para proteger la salud pública y reforzar la respuesta mundial a la propagación internacional de enfermedades, así como reforzar las capacidades de la OMS para desempeñar operaciones sanitarias estratégicas, con el fin de prestar apoyo a los países en lo que se refiere a la detección y evaluación de emergencias de salud pública y la adopción de las correspondientes medidas de respuesta.
Para ello, debe colaborar con los estados miembros, facilitando cooperación técnica y apoyo logístico, incluso movilizando recursos financieros para prestar apoyo a los países en desarrollo con miras a crear, fortalecer y mantener las capacidades prescritas.
Finalmente, en el documento se recoge la importancia del Reglamento Sanitario Internacional como el instrumento neurálgico en la lucha mundial contra la propagación internacional de enfermedades, subrayando a su vez la importancia de la función de la OMS en la alerta ante brotes epidémicos y la respuesta ante eventos de salud pública de ámbito mundial, con miras a responder a la necesidad de velar por la salud pública mundial.
Por último, en el documento también se recogen las organizaciones intergubernamentales u órganos internacionales competentes con los que se prevé que la OMS coopere y coordine sus actividades, que son: las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el Organismo Internacional de Energía Atómica, la Organización de Aviación Civil Internacional, la Organización Marítima Internacional, el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, la Federación Naviera Internacional, y el Office internacional des Epizooties.

 

13.- Última Encuesta Nacional de Salud en España.
Refleja que el 21,3 por ciento la población de más de 16 años tiene riesgo de padecer una patología mental.
El Mundo, Marina Tocón 13/03/2008

La última Encuesta Nacional de Salud 2006-2007 analiza por primera vez la prevalencia de casos de morbilidad psiquiátrica o padecimiento psicológico en España, y lo cierto es que los números provocan "una relativa preocupación", según comentó ayer José Martínez Olmos, secretario general de del Ministerio de Sanidad durante la presentación del estudio.
El 21,3 por ciento de la población a partir de 16 años presenta algún riesgo de mala salud mental (15,6 por ciento de los hombres y 26,8 por ciento de las mujeres), siendo este riesgo mayor a medida que aumenta la edad. En la población infantil los números no son mejores, puesto que el 22,1 por ciento de los menores de entre 4 y 15 años presentan problemas de conducta relacionados con la hiperactividad y la socialización.
Los resultados, a juicio de Martínez Olmos representan una "señal de riesgo que permiten la posibilidad de intervenir y revertir la tendencia. Detectan los grupos que requieren atención preferencial y potencian la prevención". Y es que, como recordó, las patologías mentales "necesitan un esfuerzo importante", algo de lo que ya se encarga la Estrategia Nacional de Salud Mental aprobada por el Consejo Interterritorial en 2006 (ver DM del 13-XII-2006) y que ahora ultima un abordaje específico para la población infantil, "un grupo prioritario que presenta cifras preocupantes".
La encuesta también analiza nuestros estilos de vida. En relación con el hábito tabáquico, el 31,6 por ciento de los hombres y el 21,5 por ciento de las mujeres se declaran fumador habitual. "Hemos logrado invertir la tendencia, pero hay que mantener esfuerzos porque se detecta que cada vez más jóvenes se incorporan al hábito", comentó el secretario general. El grupo de riesgo se sitúa entre los 44 y 54 años, el mismo que registra también un mayor consumo de alcohol en cantidades consideradas de riesgo (6,8 por ciento en hombres y 2,7 entre las mujeres).
El trabajo también refleja que la calidad de vida infantil es superior a la media europea, pero incide en que la obesidad continúa siendo un problema acuciante que afecta a uno de cada diez menores de 18 años.
Asimismo, la encuesta analiza el grado de utilización de los servicios sanitarios, que se ha incrementado en trece puntos porcentuales desde 1987, año en el que se puso en marcha la primera Encuesta Nacional de Salud.

Urgencias, lo peor
La peor parte se la llevan los servicios de urgencia, que han duplicado su asistencia en los últimos 20 años (del 12 al 30 por ciento). Sin embargo, para Martínez Olmos, "que se usen mal los servicios sanitarios tiene un aspecto positivo porque prueba la accesibilidad a los servicios públicos". En su opinión, "se debe reforzar la capacidad de atención primaria para poder aumentar los casos susceptibles de resolver en la consulta".

 

14.- Las clínicas de Morín utilizaban tres vías para falsificar los informes psiquiátricos
ABC, 16 marzo 2008. M. J. F. BARCELONA.

En ayunas, con el Documento Nacional de Identidad y acompañadas por alguien. Este era el equipaje que debían llevar a las clínicas del doctor Carlos Morín las mujeres que iban a abortar. Así se les advertía en persona si acudían antes a los centros, o por teléfono cuando llamaban para fijar la fecha de la intervención, que en algunos casos se realizaba el primer día que pisaban las clínicas Ginemedex o TCB. No parece que se dedicara demasiado tiempo a comprobar la salud física y, sobre todo, psíquica de las mujeres, supuesto este último que daba cobijo a la inmensa mayoría de los abortos ilegales.
La investigación del "caso Morín" no ha acabado, pese a que el sumario judicial instruido hasta ahora lo engrosan cerca de 4.000 páginas. De las 2.789 historias clínicas del año 2007 que constan en poder de la Guardia Civil -a quien la titular del Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, Elisabet Castelló, encomendó la investigación-, apenas se han analizado 139. Sin embargo, y a la espera de que concluya el trabajo, las pesquisas evidencian el cúmulo de presuntas irregularidades en el funcionamiento de los centros, donde también se hacen prácticas ginecológicas permitidas.
Indicios de delito
Supuestos abortos ilegales, algunos en estados muy avanzados de gestación de la mujer y también a menores, a los que se daba apariencia legal con papeles falsos; cobros en dinero negro a las mujeres y pagos con la misma opacidad a algunos de los empleados de Morín por practicar las intervenciones, o el sistema montado para captar clientes, son algunos de los ejes que trasluce el sumario.
En un auto judicial que consta en él, la magistrada afirma que, en base a los datos aportados por la investigación, "aparecen indicios suficientes para considerar la realidad de la presunta comisión de un número importante e indeterminado de delitos de aborto ilegal", además de otros delitos continuados de falsedad documental, intrusismo profesional y asociación ilícita. La juez alude a la "gravedad de los hechos que se investigan, ya que en primer lugar se trata de delitos contra el valor supremo que es la vida", cuando ordena los registros en las clínicas y en el domicilio de Morín.
El propio doctor reconoció en su declaración judicial que en sus centros "puede haber sucedido en alguna ocasión" que se hayan hecho abortos después del segundo trimestre de gestación "bajo criterio psiquiátrico". Y en los informes psiquiátricos irregulares parece sustentarse buena parte de la trama de estas clínicas barcelonesas. Carlos Morín afirma en otro momento que el 97 por ciento de los abortos que se practican en sus centros se hacen acogiéndose al supuesto de grave riesgo para la salud física o psíquica de la madre. La ley en este caso no permite la interrupción después de las 22 semanas de embarazo.
Según se desprende de lo investigado, las falsificaciones o manipulaciones de los informes psíquicos, preceptivos y previos a la interrupción del embarazo, se hacían de tres maneras y en todas figuraba el denominado Test de Goldberg. La respuestas que las personas dan las preguntas que plantea ese test permiten valorar estados de depresión.
Cuestionarios
Según una de las maneras fraudulentas de actuar, a la paciente se le daban dos cuestionarios idénticos del Test de Goldberg. Se le pedía que rellenara y firmara uno de ellos y que el otro sólo lo firmara. Posteriormente hacían desaparecer el cuestionario cumplimentado por la mujer y personal de las clínicas rellenaba el que sólo estaba firmado, que se unía a la historia clínica.
Otras veces no se le daba a la paciente el test, que luego cumplimentaba el personal falsificando la firma. Según la tercera vía, la mujer tenía que rellenar el cuestionario y también firmarlo. Luego se hacía desaparecer y el personal rellenaba y firmaba uno nuevo, que igualmente se adjuntaba a la historia clínica.
La mayoría de las pacientes que han declarado hasta el momento coinciden en que no fueron visitadas nunca por un psiquiatra antes de someterse al aborto. Muchas mujeres -que acudían a la clínica con el estómago vacío, el DNI y el acompañante- recordaban haber tenido que firmar a su llegada papeles en blanco que, según les dijeron, eran para autorizar la intervención y para la anestesia. Otras no saben para qué servían los documentos y algunas no reconocieron como suya la firma que aparecía en ellos.
Las reconocimientos psíquicos corrían a cargo presuntamente de dos psiquiatras que trabajaban para las clínicas, además de practicar su profesión en otros centros sanitarios, incluso públicos. La investigación sobre estas dos personas permitió descubrir que varios de los días en que se practicaron abortos, ninguno de ellos acudió a las clínicas Ginemedex y TCB.
Según las denuncias de ex empleados, presuntas violaciones servían también para dar cobertura a mujeres que abortaban, por ejemplo, por presiones familiares o porque se acababan de separar de su pareja.

 

15.- Psiquiatras advierten que aborto puede llevar a enfermedad mental.
Según los profesionales, no debería permitirse que las mujeres se expusieran a una operación de ese tipo sin advertirles antes del riesgo que corre su salud mental.
La Tercera, Chile, 16/03/2008.

Las mujeres que se someten a un aborto pueden acabar sufriendo problemas mentales, ha advertido el Colegio Real de Psiquiatras del Reino Unido.
Según esa institución, no debería permitirse a las mujeres exponerse a una operación de ese tipo sin avisarlas antes del riesgo que corre su salud mental.
Esa advertencia, recogida en el dominical "The Sunday Times", se produce cuando el Parlamento se dispone a votar una propuesta tendente a reducir el plazo máximo en que es legal practicar un aborto "por motivos sociales".
La propuesta de reducir ese plazo de las 24 semanas actuales a sólo 20 semanas no tiene el apoyo del Gobierno laborista.
Sin embargo, según un sondeo publicado por el mismo dominical, un 59 por ciento de las mujeres se muestran favorables a esa reducción del plazo frente a un 28 por ciento que prefieren que todo siga como hasta ahora.
Algunos diputados han propuesto que se dé a las mujeres que desean abortar un plazo suficiente para que puedan reflexionar sobre las consecuencias del aborto y su impacto sobre su salud mental.
Más del 90 por ciento de los 200.000 abortos que se practican anualmente en Gran Bretaña son posibles porque los médicos creen que continuar con el embarazo podría causarle a la mujer un mayor estrés mental.
La polémica en torno al aborto se agudizó hace unas semanas después de que se examinase el caso de una artista prometedora que se ahorcó porque no pudo superar el dolor por haber abortado de dos gemelos.
La artista, Emma Beck, de 30 años, dejó una nota en la que se arrepentía de haber abortado y  afirmaba que vivir se había vuelto para ella un "infierno".

 

16.- El Reino Unido permite conocer al donante
El País. WALTER OPPENHEIMER 17/03/2008
 
La legislación sobre el anonimato de los donantes de esperma, óvulos y embriones para fertilización asistida es muy diversa en Europa. Mientras en Italia está prohibida la donación de gametos, en Francia y en Dinamarca el anonimato está garantizado, pero en el Reino Unido los nacidos por reproducción asistida tienen derecho a conocer la identidad del padre biológico al cumplir los 18 años.
Los británicos han querido así llevar a la reproducción asistida la misma lógica en que descansa el derecho de los niños adoptados a conocer la identidad de sus padres biológicos. Ese derecho está reconocido por una ley de 1 de abril de 2005 que no se aplica de forma retroactiva, por lo que las donaciones anteriores a esa fecha siguen siendo anónimas y en la práctica no empezará a aplicarse hasta 2023, cuando cumplan 18 años las personas nacidas mediante donaciones posteriores a la entrada en vigor de la ley.
En realidad podrían darse casos un poco antes porque la ley permite que se puedan identificar al padre biológico los menores de 18 años que vayan a formar una familia -y quieran asegurarse de que no son consanguíneos con su pareja- o quieran tener un hijo. La identidad del donante sólo se comunica a sus hijos biológicos, pero no a los familiares de estos.
Las parejas que quieren beneficiarse de una donación tienen derecho a conocer detalles del donante siempre y cuando no puedan identificarle, como el color de los ojos o de la piel. A su vez los donantes tienen derecho a saber si su donación se ha concretado en nacimientos, cuántos y de qué sexo.
Al cumplir 18 años, las personas concebidas mediante donaciones de gametos tienen derecho a conocer el nombre, la fecha de nacimiento y la última dirección registrada del donante. Éste, sin embargo, no contrae ninguna obligación legal o económica para con los hijos si la donación se ha hecho a través de una agencia oficial.
El año pasado, un bombero de británico fue obligado a ayudar económicamente a una mujer lesbiana a la que había ayudado a tener dos hijos porque la donación se hizo al margen de las agencias autorizadas.
Cuando el desamor apareció entre las dos madres de la pequeña, la biológica, al verse sin recursos para mantenerla, decidió reclamar apoyo al amigo que voluntariamente le había donado semen para inseminarse. La Administración decidió que, al ser el padre biológico y tratarse de un acuerdo privado y no a través de una agencia, debía asumir parte del sustento de la niña.
En Dinamarca, el Gobierno intentó acabar con el anonimato de las donaciones de esperma por razones fiscales, pero acaba de recular porque las donaciones son habituales entre los estudiantes, que reciben entre 36 y 67 euros en función de la calidad y cantidad del semen.
Además, Dinamarca lleva dos décadas exportando donaciones de semen que han ayudado a que se queden embarazadas más de 15.000 mujeres en el extranjero.

 

17.- Embriones híbridos, propuesta innecesaria y reprobable
La puerta abierta a la creación de embriones híbridos en el Reino Unido ha provocado un encendido debate.
Diario Médico. Gonzalo de Santiago 19/03/2008

El proyecto de ley de fertilidad y embriología del Reino Unido, que posibilita crear embriones híbridos con ADN de animales y seres humanos con fines de investigación, ha generado un enardecido debate.
Mientras el Gobierno británico cree que podría solucionar la escasez de huevos humanos para investigar la curación de enfermedades como el Parkinson o neuromotoras, al considerar que los embriones citoplásmicos creados con óvulos de conejos o vacas y material genético humano aportado por donantes pueden representar una reserva importante de células madre, parte de la sociedad británica ha reaccionado ante lo que han calificado de monstruosidad. Este tipo de embriones podrían ser autorizados a vivir sólo 14 días.
Según publica Bioethics, voces como la de Liam Donaldson, jefe de servicios médicos del Reino Unido, considera que esta iniciativa supone un paso demasiado arriesgado y ha advertido de que incluso algunos científicos sienten repugnancia ante la idea. Además, el primer ministro británico, Gordon Brown, se enfrenta a una rebelión de los miembros católicos de su gobierno en torno al proyecto de ley laborista sobre investigación embrionaria y fertilidad.
José Jara, presidente de la Asociación de Bioética de la Comunidad de Madrid, considera que esta normativa "es un paso más en el desprecio a la vida en sus fases iniciales" y que "la verdadera intención no es otra que aumentar la inversión y justificar las becas en la investigación y no en beneficiar a la sociedad".

No en España
Jara ha afirmado que la legislación española no contempla esta posibilidad y que no sería deseable que lo hiciera. Además, cree que ya se ha demostrado que las células madre embrionarias tienen el listón insalvable que supone "el desproporcionado riesgo de que desarrollen tumores malignos" y aboga por utilizar células madre de tejidos adultos.
La creación potencial de este tipo de embriones ha provocado la repulsa incluso de científicos del Reino Unido. Algunos de ellos han preguntado si la legislación no ha ido demasiado lejos y en dirección equivocada. Además, se preguntan si ese tipo de híbridos son necesarios porque las células madres provenientes del propio paciente ya han sido usadas para tratar enfermedades.
Colin McGuckin, profesor de medicina regenerativa de la Universidad de Newcastle, ha mostrado que las células madre extraídas del cordón umbilical de un recién nacido pueden ser transformadas en piel y tejido vivo. "Existen muchos tipos de células madre disponibles para desarrollar nuevas terapias y es decepcionante que se ponga un énfasis excesivo en utilizar células madre embrionarias".
El pasado mes de noviembre el profesor Shinya Yamanaka, de la Universidad de Kioto, anunció que había reprogramado con éxito células de la piel en células pluripotentes, haciendo posiblemente innecesario el uso de material de los embriones.
César Nombela, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense, opina que es inaceptable desde el punto de vista ético la creación de embriones quiméricos humano-animales y que, además, la aplicación de este tipo de línea de investigación en humanos es imposible. "La hipotética ventaja -clonación humana sin emplear ovocitos de mujer- palidece al lado de otras muchas reservas, incluida la del improbable traslado a la clínica humana".
Permite los llamados 'bebés medicamento'
Otro aspecto polémico del proyecto de ley británico consagra la creación mediante la fecundación in vitro de los llamados bebés medicamento. Aquí la ley va más lejos de la practica actual al sugerir que se podrían crear niños para donar parte de un órgano, como por ejemplo la médula ósea a un hermano enfermo.
Esta posibilidad se ha granjeado una fuerte oposición y ha sido calificada de abuso. Según José Jara, esta posibilidad, "que es éticamente rechazable", ya ha sido superada por la utilización de tejido procedente del cordón umbilical. En su opinión, "hay que insistir y apoyar que las parejas se vayan acostumbrando a guardar los cordones umbilicales de los recién nacidos".
La norma también permite deshacerse o eliminar los embriones que sufren graves enfermedades, lo que ha provocado la ira de algunos defensores de las incapacidades que quieren variar totalmente la legislación permitiendo a las clínicas de fecundación que protejan a aquellos embriones que porten anormalidades genéticas.

 

18.- Médicos ingleses buscan 'niños delincuentes'
La medida pretende detectar comportamientos 'sospechosos' de convertirse en delictivos
El Mundo 21/03/2008 13:50 (CET)

Niños con alto riesgo de convertirse en delincuentes. Nada menos que eso es lo que intentarán identificar a partir de ahora los médicos, profesores y trabajadores sociales en Reino Unido, según planes revelados esta semana por el Gobierno del país.
Las escuelas, clínicas y los centros de educación social deberán estar alerta para detectar en los alumnos comportamientos sospechosos de convertirse en delictivos en el futuro. A estos niños 'problemáticos' se les asignará un mentor -descrito por las autoridades británicas como un profesional que ofrezca apoyo continuo y asertivo- que se encargará de modificar las actitudes erróneas de sus pupilos, según publica 'The Guardian'.
Esta iniciativa es parte de una estrategia que tiene como objetivo frenar a tiempo conductas delictivas en los más pequeños. Las autoridades han expresado que las medidas "no serán negociables" para las familias y los niños sobre cuya actitud se tenga dudas. Si no cumplen el programa se enfrentarán a posibles sanciones legales, según ha aclarado el Departamento británico para la Infancia, los Colegios y las Familias.
"La comunidad quiere iniciativas que duren y eso significa no sólo frenar un mal comportamiento cuando ocurre, sino también intervenir antes para cambiarlo y que no se convierta en un problema mayor", señala Ed Balls, secretario para la infancia.
Estos proyectos de intervención se probarán en 20 áreas del país. Por un lado, se pedirá a las autoridades locales una lista de los adolescentes más problemáticos. Además, se solicitará a todas las instituciones en contacto con niños en estas áreas piloto (incluidas escuelas, clínicas sanitarias y centros de educación social) que informen de la sospecha de comportamientos irregulares en cualquier chico, incluyendo absentismo escolar continuado y falta de apoyo paterno.
Premio para los rehabilitados
Un total de 23 millones de libras se destinarán a facilitar el acceso a actividades deportivas y creativas en las zonas menos favorecidas. Esta iniciativa incluirá un premio nacional que reconocerá a los jóvenes que se rehabiliten y contribuyan a mejorar su comunidad.
El Defensor del menor, Beverley Hughes, ha dicho: "Sabemos que la mejor manera de curar es prevenir. Podemos notar los primeros signos de alarma en jóvenes y familias que tengan problemas".
"Intervenir de forma temprana y requerir a los niños y a sus padres que se enfrenten tanto a las causas del problema como a su comportamiento, prevendrá las actitudes antisociales y permitirá actuar de forma más efectiva si se producen", asegura Hughes.
Martin Narey, jefe de una organización sin ánimo de lucro ha declarado que "nadie discute que las sanciones para un mal comportamiento son necesarias y apropiadas", pero ha añadido que "de cualquier forma, sólo son una parte del problema".
"Necesitamos llegar a las raíces del comportamiento, que a menudo se encuentran en familias desestructuradas, abuso de drogas, problemas de alcohol, o bajo rendimiento escolar. Esto no son excusas, pero hay problemas a los que hay que enfrentarse. Y los adolescentes no están obteniendo la ayuda que necesitan. Asegurarse de que lo consiguen es lo más importante", ha añadido.
Desde la oposición han criticado que "el gobierno ha decidido una vez más perder el tiempo. Cada vez hay más evidencias de sus carencias para afrontar la realidad de familias y comunidades rotas en un país fracturado. Si creen que este 'parche' para niños problemáticos es la solución a las dificultades que se viven en las calles británicas, se están haciendo ilusiones".
Varios profesores advirtieron en días pasados que la desaparición de la familia tradicional amenaza la educación de toda una generación. Un gran número de alumnos procedentes de familias desestructuradas abandonan los estudios porque son incapaces de concentrarse a causa de su "confusión emocional", según han denunciado los docentes.

 

19.- Las pautas éticas, obsoletas ante la investigación del genoma
Diario Médico. Redacción 25/03/2008.

Los recientes adelantos tecnológicos han hecho posible que los científicos puedan secuenciar un genoma humano completo, pero estos mismos avances conllevan ciertas desventajas. Frente a valiosos beneficios como la mejora del diagnóstico de enfermedades o el diseño racional de medicamentos, el impacto de estas investigaciones en la autonomía de los participantes ha recibido mucha menos atención.
En un nuevo ensayo publicado en PLoS Biology, Timothy Caulfield, director de investigaciones del Instituto de Leyes Sanitarias de la Universidad de Alberta (Canadá) y sus colegas argumentan que la capacidad para secuenciar el genoma completo de una persona ha originado nuevos cambios a los que las pautas éticas estándar no han sabido hacer frente.
Estas cuestiones se refieren a la enorme cantidad de datos conocidos, la incertidumbre sobre los usos futuros de esa información, sus implicaciones en los familiares y su revelación pública. Hasta la fecha se han hecho muy pocos esfuerzos para dotar de nuevas pautas éticas para afrontar estos desafíos.
Caufield y sus colegas ofrecen una declaración de consenso "para proveer de una guía éticamente rigurosa y práctica para los investigadores y consejos éticos reguladores de las investigaciones". Esta declaración es el producto del trabajo de un grupo interdisciplinar que incluye a eminentes bioéticos, abogados e investigadores y afronta los problemas éticos centrales de la investigación del genoma completo.
En cada caso, la diseminación pública de los datos logrados presenta un desafío a los métodos estándares usados para proteger la autonomía y la privacidad de los participantes en las investigaciones, que pierden fácilmente el control sobre el acceso a sus datos.
Por ello, debe asegurarse que el consentimiento del afectado incluya la información sobre el uso futuro de esos datos, la limitación de la capacidad del usuario para retirar esa información o la revelación pública de los resultados.
La posibilidad de secuenciar el genoma humano completo ha originado problemas a los que las directrices éticas actuales no pueden responder. Investigadores de Canadá proponen una nueva guía ética.

 

20.- Los test genéticos, sólo si concurre indicación médica
Diario Médico, Gonzalo de Santiago 28/03/2008

En algunos países cada vez más empresas ofrecen pruebas genéticas a cambio de dinero, originando dudas sobre el procedimiento y el destino de esa información. En España la Ley de Investigación Biomédica regula estos test "exclusivamente en el ámbito sanitario".La proliferación de empresas que ofrecen test genéticos personalizados plantea muchas interrogantes sobre la falta de seguridad en su elaboración o el destino de esos datos. En España, a raíz de la entrada en vigor de la Ley de Investigación Biomédica, los test genéticos están controlados. Así, el artículo 1.2 señala que "exclusivamente dentro del ámbito sanitario regula la realización de análisis genéticos y el tratamiento de datos genéticos de carácter personal".
Además, la Comisión Europea ha establecido recomendaciones sobre el modo de realizarlos. Estos consejos, que no son vinculantes, incluyen tanto aspectos legales como éticos y su alcance llega tanto al ámbito de la investigación como al de la práctica clínica.
Fernando Abellán, Doctor en Medicina Legal y Forense, afirma que para realizar un test genético en España "tiene que haber indicación médica. No sólo que un médico esté dispuesto a realizarlo, sino que por la patología o antecedentes del paciente sea pertinente realizarlo para tratar de averiguar algo". Por lo tanto, que lo hagan empresas privadas sería ilegal. "Les corresponde a los centros médicos, que, además, deben respetar la normativa vigente. La ley prohíbe que los datos genéticos sean objeto de cualquier acuerdo comercial".
Según Javier Sánchez Caro, director de la Unidad de Bioética y Orientación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, no puede realizarse un test de este tipo si no es de cara a un diagnóstico en un tratamiento. El bioético destaca además que estos exámenes deben elaborarse acompañados de lo que se conoce como el consejo genético.
"Al mismo tiempo el médico tiene que asesorar sobre cuáles son las implicaciones, lo que puede descubrirse y las posibles alternativas por las que podrá optar el sujeto a la vista del test".

Modo de realizarse
Sin embargo, en Estados Unidos aquéllos que quieran un análisis completo de su herencia biológica pueden dirigirse a empresas como 23 and Me o Knome. El objetivo de la primera es crear una enorme base de datos de genes humanos y realizar todo tipo de tareas con ese conocimiento. El procedimiento es el siguiente: la empresa suministra a sus clientes un kit para análisis de saliva y una vez procesada la muestra, construye un mapa genético del donante y entrega los resultados a través de su sitio en internet. Aquéllos que quieren un análisis más completo pueden dirigirse a la empresa Knome, que explica con detalle los tres billones de letras del código de ADN; "una oportunidad única", según la compañía, de conocerse a sí mismo de forma anónima o no, según opción del usuario.
Para los defensores de este tipo de prácticas subyace la idea de que la creación masiva de información genética que combina genotipos y fenotipos va a facilitar el trabajo de los investigadores en la búsqueda de las determinantes genéticas de muchas enfermedades y condiciones hereditarias.
Para personas con otro tipo de intereses está la página ScientificMatch.com, que publicita que sus test genéticos ayudarán a los interesados a encontrar una pareja con el ADN compatible, que sea más atractiva para ellos y con la que tener hijos más saludables.
Según publica Bioethics, más de 20 compañías ofrecen este tipo de test personalizados y prometen ayudar a los clientes a conocer cuestiones como qué enfermedades son más proclives de contraer en un futuro, si son tímidos o lanzados, o si son propensos a sufrir adicción a las drogas. Un número creciente de médicos tratan directamente con los consumidores.

21.- Un mensaje contraproducente. Ética y eficacia en las campañas de salud sexual
Diario Médico, 28 marzo 2008.

El consenso internacional sobre prevención del sida propone una estrategia con tres elementos: abstinencia para los jóvenes sin pareja, fidelidad en las parejas y, cuando lo anterior no sea posible, preservativo para reducir el riesgo. En cambio, las campañas de “sexo seguro” realizadas en España en los últimos quince años solo difunden el tercer mensaje. En el último número de Cuadernos de Bioética (enero-abril 2008), José Jara Rascón y Esmeralda Alonso Sandoica, médicos, analizan los presupuestos y resultados de esas campañas. Ofrecemos un extracto de su trabajo.
Firmado por Esmeralda Alonso Sandoica   José Jara Rascón  
Fecha: 26 Marzo 2008
El ejercicio de la sexualidad en la población adolescente se ha convertido en un campo de confrontación ideológica. Simplificando las posturas, se podría afirmar que el debate se reduce a dos líneas argumentales. Por un lado se afirma que la única actitud posible, en un Estado donde existe un amplio pluralismo de opiniones, es la promoción del “sexo seguro” mediante la utilización de preservativos u otros métodos de barrera en las relaciones sexuales para evitar tanto embarazos no deseados como posibles enfermedades de transmisión sexual.
Frente a esto, se situaría la opinión por la cual, precisamente debido a esta variedad de estilos de vida, el Estado debe promocionar las conductas que ofrezcan mejores posibilidades de conseguir una estabilidad afectiva y emocional a largo plazo en la vida sexual de sus ciudadanos. Se estaría hablando en esta última opción de “sexo responsable” y esto requeriría una actuación más integral en el campo de la educación abordando diversas facetas.
Los embarazos precoces no bajan
Desde 1995, periódicamente se repiten las campañas de salud sexual por parte del Ministerio de Sanidad. Los matices y lemas escogidos entre dichas campañas suelen oscilar poco, teniendo habitualmente como población diana a los adolescentes y a la población joven. La justificación aducida para su puesta en marcha suele ser la constatación del aumento del número de abortos, la propagación de la epidemia de la infección por el VIH (sida) o el aumento de enfermedades de transmisión sexual (ETS), y la propuesta que se ofrece a la población es siempre la misma: el uso de métodos de barrera mediante la utilización del preservativo.
Dado que cada una de estas campañas tienen un alto coste económico (la iniciada en 2004 bajo el lema “Por ti, por todos, úsalo” requirió la inversión de 1,4 millones de euros), parece ineludible plantearse qué resultados se están obteniendo. Concretamente, ¿se ha logrado, al menos, la estabilización de las cifras de abortos, la punta del iceberg de los embarazos no deseados, en los últimos años?
Según datos del Instituto de Economía y Geografía del CSIC, en el año 2000 cuatro de cada diez adolescentes españolas entre 15 y 19 años que estaban embarazadas optaron por interrumpir la gestación durante ese año. Esa proporción resulta ser el doble de la encontrada en 1990.
Esta línea ascendente en el número de abortos entre los adolescentes se ha mantenido sin apenas mesetas en los informes oficiales emitidos en años sucesivos sin que las sucesivas campañas realizadas hayan sido capaces de frenarla. De hecho, el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) en su informe “Juventud en España 2004” señalaba que, a pesar de que los jóvenes tienen hoy más información que nunca sobre temas sexuales y métodos anticonceptivos, todo indica que no es suficiente: una de cada diez jóvenes españolas se queda embarazada sin desearlo, la mayoría (un 75%) entre los 15 y los 21 años.
Estas importantes cifras de gestaciones interrumpidas y embarazos no deseados en la adolescencia parecen relacionarse con bastante probabilidad con el descenso en la edad de inicio en las relaciones sexuales. De hecho, una encuesta sobre “Sexualidad y anticoncepción en la juventud española”, realizada recientemente con más de 2.000 entrevistas personales a jóvenes entre 15 y 24 años, reveló que en sólo tres años la media de edad de la primera relación sexual había bajado de estar por encima de los 17 años a situarse en los 16 años.
Más infecciones
Por otra parte, llama la atención los escasos (más bien casi nulos) resultados alcanzados con la “píldora del día siguiente” (PDS), de la que se dispensaron en farmacias y hospitales durante 2005 medio millón de unidades.
Sin embargo, como se ha mencionado previamente, la cifra de abortos ha mantenido su evolución progresiva al alza sin inflexiones desde la introducción de este nuevo recurso de anticoncepción de emergencia. La explicación de este fenómeno es fácil de comprender si se tiene en cuenta que las posibilidades de embarazo tras una única relación sexual se sitúan en sólo un 8% y la eficacia de la píldora disminuye en relación al tiempo transcurrido desde el coito hasta su ingesta, por lo que no siempre es eficaz. Por tanto, un enorme número de píldoras dispensadas no habrán servido para interrumpir ningún embarazo, sencillamente porque dicho embarazo no se había producido. En cambio, la publicidad mediática desarrollada en torno a esta PDS, haciendo pensar que si se produce un embarazo no deseado la ingesta de la PDS resolverá el problema, parece aumentar el número de relaciones sexuales de riesgo, por lo que el efecto final conseguido es el inverso al previsto.
Respecto a las infecciones de transmisión sexual, la evolución de los últimos años, después de varias campañas consecutivas, tampoco permite demasiados optimismos respecto a los logros obtenidos. Frente a las 700 infecciones de sífilis y a las 805 de gonorrea declaradas en 2001, en 2005 se registraron 1.255 y 1.174, respectivamente, según datos del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria.
Visión simplista de la sexualidad
El ejercicio de la sexualidad conlleva una gran carga ética al implicar un acto de interrelación humana mediante el cual dos personas ponen en contacto no sólo sus cuerpos sino también su intimidad más profunda, entrando ahí en juego sentimientos, confianza, compromisos, afectividad e incluso disponibilidad para asumir todo lo que supone engendrar una nueva vida. Por el contrario, cuando lo que predomina es una vivencia contraria a la ética, el acto sexual puede ser también expresión de egoísmos, utilización de otra persona en beneficio propio, engaños, deslealtades e incluso ejercicio de vejaciones humillantes para la pareja.
Por tanto, plantear la educación sexual únicamente como aprendizaje de medidas de protección para no contagiarse de posibles infecciones o evitar embarazos parece una visión demasiado simplista de la sexualidad. Cuando este enfoque se vuelca sobre los jóvenes el resultado esperable es lo que se ha denominado una educación tipo “parche”, incapaz de atajar problemas, insuficiente, tardía y demasiado biológica.
De hecho, hay que asumir que el sexo no es, en contra de lo que a simple vista pueda parecer, una práctica estrictamente privada. Su repercusión social es enorme, con claras implicaciones sobre la demografía de los países y la necesidad de un amplio consumo de recursos si se realiza un mal ejercicio. Los embarazos de menores de 19 años, por ejemplo, suponen en una gran cantidad de casos rupturas de la trayectoria biográfica de esas personas, con déficits posteriores en su escolarización y consecuentes dificultades en su entorno social, laboral y familiar que requerirán posteriormente, en muchos casos, la ayuda de diferentes agentes sociales.
Imposible neutralidad
Sin embargo, posiblemente, las autoridades sanitarias, no sólo en España sino en el amplio entorno europeo occidental, se planteen que su función a la hora de diseñar estrategias de prevención en salud sexual para adolescentes debe mantener una postura neutral, lejos de ser calificada como “moralista”, teniendo en cuenta siempre las diferentes sensibilidades sociales ante la sexualidad. Pero, ¿es posible ser neutral en esta materia?
Se puede afirmar que existen dos posturas antagónicas respecto al modo de entender la sexualidad. En un extremo estaría el sentimiento de que la sexualidad se debe ejercer de modo libre, sin ataduras ni compromisos. En la contrapartida a esto, se situaría la idea de que los actos sexuales se deberían realizar en un contexto de amor, lo que implicaría lógicamente un compromiso, ya que no se entiende fácilmente un “amor” que sea de usar y tirar. Por todo ello, es difícil asumir que realmente se pueda mantener una postura estrictamente neutra al promover estilos de conducta sexual. O se acepta promover la estabilidad en las relaciones sexuales de nuestros jóvenes o se estará cayendo insensiblemente, aún sin proponérselo, en promover conductas de sexo entendido como un acto lúdico más, sin compromiso y sin amor.
La prevención realista
Debido a esto, el amplio grupo de expertos que, como expresión de un importante consenso, firmaron un artículo publicado en The Lancet bajo el título “Ha llegado el momento para una actuación conjunta en la prevención de la transmisión sexual del HIV”, optaban por desideologizar el debate sobre estrategias de prevención, en principio aplicables al sida, pero también extrapolables a actitudes y comportamientos de riesgo en cualquier actividad sexual. Mencionaban que una política sanitaria realista de prevención de infecciones por vía sexual debería incluir la promoción de la abstinencia entre los jóvenes sin pareja estable y de la fidelidad entre parejas estables ya constituidas, además de la promoción del preservativo para aquellos que ya hubieran optado decididamente por la promiscuidad.
Al igual que ante cualquier riesgo de epidemia, se intentaría así frenar su expansión disminuyendo el tiempo de exposición a los posibles agentes causantes de la infección y, simultáneamente, disminuyendo el número de posibles contactos capaces de propagar el agente infeccioso. Esta línea de actuación propuesta, básica ante cualquier riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas, no ha sido aceptada en nuestro entorno cultural. Sin embargo, no se han dado razones sanitarias, epidemiológicas, para rechazarla.
En el mismo sentido se ha manifestado la Academia Americana de Pediatría, la cual, a través de su Comité sobre la Adolescencia, elaboró recientemente un informe incluyendo entre sus recomendaciones “promover la abstinencia sexual entre los pacientes adolescentes en el momento apropiado” para conseguir disminuir situaciones de riesgo. Posteriormente, este mismo Comité ha aportado nuevas reflexiones sobre la influencia de los medios de comunicación en la sexualidad de la adolescencia concluyendo de modo bastante realista que parece imprescindible buscar la colaboración de los medios en la promoción de actitudes saludables como la abstinencia y la fidelidad en los adolescentes. Estos postulados, no se ofrecen desde ninguna postura ideológica o religiosa preconcebida, sino que se argumentan exclusivamente en base a motivaciones de prevención en salud pública.
Un clima social favorable
Sin embargo, no se debería caer en posturas demasiado simplistas o excesivamente optimistas, asumiendo que bastaría con promover la abstinencia sexual entre los jóvenes, mediante slogans atractivos en carteles publicitarios, para que el comportamiento de éstos cambiase en un importante porcentaje, lográndose así disminuir las tasas de abortos, embarazos no deseados o ETS.
Para maximizar las posibilidades de éxito en la prevención de actitudes de riesgo promoviendo un ejercicio responsable de la sexualidad, se deberían intentar actuaciones en un doble plano: la formación a nivel educativo (involucrando tanto a profesores como a los propios padres de los adolescentes) y la creación de un clima social favorable (cooperación de medios de comunicación, agentes sociales, apoyo político institucional).
Respecto al clima desarrollable cara a cara con los adolescentes, tanto en la escuela como en las familias, parece básico señalar que sólo una educación integral en valores puede aportar el marco apropiado para que se comprendan conceptos como la lealtad en las relaciones de pareja, el respeto hacia la otra persona, el autodominio en el control de la afectividad, la aceptación del compromiso como un valor positivo, la apertura hacia la entrega que supone aceptar una gestación, etc.
En este sentido, se deberían propiciar encuentros con los padres para encarar posibles dudas sobre la educación de los hijos adelantándose a problemas futuros. Se intentará así fomentar la madurez afectiva del adolescente, intentando prevenir que las primeras relaciones sexuales obedezcan a presiones del grupo que le rodea, por seguir una moda más o menos impuesta pero no deseada o como consecuencia de situaciones de alcoholismo o consumo de drogas de fin de semana. Este último tipo de relaciones compulsivas, precipitadas, realmente no reflexionadas, son las que pueden con más facilidad dejar secuelas psicológicas o dar lugar a embarazos no deseados, de los cuales un importante porcentaje acabará engrosando el número de abortos ya existente.
Esta visión integradora de la sexualidad debe ser respaldada por la sociedad para no crear un clima de esquizofrenia intelectual entre las enseñanzas recibidas en el entorno próximo del adolescente y lo que se percibe a través de otras fuentes de información. De esto se deriva una gran responsabilidad para los poderes públicos, que pueden propiciar un clima favorable a un ejercicio responsable de la sexualidad o favorecer que se considere como una simple actividad lúdica más. El diseño de campañas de salud sexual donde se recuerde a los adolescentes que “las relaciones no son un juego” puede favorecer la aceptación de normas de autocontrol por parte de los jóvenes, al crearse un clima favorable para ello, del mismo modo que se ha propuesto en relación con el abandono del tabaquismo o del consumo de drogas.

 

22.- El sida no frena a los jóvenes a la hora de mantener relaciones sexuales sin protección
Madrid, 31 marzo 2008 (AZprensa.com)

El estudio se ha realizado a jóvenes de entre 16 y 24 años de Sudáfrica, Singapur, México, Suecia, India, Reino Unido, Rusia, Hong Kong, Alemania y Estados Unidos
El 34 por ciento de los jóvenes ha tenido relaciones sin protección con dos o más parejas a pesar de ser conscientes del riesgo de contraer el VIH/sida, según un estudio encargado por The Body Shop y MTV Networks International.
Así, aunque 52 por ciento de los jóvenes sitúan el sida entre sus mayores preocupaciones, indica que el 56 por ciento de los hombres y el 32 por ciento de las mujeres no rechazarían a su pareja sexual por no usar medidas de protección.
El estudio, que se ha realizado a jóvenes de entre 16 y 24 años de Sudáfrica, Singapur, México, Suecia, India, Reino Unido, Rusia, Hong Kong, Alemania y Estados Unidos, se ha realizado con motivo del lanzamiento de la campaña 'Move your lips', que tiene como objetivo que los jóvenes se conciencien sobre los peligros de la enfermedad.
Entre los encuestados, los suecos resultaron los menos preocupados por el sida y los más proclives a mantener relaciones sexuales sin protección con alguien sólo por tener una apariencia saludable. Por el contrario, es en Sudáfrica, México y Singapur donde los jóvenes están más preocupados por el VIH y los más responsables a la hora de usar preservativos.

 

23.- Un grupo de expertos propone la creación de un banco de ADN sobre reclusos de alto riesgo de reincidencia
EUROPA PRESS. 31 marzo 2008 BARCELONA

La comisión de expertos creada en Catalunya para disminuir la reincidencia de ex reclusos condenados por delitos graves, como violaciones y asesinatos, propuso hoy crear bases de ADN que puedan ser consultadas por todas las fuerzas de seguridad, y la denominada 'vigilancia de conducta', para controlar a los excarcelados que presenten un alto riesgo de reincidencia.
Durante la presentación de las conclusiones, el presidente del grupo de expertos y ex fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), José María Mena, explicó que es necesario que el Ejecutivo español obligue a esos presos a ceder muestras de ADN para poder identificarlos en un futuro en el caso de que cometan un nuevo delito.
Asimismo, exigió que los Mossos d'Esquadra puedan acceder a la base de ADN de que dispone la Guardia Civil y la Policía Nacional para poder identificar a los responsables de un crimen si ya ha sido condenado por otro delito.
La Policía autonómica, explicó Mena, aporta muestras de ADN de presuntos delincuentes para la ampliación de esa base, pero después no puede acceder directamente a la información, sino que debe solicitarla a las fuerzas de seguridad del Estado lo que, en su opinión, es "absurdo, antieconómico y ralentiza" las investigaciones.
Para el ex fiscal jefe del TSJC, es necesario modificar la Ley Orgánica de 2007 sobre bases de datos policiales de ADN porque no obliga a los condenados por delitos graves a entregar muestras de ADN, sino que establece que deben ser los reclusos quienes las ofrezcan de forma voluntaria. Sin embargo, la Policía sí toma las huellas dactilares a todos los procesados.
Por otra parte, Mena instó al Gobierno español a modificar el Código Penal para incluir la denominada 'vigilancia de conducta', un instrumento de control que permitiría reducir los índices de reincidencia de los violadores y los asesinos.
La 'vigilancia de conducta' debe durar entre tres y cinco años -tras el cumplimiento de la pena de privación de libertad- y estar incluida en la sentencia condenatoria, para que el juez responsable de la vigilancia penitenciaria pueda aplicarla en caso de un alto riesgo de reincidencia.
Castración química voluntaria
Por su parte, la consellera de Justicia, Montserrat Tura, explicó que también deberá ser voluntaria la mal denominada 'castración química', una supresión hormonal reversible que debe ser aplicada con el consentimiento del preso y como complemento a otras medidas, y "no como la solución mágica como algunos la han querido presentar".
Los expertos también apuestan por la información compartida entre los distintos actores, una mayor y mejor asistencia a las víctimas en toda Catalunya, el uso de instrumentos como las pulseras electrónicas, la 'libertad vigilada' --para que la puesta en libertad sea gradual-- y la autorregulación de los medios de comunicación para evitar situaciones de alarma social injustificadas.
La comisión, impulsada por Tura y la fiscal superior de Catalunya, Teresa Compte, se creó en julio después de que se excarcelaran al violador de la Vall d'Hebron y el segundo violador del Eixample de Barcelona, quienes ya habían cumplido sus respectivas condenas aunque presentaban un alto riesgo de reincidencia El objetivo del grupo de expertos es estudiar y proponer medidas para prevenir la reincidencia de los ex reclusos condenados por delitos graves con el objetivo final de rehabilitar y reinsertar a los presos, aunque no sea posible ofrecer "el riesgo cero", dada la imprevisibilidad de la conducta humana, recordó Mena.

Colección de Investigaciones en Bioética

Asociación Española de Bioética
Edición Electrónica

Director de la Colección: Francisco J. León Correa, Centro de Bioética de la Universidad Católica de Chile.
Mail: gibioetica@vtr.net

Situación en Febrero 2008: Editados 9 libros,  7 tesis doctorales, 21 tesis de magíster, 8 tesis de Enfermería, 135 trabajos de magíster o diploma, 3 trabajos de investigación cualitativa, y 26 artículos. En total: 209 publicaciones.

Comité Asesor:

Pablo Arango. Departamento de Bioética de la Universidad de La Sabana, Chía, Bogotá, Colombia.
Alberto Bochatey. Director Centro Bioética de la Universidad Católica Argentina.
Mª de la Luz Casas. Profesora Bioética en la Universidad Panamericana de México.
Sergio Cecchetto. Universidades Nacionales de Lanús y de Mar del Plata. Miembro de la directiva de la Asociación Argentina de Bioética, Mar del Plata.
Mª Dolores Espejo, Master en Bioética Clínica, del Instituto de Consulta y Especialización en Bioética, Córdoba, España.
Mª Antonia Fernández Lamelas. Directora Escuela Enfermería Vigo, España.
Marta Fracapani, Universidad de Cuyo, Directora Magíster en Bioética.
Luis Miguel Pastor, Universidad de Murcia, Director del Magíster en Bioética.
Manuel de Santiago, Presidente de AEBI, Universidad Autónoma de Madrid.
Ludwig Schmidt, Director del Grupo Transdisciplinario de Bioética de la UCAB, Caracas, Venezuela.
Paulina Taboada, Universidad Católica de Chile, Directora  Magíster en Bioética.
Martha Tarasco Michel, Facultad de Bioética, Universidad Anáhuac, México.
Gloria Tomás y Garrido. Profesora Bioética, Universidad Católica de Murcia.
María Dolores Vila-Coro. Directora del Doctorado en Bioética y Biojurídica, Cátedra UNESCO, Madrid.
Isabel Viladomiú. Ex Presidenta de la Asociació Catalana D’Estudis Bioètics, Barcelona.

 

Edita: Asociación Española de Bioética (AEBI)
Distribución restringida a través del Servicio Informativo mensual de Bioética de AEBI. Difusión para uso personal y docente exclusivamente.
Los autores quedan en propiedad del copyrigth para la posible publicación impresa de sus trabajos.  ISSN para la Colección, el mismo de la revista Cuadernos de Bioética: ISSN: 1132-1989.

 

 

 

Listado de publicaciones (Febrero 2008)

Nº Código y Año         Autor y Título

1.- Libros:

1012000          Jorge Mario Cabrera. Manual de Bioética. Autor: Doctor en Filosofía y Magister en Bioética. San José, Costa Rica. Edición revisada en 2005. Recientemente se ha editado como libro.
1022001          Sergio Cecchetto.  Teoría y práctica del consentimiento informado en el área neonatal.  Autor: Dr. En Filosofía, Magister en Ciencias Sociales y Especialista en Bioética. Mar de Plata, Argentina. 1ª edición 2001.
1032005          Francisco J. León Correa. Bibliografía sobre Bioética en los últimos años. 500 recensiones de libros editados en español, organizadas por temas. Autor: Dr. en Filosofía y Letras, Magister en Bioética. Centro de Bioética Universidad Católica de Chile. 2005. Reedición 2007.
1042006          Patricia Urbandt. La esterilización femenina voluntaria en hospitales públicos. Autora: Médico por la Univ Nacional de Buenos Aires, Especialista-Consultor en Obstetricia, Especialista en Ginecología y  en Bioética por la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina). 1ª Edición  Mar del Plata, 2002.
1052002          Praxis clínica y responsabilidad. Unidad didáctica elaborada por
el Colegio de Médicos de Barcelona, y editada  posteriormente como Curso a
distancia por Diario Médico, Madrid,  2002-2003. Unidades: 1.- Hacer de médico
 en el hospital. Área de urgencias. 2.- Área quirúrgica y de críticos. 3.- Protocolos
 y guías de práctica clínica. 4.- La receta médica. 5.- El trabajo en equipo. 6.- Los
 servicios centrales del hospital. 7.- Informes y certificados. 8.- Asistencia a
menores, adolescentes y malos tratos. 9.- El transporte sanitario. 10.- Sobre la
 actividad pericial.11.- Hospitalización y Farmacia.
1062006          Andrés Hernández García. Células estaminales. El debate entre
el humanismo y el positivismo científico. Autor: Medico con especialidad en
Genética Médica y Doctorado en Biología Molecular e Ingeniería Genética.
Profesor e Investigador en Baylor College of Medicine,  Houston, Tx. USA.
 y en la Universidad Autónoma de Coahuila, México
1072006          Andrés Ollero. Derecho positivo y derecho natural, todavía…
 Autor: Catedrático de Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, Madrid
España.           
1082006          Alberto Calvo Meijide. Los derechos humanos como manifestación normativa del Derecho Natural. Autor: Profesor Agregado de Derecho Civil, Departamento de Derecho privado, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Univ. San Pablo CEU, Madrid, España.
1092007          Miguela Domingo. La Bioética entre los límites de lo posible y lo aceptable: Biotecnología y Derechos Humanos. Autora: Doctora en Filosofía, Especialidad en Ontología de la Subjetividad, Ética y Moral, Doctoranda en Derecho, Directora de un Colegio, Madrid, España.

 

2.- Artículos:

Nº Código y Año         Autor y Título

2011999          Richard Stith. Sobre la muerte y Dworkin. Una crítica a la teoría de la inviolabilidad de Ronald Dworkin. Autor: Dr. En Filosofía de Derecho. Universidad de Valparaíso, Indiana, USA. Editado en inglés en 1997, y en español en 1999.
2022005          Tatiana Zaldívar. Bioética y Neurogenética. Autora: Médico,  Especialista en Genética Clínica. Instituto Neurogenética. La Habana, Cuba, 2005.
2032005          Alejandro González-Varas Ibáñez. Las soluciones jurídicas francesas a las cuestiones éticas derivadas del final de la vida. Autor: Abogado, Profesor invitado Universidad de Vigo, España, 2005.
2042005          Richard Stith. Roe Versus la Razón. Sobre la revisión de la sentencia que permitió el aborto legal en USA. Autor: Dr. En Filosofía de Derecho. Universidad de Valparaíso, Indiana, USA. 2005.
2052005          Liliana Virginia Siede. Kant y la autonomía de la voluntad.
Autora: Licenciada en Trabajo y Desarrollo Social. Miembro del Comité de Bioética del HIGA Eva Perón. Docente de la Cátedra de Bioética y Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. 2005.
2062005          Gilberto Gamboa. La eutanasia, decisión de vida y muerte.
Autor: Médico. Especialista y Master en Bioética. Coordinador de la Academia de
Bioética en Cali y primer Director de la Especialización en Bioética de esa
Universidad. Actualmente es miembro del Consejo Superior de la Universidad de
La Sabana, Bogotá, 2005.
2072005          Pablo Arango. Medicina reparadora y células madre.
Autor: M.D. MSc. Médico cirujano ortopedista. Miembro del Departamento de Bioética y profesor de la Universidad de La Sabana, Bogotá, 2005.
2082005                         Omar França. La cooperación con el delito o la falta, tanto en
Bioética como en Ética empresarial.
Autor: Dr. en Filosofía, Director del Dpto. Eticas Aplicadas de la Universidad Católica del Uruguay, Montevideo, 2005.
2092005          Jorge Domínguez Fernández  y Nancy Guerra Jiménez. El paciente crítico y los aspectos bioéticos de su atención. Trabajo de revisión.
Autores: (1) Especialista de Primer Grado en Fisiología Normal y Patológica.  Médico Intensivista  Vicedirector de Atención al Grave, Hospital Clínico Quirúrgico Provincial Docente “Amalia Simoni” (2) Máster en Didáctica de la Biología. Profesora del IPVCE Máximo Gómez Báez. Camagüey, Cuba, 2005.
2102005          Goliat Reina y otros. El consentimiento informado como
estrategia para mejorar la calidad y satisfacción en los servicios de salud.
Experiencias en el Hospital González Coro de La Habana. Autores: Dres. Goliat
Reina, Pedro Roman, y Julio Borrego.
2112006          María Lourdes González Bernardi. Percepción e intereses de estudiantes de 7º de Medicina acerca de la relación médico paciente. Autora: Ginecotocóloga , Lic. en  Ciencias de la Educación, Secretaria de la Sociedad Uruguaya de Bioetica, Docente de la Universidad Católica del Uruguay.
2122006          Richard Stith. The priority of respect: Common humanity and individual dignity. Profesor de Valparaiso University, School of Law.
2132006          Mauricio Besio. Televisión y profesión médica. Un análisis ético de los programas que exhiben acciones médicas. Médico, Especialista en Ginecología y Obstetricia, Miembro del Departamento de Ética del Consejo General de Médicos de Chile.
2142006          Mauricio Besio. Sexualidad humana. Fundamentos
antropológicos y exigencias éticas. Médico, Profesor adjunto del Centro de
 Bioética y Depto de Obstetricia y Ginecología, Facultad de Medicina de la
Pontificia Universidad Católica de Chile.
2152006          Andrés Ollero. Eutanasia, Moral y derecho. Autor: Catedrático
de Filosofía del Derecho, Facultad de Derecho, Univ. Rey Juan Carlos, Madrid.
2162007          Jorge Sánchez González y otros. Análisis bioético de 59 casos de
 miomatosis. Autores: Miembros de la Comisión nacional de Arbitraje Médico de
México, CONAMED. México DF.
2172007          Alicia I. Losoviz. Acto médico a la luz de principios y valores
 morales: propuesta pedagógica en Bioética. Autora: Médica Psicoanalista. Vicepresidente 3° de la Asociación Argentina de Bioética. Coordinadora del Capítulo de Bioética y Psicoanálisis en la Asociación Psicoanalítica Argentina. Docente Adscripta Bioética (UBA) Buenos Aires.
2182007          Mª de la Luz Casas. Créditos sobre autoría de artículos
científicos. Algunas propuestas de solución. Dra en Ciencias, Jefe
Departamento Bioética, Univ. Panamericana, México DF.
2192007          Mª de la Luz Casas. Encuesta en población abierta sobre
Contenidos aplicables a los documentos de voluntades anticipadas (DVA)
Dra en Ciencias, Jefe Departamento Bioética, Univ. Panamericana, México DF.
2202007          Mª de la Luz Casas. Detección de necesidades familiares en la atención a pacientes en estado terminal y crónicos en la ciudad de México. Dra en Ciencias, Jefe Dpto Bioética, Univ. Panamericana, México DF
2212007          Liliana Virginia Siede.  Una perspectiva del conflicto de intereses. La
tensión entre lo público y lo privado en las experiencias derivadas de la
implementación de “investigaciones científicas” en pacientes hospitalarios. Licenciada
en Desarrollo Social. Maestría en Ciencia Política y Sociología, Flacso. Docente
universitaria, UBA.Hospital Eva Perón de San Martín, Provincia de Buenos Aires.
2222007          Fernando Arroyo Arellano. Ética y cirugía. Dr. en Medicina y Cirugía, Profesor  Auxiliar de la  Cátedra de Humanidades Médicas. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central. Quito, Ecuador.
2232007          Adriano Vieira Schmidt. O principio de respeito à autonomia de Beauchamp & Childress contrapondo com o principio de permissão de T. Engelhardt. Lcdo en Biologia,  Curso Especialización em Bioética Centro São Camilo, São Paulo. Magister en Bioética (c) Univ. Católica de Chile.
2242006          Carlos Francisco Palma. Sobre la muerte neurológica. Interno  de
 Medicina, Universidad Diego Portales, Santiago de Chile.

 

3.- Tesis Doctorales:

Nº Código y Año         Autor y Título

3012004                      Eva Barber. La legislación germánica sobre biotecnología a
partir de La Ley Fundamental de Bonn. Una aproximación desde la Filosofía
del Derecho. Autora: Doctora en Derecho. Universidad de Valencia, España.
Director Tesis: Jesús Ballesteros y Winfried Kluth. Tesis defendida 2004.
3021999          Alejandrina Arratia Figueroa. La Bioética y sus implicaciones
en la Educación para la Salud.Autora: Enfermera Matrona, Doctora en Filosofía
de Enfermería, Magister en Diseño de Instrucción, Universidad Católica de Chile.
Profesora Guía: Sandra Caponi. Tesis defendida en la Universidade Federal de
Santa Catarina, Florianópolis, Brasil, 1999. (Edición en portugués, en preparación
la traducción al español)
3032004          Eduardo Casanova. Bioética, salud de la cultura.
Autor: Dr. en Medicina 1974, Especialista en Medicina Interna 1977, Doctor en Bioética 2004. Montevideo, Uruguay. Director Tesis: P. Fernando Pascual. Defendida en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, Roma, 2004.
3042004          María Estela Grzona. Bioética y microprematuros.
Autora: Dra. en Medicina, Especialista en Pediatría y Neonatología, cursa un Magister en Bioética. Profesora de Pediatría en Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, trabaja en Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Humberto Notti, Mendoza, Argentina. Director Tesis: Dra. Marta Fracapani. Defendida en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2004.
3052006          Javier Vega. La pendiente resbaladiza en la eutanasia. Una
valoración moral.  Autor: Doctor en Medicina y Dr. en Teología Moral, Especialista en Medicina Legal y Forense, y en Bioética. Tesis doctoral de Teología. Director:  Prof. Dr. Iñigo Ortega.. Defendida en la Universidad Pontificia de  la Santa Cruz, Roma, 2005.
3062007          Pablo Requena Meana. Modelos de Bioética Clínica Presentación crítica
del principialismo y la casuística. Autor: Lcdo enMedicina y Cirugía, y Doctor en
Teología Moral. Profesor de esta materia en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz,
Roma. Directores: Ignacio Carrasco y Angel Rodríguez Luño. Defendida en dicha
Universidad, Roma, 2005.
3072007          Paula Bedregal García. El temor y la culpa en las decisiones éticas en
Medicina. Resumen de la Tesis doctoral en Psicología. Autora: Dra. Médico,Departamento
Salud Pública, Facultad de Medicina Universidad Católica de Chile. 2007.

 

4.- Tesis de Magister:

Nº Código y Año         Autor y Título

4012005          Juan Galleguillos. La defensa de la vida de Juan Pablo II  en la
Encíclica Evangelium Vitae, confrontada con Max Charlesworth en La
Bioética en una sociedad liberal.Autor: Licenciado en Ciencias Religiosas,
Magister en Bioética, Profesor Universidad de las Américas. Profesor tutor:
Francisco León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4022005          Adriana Santana. El anciano como signo de vida. Autora:
Licenciada en Teología, Magister en Bioética. Profesor tutor: Francisco
León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4032005          Alejandro Julio Silva Contreras.  Análisis crítico de los
principios autonomía y justicia del modeo principalista a la luz del
personalismo cristiano. Autor: Doctor en Teología y Magister en Bioética.
Universidad Católica de La Serena. Profesor tutor: Fernando Chomalí. Tesis
defendida en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4042005          Sergio Valenzuela. Desarrollo e implementación de un curso de
pregrado de Bioética en Ginecología y Obstetricia. Guías temáticas y revisión
del sistema OSCE de evaluación de habilidades, actitudes y conocimientos.    
Autor: Médico, Profesor de Bioética Universidad de Chile, Magíster en Bioética.
Profesor tutor: Francisco León. Tesis defendida en la Universidad Católica de
Chile: 2005.
4052005          Alberto Rojas. La muerte encefálica como criterio de muerte.
Análisis bioética de las tesis de Alan Shewmon. Autor: Médico, Magíster en
Bioética. Valparaíso, Chile. Profesor tutor: Alejandro Serani. Tesis defendida
en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4062001          Gladys Bórquez. Limitación del esfuerzo terapéutico en
neonatología. Situación en Chile. Autora: Médico, Magíster en Bioética,
Universidad de Chile. Profesor tutor: Juan Pablo Beca. Tesis defendida en la
Universidad de Chile, Santiago de Chile, 2001.
4072005          Lourdes Mendiburu. Bioética y Psiquiatría. Autora: Médico
Internista. Magister en Bioética. Profesor tutor: Juan de Dios Serrano. Tesis
defendida en el Instituto de Estudios Bioéticos (ICEB), Córdoba, España. 2005.
4081996          Lorena Mosso Gómez. Aspectos de ética clínica aplicados a la
Medicina Interna. Autora: Médico, Especialista en Endocrinología, Profesora
Escuela de Medicina y Centro de Bioética, Universidad Católica de Chile. Tesis
del programa integrado ético-clínico en Medicina Interna. Facultad de Medicina
Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile, 1996.
4092005          Beatriz Shand. Hidratación y nutrición en pacientes en
EstadoVegetativo Permanente. Autora: Médico, Especialista en Neurología,
miembro del Centro de Bioética, Universidad Católica de Chile. Profesor tutor:
Francisco León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile, 2005.
4102005          (Soledad Pérez. El sentido del sufrimiento. Autora: Médico,
 Especialista en Ginecología Profesor tutor: Paulina Taboada. Tesis defendida
en la Universidad Católica de Chile, 2005) No disponible de momento.
4111999          Laura Rueda Castro. Discapacidad psiquiátrica, sentido común
y Bioética. Autora: Terapeuta ocupacional, Magister en Bioética, Profesora del
 Centro Interdisciplinario de Bioética de la Universidad de Chile. Tesis defendida
 en la Universidad de Chile, 1999.
4121998          Raúl Villaroel. Bioética en clave hermenéutica. El sentido en
emergencia. Autor: Profesor de la Facultad de Filosofía y Humanidades,
Universidad de Chile .Profesora patrocinante  Ana Escribar Wicks. Tesis
defendida en la Universidad de Chile, 1998.
4132006          Pedro Boccardo.Conocimiento e interés según Jürgen
Habermas y el principio de responsabilidad según Hans Jonas: aportes al
Estatuto epistemológico de la Bioética. Autor: Dr. en Teología, profesor de
Bioética de la Universidad Católica de Valparaíso. Profesor tutor:Francisco
León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile, 2006.
4142006          Alberto Ruvalcaba Alonso: Dilemas bioéticos de la deficiencia
 Mental.  Autor: Psicólogo. Asesor de Tesis: Dr. Ph. Sergio Lucio Torales,
profesor investigador del Departamento de Filosofía. Tesis presentada en la
Universidad Autónoma de Aguascalientes, Aguascalientes, México, 2006.
4152007          Mariana Arreghini. Dimensiones éticas de las relaciones del
 poder en el cuidado de la salud. Autora: Médico, Hospital Pediátrico Humberto
 Notti, Mendoza. Miembro de los comités de Bioética y de ética de la
 Investigación en dicho Hospital. Directora de Tesis: Marta Fracapani. Tesis
defendida en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional  de
Cuyo, Mendoza, Argentina
4162007          Gabriela Aguirre Rodríguez. La relación médico-paciente
 terminal. Una visión personalista. Autora: Lcda en Pedagogía por la Univ.
Panamericana, de México. Magíster en Bioética Univ. Católica de Chile. Directora:
Paulina Taboada. Tesis defendida en  2007.
4172007          Jorge Oliva Te-Kloot. La relación odontólogo-paciente en un
 Servicio de Odondología nacional. Autor: Cirujano-Dentista por la Facultad de
Odontología Universidad de Chile,  Santiago. Director de Servicios Odontológicos de
Integramédica. Magíster en Bioética. Director: Juan Pablo Beca. Tesis defendida en la
Universidad de Chile, 2006.
4182007          Fabio de Barros Correia Gomes. Ameaças à eqüidade na distribuição de
órgãos para transplante: uma análise dos critérios legais de acesso. Tesis de Maestria
en Política Social de la Universidad de Brasília. Directora: Debora Diniz.
 Defendida noviembre 2007.
4192008          Juan Andrés Prato. El consentimiento informado en Psiquiatría.
Consideraciones para la práctica clínica. Médico Psiquiatra, Magister en Bioética
Universidad Católica de Chile. Director: Francisco J. León. Defendida enero 2008.
4202008          Mara Muñoz.. El equipo de salud y la familia del niño muriente. Una
relación bajo análisis. Enfermera Matrona, Profesora Bioética Universidad Diego Portales.
Magíster en Bioética Univ. Católica de Chile. Director: Francisco J. León. Defendida
enero 2008.
4212008          Alvaro Durán Pérez. Pertinencia de la enseñanza de la Bioética en la
 Educación Media Chilena en el marco de los objetivos fundamentales transversales.
Un instrumento de formación del juicio ético-moral de los estudiantes. Lcdo en
Biología, Profesor Enseñanza Media. Magister en Bioética Universidad Católica de Chile.
Directora:Lorena Mosso. Defendida enero 2008.
4222008          Elizabeth Gómez Londoño. Cómo potenciar la autonomía del paciente desde un modelo integral de Enfermería.Enfermera, Docente Escuela Enfermería Universidad La Sabana. Tesis de Maestría en Bioética, Universidad de El Bosque, Bogotá. Asesora Dra. Chantal  Aristizábal Tobler. Defendida febrero 2008.
4232008          Marcela Ferrer. Percepción infantil de no ser aceptado como un factor predisponente a la homosexualidad. Psicóloga Clínica. Magíster en Bioética Universidad Católica de Chile. Director: Francisco J. León. Defendida Marzo 2008.
4242008          Christian Schnake. El rol del pediatra en la promoción de un desarrollo pleno de la identidad sexual del niño. Fundamentos bioéticos de su intervención. Médico pediatra. Magíster en Bioética Universidad Católica de Chile. Director: Francisco J. León. Defendida Marzo 2008.
4252008          María Estela Grzona. Limitación de esfuerzo terapéutico en el Servicio de Terapia Intensiva Neonatal del hospital de máxima complejidad de la provincia de Mendoza, República Argentina. Dra. en Medicina, Magister en Bioética. Profesora de Pediatría en Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, trabaja en Terapia Intensiva Pediátrica. Directora Dra. Marta Fracapani. Defendida en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina, 2007.

 

 

 

 

 

5.- Tesis de Enfermería y otras carreras de la salud:

Nº Código y Año         Autor y Título

5012004          Loreto Reyes Najle, Ana María Muñoz Zamorano. Vivencias
de enfermeras clínicas frente al fenómeno de  la muerte de sus pacientes en
un hospital público. Autoras: Enfermeras. Profesora: Dra. Luz Angélica
Muñoz.  Facultad de Enfermería Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile.
Tesis defendida 2004.
5022005          Ada Castillo y Lissette Rojas. Opiniones y expectativas que
tienen, en relación al morir dignamente, los adultos mayores
hospitalizados en el Hospital Clínico San Borja. Autoras: Enfermeras.
Profesora: Dra. Alejandrina Arratia. Escuela de Enfermería Universidad
Católica de Chile. Santiago. Tesis defendida 2005.
5032006          Claudia Escalona y Valeska González. Enfrentamiento de la
muerte de un paciente desde el punto de vista de la enfermera. Autoras:
Enfermeras. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería,
Universidad Diego Portales, Santiago de Chile. Tesis defendida en 2006.
5042006          Daniela Acosta y Evelyn Caro. Intervención de Enfermería en
 el consentimiento informado. Autoras: Enfermeras. Profesor tutor: Francisco
León Correa. Escuela de Enfermería Univ. Diego Portales. Santiago de Chile. Tesis
defendida en 2006.
5052007          Mª Cecilia Gaete, Ives Sebastián Gallardo, Carolina Magdalena
Ramírez. Principios bioéticos en la integración social de las personas con
discapacidad. Tesis para Título profesional de Terapeuta Ocupacional. Tutor:
T.O. Laura Rueda. Escuela de Terapia Ocupacional, Univ. De Chile, Santiago de Chile.
Tesis defendida en 2006.
5062007 Carla Burattini C., Jenniffer Schwartzmann C. El consentimiento informado y el profesional de enfermería: Nivel de participación y percepción ética. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.
5072007 Carolina Abrigo Chavarría, Claudia Délano Luco. Voluntades anticipadas en los pacientes terminales: el rol de Enfermería. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.
5082007 Paz Espinoza A, Marcela López M. Orden de No Reanimación en Unidades de Cuidados Intensivos, análisis comparativo de percepciones y  roles  del Equipo Médico  como el de Enfermería. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.
5092007 Andrea Cabargas, Paola Caviedes. Cuidados de la enfermera desde la óptica
del paciente Terminal. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor:  Mara Muñoz Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.

 

 

6.- Trabajos de Magíster y Diplomados en Bioética:

 

Nº Código y año          Autor                           Título

6.1. Fundamentación:
61012005        José Luis Jiménez. Los fundamentos de la dignidad de la
persona humana. Dr. Medicina Universidad La Habana, Especialista Medicina
Interna, Hospital  Psiquiátrico San Juan de Dios y Centro de Bioética Juan Pablo
II , La Habana. Diplomado en Bioética, Universidad Católica de Chile, PUC.
61022005        Alexis Lama. Análisis del principialismo. Dr. en Medicina,
Director Escuela de Medicina, Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile.
Diplomado en Bioética, PUC.
61032005        Marlina Lescaille. Persona y dignidad: su relación con la ética
del cuidar y los modelos de Enfermería. Enfermera, Cátedra de Bioética
Hospital Calixto García, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
61042005        Karina Millanao. Bioética teológica. Tres puntos de vista
prácticos: católicos, protestantes, judíos. Enfermera Matrona, Especialista en
Neontaología, Hospital Clínico FUSAT, Rancagua, Chile. Diplomado
en Bioética, PUC.
61052005        Hilda Santiesteban. Modelos éticos: el personalismo. Licenciada
en Información Científica y Bibliotecología, Centro Juan Pablo II de Bioética, La
Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
61062005        Jorge Suardíaz. Aportaciones y limitaciones del principialismo
en Bioética.  Dr. Medicina Universidad La Habana, Vicedirector Centro de
Bioética Juan Pablo II, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
61072005        Rommy Von Bernhardi. Dignidad de la persona, eje de la
Bioética. Médico, Departamento Neurología, Facultad de Medicina, Pontificia
Universidad Católica de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
61082006        Marila García Puelpan. Bioéticas principialista y personalista:
 una complementación necesaria. Lcda. en Filosofía Univ. Católica de Chile,
Magíster en Axiología y Fª Política Univ. Chile; Diploma en Bioética, PUC.
61092007        Eduardo Dumas Rossi. El pensamiento de Van Rensselaer
Potter: méritos, limitaciones, comentarios. Médico por la Univ. Católica
de Chile, Servicio Cardiología Hospital Clínico UC. Diploma en Bioética (c),
PUC.
61102007. Adriano Vieira Schmidt. Análisis del modelo de los principios de Beauchamp y Childress. Lcdo en Biologia,  Curso Especialización em Bioética Centro São Camilo, São Paulo. Magister en Bioética (c) Univ. Católica de Chile.

 

6.2 Inicio de la vida humana:
62012005        Cristina Deangelillo. Dignidad del hombre y su relación con la
procreación. Odontóloga Univ. Nacional Buenos Aires, Buenos Aires.
Especialista en Odontopediatría, Coordinadora Area de Bioética del Círculo
Argentino de Odontología.Diplomada en Bioética, PUC.
62022005        Elva Espinosa. El estatuto del embrión humano: aspectos
antropológicos, científicos y éticos. Profesora, Centro Juan Pablo II de Bioética,
La Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
62032005        Nancy Gómez de Fruci. La dignidad de la vida naciente. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
62042005        Luis Ernesto Hernández Gamboa. El derecho a la vida. Autor: Médico, Comisión Nacional de Arbitraje Médico, México D.F. Diplomado en Bioética, PUC.
62052005        José Luis Jiménez. Clonación reproductiva y terapéutica.
Consideraciones biológicas y éticas. Dr. Medicina Universidad La Habana,
Especialista Medicina Interna, Hospital  Psiquiátrico San Juan de Dios y Centro
de Bioética Juan Pablo II , La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
62062005        Alexis Lama. Homosexualidad, aspectos científicos y éticos.
Médico, Director de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello,
Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
62072005        Juan Millanao. Crisis general en el mercado de valores. Contexto general para el aborto. Doctor en Teología Aplicada, Profesor de Teología Moral Univ. Adventista de Chile, Concepción, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
62082005        Osvaldo Romo Pizarro. El inicio de la vida humana. Abogado, Profesor de Medicina Legal, Presidente Sociedad Iberoamericana de Derecho Sanitario. Diplomado en Bioética, PUC.
62092005        Jorge Suardíaz. La clonación humana y el empleo de las células
estaminales. Dr. Medicina Universidad La Habana, Vicedirector Centro de
Bioética Juan Pablo II, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
62102005        Rommy Von Bernhardi. Efecto de la banalización de la
sexualidad en el desarrollo personal. Implicaciones éticas. Médico,
Departamento Neurología, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica
de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
62112005        Tatiana Zaldívar. El Proyecto Genoma Humano. Algunos
temores éticos. Médico, Jefa del Servicio de Neurogenética, Instituto Neurología
y Neurocirugía de La Habana; Miembro de la Cátedra de Bioética del Hospital
Calixto García, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC
62122005        René Zamora. Juicio bioético sobre la fecundación asistida.
Médico, Especialista en Medicina Interna y Medicina Intensiva. Director Centro 
de Bioética Juan Pablo II, y Director de la Cátedra de Bioética del Seminario
Mayor de Cuba. La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
62132005        Martín Gastón E. Zemel. El desafío de construir una cultura de la vida. Odontólogo, Auxiliar Docente Facultad Odontología Univ Nacional de La Plata. Diplomado en Bioética, PUC.
62142005        Marcela Olivia Vaquera. Sexualidad humana, procreación y anticoncepción. Ingeniero en Cibernética Electrónica CETUS Univ. Diplomada en Educación Sexual y en Orientación Familar, Directora Centro de Ayuda a la Mujer Latinoamericana, Mexicali, Baja California, México. Diplomada en Bioética, Univ Libre de las Américas, ULIA.
62152006        Marlene Gillete Ibern. La determinación del embrión humano como persona.  Abogada, Georgia, USA. Diploma en Bioética Univ. libre de las Américas, ULIA.
62162006        Mª del Carmen Orejel Salas. Efectos indeseados de la reproducción asistida. Médico, Los Mochis, México. Diploma en Bioética ULIA.
62172006        Dolores Torrado de Casanova. El embrión preimplantatorio. Médico. Montevideo, Uruguay. Diploma en Bioética, PUC
62182006        Mariano G. Morelli. Procreación responsable y derechos reproductivos. Ética y Derecho. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
62192006        Mariano G. Morelli. Procreación artificial, aspectos éticos y jurídicos. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
62202007        Marlene Gillete Ibern. El consentimiento informado en la anticoncepción y el aborto.  Abogada, Georgia, USA. Diploma en Bioética ULIA.
62212007        José Luis Pérez Requejo. Reflexiones éticas sobre el aborto terapéutico. Médico Hematólogo. Profesor de Fisiopatología, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. Miembro del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, España. Diploma en Bioética (c) ULIA
62232007        Carolina Coria de la Hoz. Implicancias éticas de la adopción de embriones. Neuróloga infantil, Univ. Católica Santísima Concepción, Chile.
62242007        Patricia Rojas. Implicancias ético-psicológicas del aborto provocado.
Psicóloga. Egresada Univ. Central, Santiago Chile.
62252007        Ximena Escauriaza. Caso clínico: Neonato con síndrome de Down. Enfermera, Dirección de personal Clínica Vespucio, Santiago de Chile.
62262007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso clínico: Embarazo ectópico y esterilización femenina. Licenciado en Medicina, Universidad de Chile.
62272007        Mónica Rojas Urzúa. Caso ético clínico: Deber de informar y derecho de ser informada en madre de menor de edad. Matrona Servicio de
Neonatología Hospital Regional Antofagasta.
62282007        Carlos Hermansen Truhán. Cáncer y embarazo. Dilema ético. Médico, Profesor asistente Cirugía Universidad de Chile.

6.3 Final de la vida humana:

63012005        Cristina Deangelillo. Dignidad del hombre en el sufrimiento y
la muerte. Odontóloga Univ. Nacional Buenos Aires, Buenos Aires.
Especialista en Odontopediatría, Coordinadora Area de Bioética del Círculo
Argentino de Odontología.Diplomada en Bioética, PUC.
63022005        Elva Espinosa. Aspectos éticos y espirituales del enfermo
terminal. Profesora, Centro Juan Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomada en
Bioética, PUC.
63032005        Enrique Fullá. Tratar el sufrimiento, ¿parte del acto médico? Médico, Especialista en Radiología, Profesor Bioética Univ Austral, Concepción, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
63042005        Nancy Gómez de Fruci. Etica de la atención en salud en los pacientes terminales. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
63052005        José Luis Jiménez. La eutanasia desde una perspectiva
teológica y ética. Dr. Medicina Universidad La Habana, Especialista Medicina
Interna, Hospital  Psiquiátrico San Juan de Dios y Centro de Bioética Juan Pablo
II , La Habana. Diplomado en Bioética, PUC
63062005        Carlos Notario. El dolor y el sufrimiento humanos. Dr. en Medicina, Univ La Habana, Especialista Psiquiatría, Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, Centro de Bioética Juan Pablo II. La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
63072005        Hilda Dora Santiesteban. Final de la vida: la eutanasia.
Licenciada en Información Científica y Bibliotecología, Centro Juan Pablo II de
Bioética, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
63082005        Jorge Suardíaz. Aspectos antropológicos y éticos del dolor, el sufrimiento y la muerte. Dr. en Medicina, Univ La Habana, Vicedirector Centro Juan Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC
63092005        Rommy Von Bernhardi. Muriendo como se vivió: la pérdida
del sentido del sufrimiento. Médico, Departamento Neurología, Facultad de
Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
63102005        Luis Miranda. Orden de no reanimar. Dr. en Medicina Univ. Central del Ecuador, Magister en Gerencia en Salud y postgrado en Pediatría, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomado en Bioética, PUC.
63112005        Mª Lourdes González Bernardi. El profesional de la salud frente a la enfermedad terminal y la muerte. Médico, Especialista en Ginecología y Obstetricia, Lic. en Ciencias de la Educación, Montevideo. Diplomada en Bioética, Universidad Libre de las Américas, ULIA.
63122005        Marcela Olivia Vaquera. Enfermos terminales, eutanasia y cuidados paliativos. Ingeniero en Cibernética Electrónica CETYS Universidad, Diplomada en Educación Sexual y en Orientación Familar, Directora Centro de Ayuda a la Mujer Latinoamericana, Mexicali, Baja California, México. Diplomada en Bioética, ULIA.
63132006        María Lorena Ibarra Sevilla. La dimensión ética del buen morir. Médico, Quito, Ecuador. Diploma en Bioética, ULIA.
63142006        Blanca Aurora Marín Hoyos. Orden de no reanimación. Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
63152006        Zeida Rosa Rodríguez Martínez. Reflexiones bioéticas acerca de la toma de decisiones en el paciente  crítico: limitación del esfuerzo terapéutico. Médico, Matanzas, Cuba. Diploma en Bioética, PUC
63162006        Mariano G. Morelli. Eutanasia, suicidio asistido y rechazo de tratamientos. Aspectos ético-jurídicos. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
63172007        Ximena González Briones. Cómo enfrentar la muerte el moribundo y su familia. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
63182007        José Luis Pérez Requejo. Eutanasia versus cuidados paliativos.
Médico Hematólogo. Profesor de Fisiopatología, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. Miembro del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, España. Diploma en Bioética (c) ULIA
63192007        Fernando Arroyo Arellano. Limitación del esfuerzo
terapéutico: una opción ética en el ejercicio de la medicina. Profesor Cátedra
Humanidades Médicas, Univ. Central de Ecuador, Quito.
63202007        Ivonne Martín Hernández. Los desórdenes neurológicos: un desafío a la cultura de la muerte. Licenciada en Bioquímica, Investigadora del Instituto de Neurología y Neurocirugía,  pertenece al Comité de Ética. La Habana. Cuba.
63212007        Ivonne Martín Hernández. Pacientes en estado vegetativo: consideraciones éticas sobre su dignidad. Licenciada en Bioquímica, Investigadora del Instituto de Neurología y Neurocirugía,  pertenece al Comité de Ética. La Habana.
63222007        Mª Cecilia Rojas Urzúa. Caso ético clínico de limitación de
tratamiento. Médico, Cirujano Posta Central. Santiago. Chile
63232007        Gloria San Miguel. Algunas consideraciones sobre los cuidados paliativos en Chile. Médico, Temuco, Chile.
63242007        Carolina Coria. Ética y cuidados paliativos en el niño. Neuróloga infantil, Hospital Clínico Herminda Martin de Chillán y Univ. Católica Santísima Concepción, Chile.
63252007        José Pedro Martínez Larrarte. Aspectos éticos al final de la vida en Pediatría. Especialista de 2º Grado en Reumatología, Profesor Auxiliar, Hospital Clínico Quirúrgico docente 10 de Octubre, Servicio Nacional de Reumatología, La Habana, Cuba.
63262007        Patricia Rojas. Asistencia psicológica al paciente Terminal como parte del programa de cuidados paliativos. Psicóloga. Egresada  Univ Central, Santiago, Chile.
63272007        Erika Rojas Vázquez. Enfermería en cuidados paliativos. Enfermera Matrona. Evaluación preoperatorio y respiratorio. Clínica Vespucio. Comité ética. Santiago, Chile.
63282007        Mauricio Vidal Rahil. Limitación del esfuerzo terapêutico. Médico cirujano. Coordinador Centro Médico. Docente Univ. Chile. Comité ética Clínica Vespucio.
63292007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso clínico. Enfermo Terminal y abandono. Licenciado en Medicina, actualmente en Práctica de Internado, Universidad de Chile.
63302007        Carlos Hermansen Truhán.  Ética y paciente Terminal: rol de la nutrición. Médico, Profesor asistente Cirugía Universidad de Chile.
63312007        Gloria San Miguel. Dolor y sufrimiento. Médico, Temuco, Chile.
63322007        Gloria Durán Saavedra. Limitación del esfuerzo terapéutico en pacientes pediátricos con enfermedades neurodegenerativas. Médico, Departamento Genética, Hospital Clínico Universidad Católica de Chile. Magíster en Bioética (c).
63332007        Alejandra Gajardo Ugás. Criterios de muerte según la legislación chilena. .Enfermera, Directora Escuela de Enfermería, Univ. Santo Tomás. Magíster en Bioética (c). Santiago Chile.
63342007        Fernando Arroyo Arellano. Limitación del esfuerzo terapéutico: una opción ética en Medicina. Dr. en Medicina y Cirugía, Profesor  Auxiliar de la  Cátedra de Humanidades Médicas. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central. Quito, Ecuador.

 

 6.4 Etica clínica:
64012005        Cristina Deangelillo. Modelo de ética clínica en Odontología.
Odontóloga Univ. Nacional Buenos Aires, Buenos Aires.Especialista en
Odontopediatría, Coordinadora Area de Bioética del Círculo Argentino de
Odontología.Diplomada en Bioética, PUC.
64022005        Nancy Gómez de Fruci. Análisis de un caso de limitación de tratamiento. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
64032005        Jaime Jeldres. La evolución de la relación médico-paciente: aspectos bioéticos. Médico Cirujano Univ. Chile, Especialista en Gineco-Obstetricia Univ. La Frontera, Comité Ética Hospital de Puerto Montt, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64042005        Luis Hernández Gamboa. Relación médico-paciente y calidad de la atención médica. Médico, Comisión Nacional de Arbitraje Médico, México, D.F. Diplomado en Bioética, PUC.
64052005        Luis Hernández Gamboa. Análisis de caso clínico sobre consentimiento informado. Médico, Comisión Nacional de Arbitraje Médico, México, D.F. Diplomado en Bioética, PUC.
64062005        Luis Miranda. El consentimiento informado en Pediatría. Dr. en Medicina Univ Central de Ecuador, magister en Gerencia en Salud y postgrado en Pediatría, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomado en Bioética, PUC.
64072005        Osvaldo Romo Pizarro. La decisión bioética en el consentimiento informado. Abogado, Profesor de Medicina Legal, Presidente Sociedad Iberoamericana de Derecho Sanitario. Diplomado en Bioética, PUC.
64082005        Tatiana Zaldívar. La Medicina paliativa y su aplicación en
algunas enfermedades neurogenéticas. Médico, Jefa del Servicio de
Neurogenética, Instituto Neurología y Neurocirugía de La Habana; Miembro de la
Cátedra de Bioética del Hospital Calixto García, La Habana. Diplomada en
Bioética, PUC.
64092005        Marlina Lescaille. El secreto profesional en Enfermería.
Enfermera, Cátedra de Bioética Facultad de Ciencias Médicas, La Habana.
Diplomada en Bioética, PUC.
64102005        Carlos Miguel Notario. El consentimiento informado. Dr. en Medicina, Univ La Habana, Especialista Psiquiatría, Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, Centro de Bioética Juan Pablo II. La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
64112005        Nancy Gómez de Fruci. La relación médico-paciente. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
64122005        Alexis Lama. La relación médico-paciente: una crisis que
amenaza su naturaleza. Médico, Director de la Escuela de Medicina de la
Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64132005        Martín Zemel. Capacitación de profesionales odontólogos en el proceso de obtención del consentimiento informado. Odontólogo, Auxiliar Docente Facultad Odontología Univ Nacional de La Plata. Diplomado en Bioética, PUC.
64142005        Glenia Meniconi. Calidad de la atención sanitaria de los adultos mayores en atención primaria. Nutricionista, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64152005        Karina Millanao. Decisiones de limitación del esfuerzo
terapéutico en neonatología. Enfermera Matrona, Especialista en Neonatología,
Hospital Clínico FUSAT, Rancagua, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64162005        Mª Lourdes González Bernardi. Relación con el paciente en el proceso educativo  en la futura práctica profesional. Autora: Médico ginecotocóloga, Lic. en Ciencias de la Educación. Diplomada en Bioética, Universidad Libre de las Américas, ULIA.
64172005        Imelda Martínez-Nuñez. Valores y virtudes del médico. Médico, especialista en Medicina Interna y Hematología. Profesora Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Diplomada en Bioética, ULIA.
64182005        Imelda Martínez-Nuñez. El paciente sujeto de derechos y deberes.  Médico, especialista en Medicina Interna y Hematología; Profesora Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Diplomada en Bioética, ULIA.
64192005        Belén Merck Navarro. Cáncer de mama y embarazo. Lic. En Medicina por la Univ Autónoma de Madrid, Especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo, Hospital General Universitario de Elche, Alicante, España. Diplomada en Bioética, ULIA
64202005        Elva Espinosa. La objeción de conciencia. Profesora, Centro Juan
Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC
64212005        Jorge Suardíaz. Relación médico-paciente: una perspectiva personalista. Dr. Medicina Univ La Haban, Vicedirector Centro Juan Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC
64222005        María Elena Jalil. Entre el médico y el paciente. Médico-Cirujano y Especialidad de Medicina Interna, PUC.  Escuela de Medicina Univ Andrés Bello, Santiago de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
64232005        Clara Laucirica. Relación médico-paciente Médico, Matanzas, Cuba. Diplomada en Bioética, PUC.
64242006        Carolina Asenjo. Consentimiento informado, ¿necesidad de resguardo legal o una necesidad ética? Médico, Directora genrete Clínica Avansalud Vespucio, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64252006        Hugo Alvarez Martínez. Consentimiento presunto y respuesta requerida como alternativas a la escasez de donantes: un análisis ético. Médico, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64262006        Ernesto José Cañabate Reyes, Mª del Carmen Méndez Martínez. El consentimiento informado en Psiquiatría. Médicos Psiquiatras, Camagüey, Cuba. Diplomado en Bioética, PUC.
64272006        Dolores Torrado de Casanova. La relación médico-paciente. Médico. Montevideo, Uruguay. Diploma en Bioética, PUC
64282006        Anabella Cifuentes. Limitación de esfuerzo terapéutico en terapia intensiva.  Médica Intensivista UTI Hospital Carlos Andrade Marín
Quito, Ecuador. Diploma en Bioética PUC
64292006        Anabella Cifuentes. Ética y sedación terminal.  Médica Intensivista UTI Hospital Carlos Andrade Marín Quito, Ecuador. Diploma en Bioética PUC
64302006        Jessica Menay Santos. Esterilización en personas discapacitadas mentales. Psicóloga, Instituto Nacional de rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, Santiago de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64312006        Patricia Vélez Jaramillo. Las decisiones médicas. Médico anestesiólogo, Manizales, Caldas, Colombia, Diploma en Bioética PUC.
64322006        Jessica Menay. La competencia del paciente. Psicóloga, Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile, Diploma en Bioética PUC.
64332006        Anabella Cifuentes. Humanizar la atención en Medicina. Médica Intensivista UTI Hospital Carlos Andrade Marín, Quito, Ecuador. Diploma en Bioética PUC
64342006        Jessica Menay. La relación médico-paciente. Psicóloga, Instituto Nacional de rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, Santiago de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64352006        Blanca Aurora Marín Hoyos. El consentimiento informado en Colombia. Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
64362006        Blanca Aurora Marín Hoyos. La comunicación profesional de la salud-paciente. Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
64372006        Hugo Alvarez Martínez. El consentimiento informado en Chile: reflexiones de un cirujano. Médico, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64382006        Mariano G. Morelli. Información, secreto, confidencialidad y biomedicina. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
64392007        Ximena González Briones. Trato digno. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64402007        Ximena González Briones. Presencia de los padres durante la reanimación cardiorrespiratoria del niño. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64412007        Ximena González Briones. Aspectos éticos en la reanimación cardiorrespiratoria en pediatría. Enfrentamiento de Enfermería. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64422007        María del Carmen Guerrero Flores. Objeción de conciencia. Médico, Los Mochis, Sin. México. Diplomado en Bioética ULIA.
64432007        Mª Lorena Ibarra Sevilla. Relación médico-paciente. Médico, Quito, Ecuador. Diplomado en Bioética ULIA.
64442007        Mª Lorena Ibarra Sevilla. Consentimiento informado en anestesia. Médico, Quito, Ecuador. Diplomado en Bioética ULIA.
64452007        Marlene Gillete Ibern. La objeción de conciencia en Medicina y Judicatura.  Abogada, Georgia, USA. Diploma en Bioética ULIA.
64462007        José Rafael Escalona Aguilera. Modificación de conocimientos sobre comunicación de la muerte al niño. Policlínico Gibara. Especialista de Primer Grado en Pediatria. Profesor instructor Policlinico Docente "Jose Marti", Gibara, Holguin, Cuba. Diplomado en Bioética. Facultad de Ciencias Médicas "Mariana Grajales Coello"
64472007        Eduardo Dumas Rossi. Ética, regalos e industria farmacéutica.
Médico por la Univ. Católica de Chile, Servicio Cardiología Hospital Clínico UC.
64482007        Carolina Coria de la Hoz. Dilemas éticos en Neurología. Neuróloga infantil, Hospital Clínico Herminda Martin de Chillán y Univ. Católica Santísima Concepción, Chile.
64492007        Ximena Escauriaza. El valor de la ficha clínica. Enfermera, Dirección de personal Clínica Vespucio, Santiago de Chile.
64502007        Elizabeth Gómez Londoño. La autonomía en el ejercicio del profesional de Enfermería. Enfermera, Bogotá, Colombia.
64512007        Elizabeth Gómez Londoño. La Enfermería en el cuidado del paciente quirúrgico. Enfermera, Bogotá, Colombia.
64522007        Norma Elena de León Ojeda. Aspectos éticos en la utilización de la imagen fotográfica en Medicina y en especial en Genética clínica.  Médico, pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana.
64532007        Norma Elena de León Ojeda. Dimensión de la acción médica y relación médico-paciente en el contexto clínico pediátrico de la Genética  Médico, pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana.
64542007        Cecilia Orellana. Intimidad del paciente, pudor y educación médica. Médico, Facultad de Medicina y Odontología, Universidad de Antofagasta. Chile.
64542007        Cecilia Orellana. La actitud médica ante el dolor ajeno. Médico, Facultad de Medicina y Odontología, Universidad de Antofagasta. Chile.
64552007        Mónica Rojas Urzúa. Deber de informar y derecho de ser informado en madre menor de edad. Matrona Servicio de Neonatología Hospital Regional Antofagasta. Chile.
64562007        Mónica Rojas Urzúa. Limitación del esfuerzo terapéutico en la UCI de Neonatología. Matrona Servicio de Neonatología Hospital Regional Antofagasta.
64572007        Felipe Caroca Maracci. Bioética en donación y trasplantes. Situación en Chile. Médico Cirujano, Univ. San Sebastián, Concepción. Asociación Chilena de Seguridad, y CESFAM Vitacura, Santiago, Chile.
64582007        José Pedro Martínez Larrarte. Aspectos éticos en las relaciones médico-paciente de las afecciones crónicas no trasmisibles: enfermedades reumáticas. Especialista de 2º Grado en Reumatología, Profesor Auxiliar, Hospital Clínico Quirúrgico docente 10 de Octubre, Servicio Nacional de Reumatología, La Habana, Cuba.
64592007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso de rechazo por falta de adherencia al tratamiento en trasplantada. Licenciado en Medicina, Universidad de Chile.
64602007        Esteban Avello Gutiérrez. Desórdenes de personalidad y Bioética ¿Podemos ser todos buenos? Médico, Centro Médico MEDISIS, Atención Primaria. Santiago, Chile.
64612007        Esteban Avello Gutiérrez. Medicina basada en la evidencia y Bioética.  Médico, Centro Médico MEDISIS, Atención Primaria. Santiago, Chile.
64622007        Cecilia Rojas Urzúa. Paro médico: ética y deber de no abandonar al paciente. Médico, Cirujano Posta Central. Santiago. Chile
64632007        Norma Elena de León Ojeda. Reflexiones ética sen la toma de dcisiones ante el paciente con discapacidad intelectual. Médico, Pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana
64642007        Norma Elena de León Ojeda.Aspectos prácticos del consentimiento informado en el marco clínico de la genética. Médico, Pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana
64652007        José Pedro Martínez Larrarte. Aspectos éticos del final de la vida en Pediatría. Especialista de 2º Grado en Reumatología, Profesor Auxiliar, Hospital Clínico Quirúrgico docente 10 de Octubre, Servicio Nacional de Reumatología, La Habana, Cuba.
64662007        Patricia Rojas. Alcances del secreto profesional y la confidencialidad, en base al Código de Ética profesional del psicólogo. Psicóloga. Egresada  Univ Central, Santiago, Chile.
64672007        Carlos Hermansen Truán. Ética y el paciente psiquiátrico, algunos dilemas. Profesor asistente Cirugía Universidad de Chile. Santiago, Chile.
64682007        Víctor Ignacio González Muñoz. El secreto médico en una Unidad militar. Médico cirujano. Clínica San José, Arica. Chile
64692007        Víctor Ignacio González Muñoz. Trasplantes de tejidos compuestos: discusión bioética. Médico cirujano. Clínica San José, Arica. Chile
64702007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso clínico: Necesidad de intervención en una paciente sin conciencia de enfermedad. Licenciado en Medicina, actualmente en Práctica de Internado, Universidad de Chile.
64712007        Alicia Fajardo. Relación médico-equipo-paciente. Enfermera, Especialista en Cuidados Intensivos Pediátricos, Univ. de la República, Montevideo, Uruguay.
64722007        José Luis Pérez Requejo. Dilema bioético: trasfundir o no trasfundir a los testigos de Jehová. Médico Hematólogo. Profesor de Fisiopatología, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. Diploma en Bioética (c) ULIA
64732007        Gloria San Miguel. Consentimiento informado en la práctica clínica. Médico, Temuco, Chile.

 

6.5       Bioética y Sociedad:
65012005        Martín Gastón E.  Zemel. El estado de la Bioética en América Latina. Odontólogo, Auxiliar Docente Facultad Odontología Univ Nacional de La Plata. Diplomado en Bioética, PUC.
65022005        Marcela Olivia Vaquera. Ecología y Bioética. Ingeniero en Cibernética Electrónica, Diplomada en Educación Sexual y en Orientación Familar, Mexicali, Baja California, México. Diplomada en Bioética, ULIA.
65032005        Clara Laucirica Hernán. Civilización tecnológica, luces y sombras. Médico, Matanzas, Cuba.
65042005        Mónica María Zamora Ramírez. Los Comités de Ética en las
instituciones de salud. Licenciada, La Habana. Diplomado en Bioética PUC.
65052006        Juana Mª Jiménez Hernández. Ética e investigación científica en el marco de la Antropología reflexiva.  Bióloga y Master en Antropología, Coordinadora de Investigaciones del Centro de Estudios Humanísticos para las Ciencias Médicas en la FCMH, y Profesora Auxiliar de la Facultad de Filosofía e Hª, Universidad  La Habana. Cuba. Diploma en Bioética PUC.
65062006        Blanca Aurora Marín Hoyos. Proceso para la toma de
decisiones médicas cuando sea necesario priorizar la atención y asignación
de recursos.  Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
65072006        Hugo Alvarez Martínez. Médicos y tortura. Médico, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
65082007        Gloria San Miguel. Algunas consideraciones respecto al adulto mayor en nuestros días. Médico Pediatra, Magíster en Salud Pública, Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera, Temuco, Chile. Diploma en Bioética (c) ULIA.
65092007        Fernando Arroyo Arellano. Educación de postgrado en
 Especialidades médicas: aspectos bioéticos. Profesor Cátedra Humanidades Médicas,
Univ. Central de Ecuador, Quito.
65102007        Eduardo Dumas Rossi. El dilema de Heinz en el contexto de las
patentes farmacéuticas. Médico, Cardiología Hospital Clínico. Pontificia Universidad
Católica de Chile, Santiago de Chile.
65112007        Rosanna Morales Guzmán-Barrón. Enseñanza de aspectos éticos en la relación del `profesional de la salud con el paciente. Médico nuclear. Lima, Perú
65122007        Patricia Rojas. Dignidad humana y exclusión social: Análisis de la situación de las personas que viven con un diagnóstico psiquiátrico. Psicóloga. Egresada Univ. Central, Santiago Chile.
65122007        Asela de los Angeles Lemus Fernández. En defensa de un mundo que se muere. Ing. Química, Lic. en Economía. Profesora de la Escuela de Pensamiento y Creatividad, en el Centro Juan Pablo II de Bioética. La Habana, Cuba.
65132007        Yocelyn Landerer Trenit. Bioética y uso racional de los
medicamentos. Médico, Programa Infantil del Consultorio de Lo Barbecha, Santiago,
Chile.
65142007        Ricardo Daniel Moreno Mauro. Un anàlisis de la conducta ética
 inapropiada en la ciencia. Profesor Auxiliar, Departamento de Ciencias Fisiológicas
Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Católica de Chile, Santiago Chile
65152007        Esteban Avello Gutiérrez. Aspectos éticos de la Ley del Sida en Chile. Médico, Centro Médico MEDISIS, Atención Primaria. Santiago. Chile.
65162007        Ricardo Daniel Moreno Mauro. Una visión crítica al proceso de revisión
por pares (peer-review) Profesor Auxiliar, Departamento de Ciencias Fisiológicas
Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Católica de Chile, Santiago Chile
65172007        María Fernanda Flores González. Crisis ecológica. Doctora en Ciencias Internacionales. Directora Grupo FG de organización de empresas,Consultora Senior (Freelance) de DBM-Advance. Quito, Ecuador.
65182007        Fernando Arroyo Arellano. Educación de postgrado en especialidades médicas: aspectos bioéticos. Dr. en Medicina y Cirugía, Profesor  Auxiliar de la  Cátedra de Humanidades Médicas. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central. Quito, Ecuador.

 

7.- Trabajos de investigación cualitativa:

Nº Código y Año         Autor y Título

7012005          Claudia Ortega, Carlos Palma, María José Rojas, Andrés
Rojas, Roberto Saavedra. Apreciación de pacientes hospitalizados sobre la
atención entregada en el Hospital Dipreca. Autores: Estudiantes  4º Medicina,
Universidad Diego Portales, Santiago de Chile, 2005. Profesores tutores: Irmeli
Roine, Andrea Alba, Francisco León. Presentado en X Jornadas Argentinas y
latinoamericanas de Bioética, Mar del Plata,  2005
7022005          Andrés Azócar, Daniela Bravo, Francisco Guzmán, Nicolás
Henderson, Mª Ignacia Parr. Percepción de la relación médico-paciente en
los usuarios del Hospital de Talagante. Autores: Estudiantes de 3º Medicina,
Universidad Diego Portales, Santiago de Chile, 2005. Profesores tutores: Irmeli
Roine, Andrea Alba, Francisco León. Presentado en X Jornadas Argentinas y
latinoamericanas de Bioética, Mar del Plata,  2005
7032006          Rojas J., Palominos G., Bunster N., Almeida J., Nissin R,. Evaluación del
conocimiento de los principios básicos de la Bioética  en los médicos del Hospital
DIPRECA. Autores: Estudiantes de 3º Medicina, Universidad Diego Portales, Santiago de
Chile, 2006.

 

8.- Derecho sanitario y Deontología profesional:

Nº Código y Año         Autor y Título

8012005          Octavio Orantes y otros. ¿Usurpación médica? El caso de los
empleados de Farmacia en México. Autores: M en C. Octavio Orantes, Dra.
María del Rocío Ocampo, Dr. José Antonio Cortez, Lic. en Derecho Esperanza
Estrada, Lic. en Derecho Liúdmila Cruz. Miembros de la Comisión de Arbitraje
Médico de Chiapas, México.
8022006          Eduardo Luis Tinant. Dimensión temporal de la persona y el derecho. Autor: Profesor Titular de Filosofía del Derecho y Director de la Maestría en Bioética Jurídica de la Univ. Nacional de La Plata. Colaboración a la Revista Anales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, 2005.
8032000          José Enrique Mora. La dignidad de la persona humana en la jurisprudencia constitucional española. Autor: Magistrado, Zaragoza, España. Revisión del artículo publicado en Rev. Cuadernos de Bioética, Nº 42, 2ª 2000.
8042006          Eduardo Luis Tinant. Biotecnoética, derechos humanos y responsabilidad. Autor: Profesor Titular de Filosofía del Derecho y Director de la Maestría en Bioética Jurídica de la Univ. Nacional de La Plata, Argentina.
8052007          Alberto Calvo Meijide. La adquisición de la personalidad
jurídica y el derecho a la vida. Autor: Profesor Agregado de Derecho Civil,
Departamento de Derecho Privado, Facultad de Ciencias Económicas y
Empresariales de la Univ. San Pablo CEU, Madrid, España.

 

 


 

   
Todos los derechos reservados ® - 2007
forma1.com.ar - estudio de diseño web
   
Bioética Clínica // Portal de Bioética con orientación a Salud Mental // Dra. Alicia Losoviz Directora: Dra. Alicia Losoviz Bioética Clínica // Portal de Bioética con orientación a Salud Mental // Dra. Alicia Losoviz