HOME CURRICULUM PUBLICACIONES DOCENCIA
   

ALIANZAS ESTRATEGICAS
NOTAS DE ACTUALIDAD
PANORAMA MUDIAL
PANORAMA LEGAL
COMUNIDAD
ARTE Y BIOETICA
LINKS


PUBLICACIONES
PASILLOS BIOETICOS
YO OPINO
CORREO DE LECTORES
CONSULTORIA
CONTACTO

 

 

Panorama Mundial

Artículos Breves. Mes de Marzo 2008

Nota editorial: Las opiniones e informaciones recogidas no están necesariamente acordes con la línea editorial del Servicio Informativo de Bioética. En todo caso, se trata de información de actualidad que pensamos es oportuno conocer.

Indice:
1.- Los comités de ética asistencial, infrautilizados
2.- Tribuna. Empecinamiento y obcecación embrionaria. Luis Miguel Pastor
3.- Objetivo: fabricar vida “artificial”. Hacia la primera bacteria sintética
4.- Aborto seguro, niñas en riesgo. Ignacio Aréchaga 
5.- En Holanda comienza a hablarse del síndrome post aborto  
6.- Derivar al especialista requiere ética
7.- La FADSP hace un llamamiento al Gobierno para “lograr un sistema sanitario público eficaz, eficiente, estable, equitativo y responsable”
8.- El profesional tiene que creerse que comunicar errores no sirve para culpar
9.- El Gobierno anuncia medidas para garantizar el derecho al aborto
10.- Aborto y seguridad jurídica
11.- Aislados por la tuberculosis. La enfermedad es resistente a los fármacos
12.- Bernat Soria declara que espera tener listo esta semana el primer borrador sobre la "prestación" del aborto
13.- El comité de ética, aliado del médico ante el juez. Entrevista a Miguel Martín
14.- Javier Sánchez Caro: "El personal sanitario tiene problemas para hacer valer su objeción de conciencia"
15.- Una compañía surcoreana anuncia que clonará por primera vez a un perro por encargo. Un pitbull llamado ‘Booger’.
16.- La terrible duda del dolor fetal
17.- Mujeres más longevas y más enfermas. Informe sobre Salud y Género.
18.- La OMC exige respuesta política a la falta de tiempo en consulta
19.- El ADN paterno, clave para hallar la afección fetal
20.- La medicina predictiva puede reducir costes y reclamaciones
21.- Nos medicamos más, nos medicamos mal.

1.- Los comités de ética asistencial, infrautilizados
Diario Médico. G. de Santiago 24/01/2008

Un estudio de American Journal of Bioethics demuestra que el médico norteamericano no suele pedir asesoramiento a los comités de ética asistencial (CAE). En España el profesional es también reticente.
Desde su nacimiento hace más de tres décadas, los comités de ética de los hospitales han perseguido ayudar a médicos, pacientes y familiares a resolver desacuerdos éticos y a navegar en el traicionero terreno que acompaña muchas veces la atención médica al final de la vida. En el año 2000 ya el 95 por ciento de los hospitales de Estados Unidos ofrecían asesoría ética o se encontraban en vías de crearla.
Sin embargo, un estudio que se publica en American Journal of Bioethics revela que estos hospitales se ocupan sólo de tres casos de media cada año. Además, concluye que menos de la mitad de los asesores cuentan con formación bioética y sólo uno de cada 20 dispone de una certificación o una diplomatura o licenciatura. Tampoco existe certeza por parte de los investigadores de que la consulta verdaderamente resuelva problemas.
Desgana del médico
Según un artículo que se recoge en Bioethics, estos comités son infrautilizados frecuentemente, lo que contribuye a incrementar costes y disputas entre médicos, pacientes y familiares. Además, existe desgana entre los médicos para buscar ayuda cuando surgen los dilemas éticos, en parte porque subsiste la idea de que una consulta equivale a ser atrapado por la policía ética.
Pero el problema, según los expertos, va más allá, pues a menudo los asesores éticos carecen de recursos, de formación o de habilidades mediadoras para resolver los problemas de manera efectiva en un breve espacio de tiempo.
Una poderosa razón de por qué los médicos no piden consejo más frecuentemente es su percepción sobre el papel de los asesores éticos, según Lainie Friedman Ross, de la Universidad de Chicago. "Raramente te dicen los asesores médicos qué hacer, pero todavía menos te ayudan a pensar en soluciones alternativas", señala.
Richard Thompson, autor del libro ¿Entonces, usted pertenece a un Comité de Ética? cree que muchos profesionales consideran que los comités están ahí para minar su responsabilidad ética. "Es una especie de desplazamiento en la toma de decisiones". Arthur Caplan, director del Centro de Bioética de la Universidad de Pennsylvania, cree que los médicos piensan que sus preguntas sobre cuestiones éticas atraerían la atención de los abogados de pacientes.
La duda de muchos médicos es si merece la pena la consulta. En marzo de 2004, un estudio de The Journal of General Internal Medicine extrajo una conclusión más positiva y recogió que el 72 por ciento de los internistas aseguraron haber aprendido algo de su consulta y el 86 por ciento afirmaron que volverían a consultar.
Sin embargo, una significativa minoría mostró reservas sobre la consulta ética, ya que el proceso se dilata en exceso y puede incluso empeorar el problema. "También existe un elemento de orgullo del médico que le hace no querer buscar ayuda", dice Douglas Diekema, consultor ético del un hospital infantil de Seattle.
También en España se obvia su papel
Diario Médico reunió a dos presidentes de CAE de centros públicos y a uno de un centro concertado para analizar la aceptación de estos comités entre los facultativos. La conclusión del debate fue que el médico acude pocas veces a este órgano asesor y resuelve los conflictos con sus propios conocimientos.

2.- Tribuna. Empecinamiento y obcecación embrionaria
Luis Miguel Pastor
Diario Médico, 24/01/2008

Tras el anuncio de que un equipo californiano había clonado embriones humanos con células adultas, el autor recuerda que la ética no es ajena al progreso científico y éste debe respetar ciertos límites. Una de las máximas éticas que se repite continuamente en el ámbito bioético es que no todo lo que se puede hacer debe ser realizado.
Evidentemente este principio supone la aceptación de límites en la tarea investigadora. Esto supone el tener que no comenzar, detener o no continuar determinadas investigaciones, aunque puedan esperarse datos útiles para la ciencia y la humanidad. La razón de ello deriva de que toda investigación tiene que ser respetuosa con el ser humano y en consecuencia nunca tratar a éste como un simple conejillo de indias.
De esta forma, el fin no justifica los medios y la ciencia guiada por la ética no sólo es una buena ciencia en sus aspectos técnicos sino también es una ciencia buena. Es más, podemos afirmar, para no caer en falsas dialécticas entre ética y progreso científico, que un progreso que no es respetuoso con lo humano no sólo es inhumano sino que tampoco es verdadero progreso científico.
En consecuencia, los límites éticos no son algo externo al quehacer científico, sino que se encuentran en la misma intencionalidad del investigador que quiere conocer la verdad sin convertir su búsqueda en un ídolo al cual se sacrifican todas las demás realidades, incluido el hombre.

Utilitarismo inaceptable
Estas reflexiones me las he planteado ante las últimas noticias sobre la posible clonación de un embrión humano a través de transferencia nuclear. Para mí es una sorpresa contemplar el empecinamiento u obcecación, diríamos embriofágica, que afecta a determinados investigadores. Es tal la seducción utilitarista a la que se han sometido que son incapaces de salir del espejismo que han creado.
A base de repetir una imaginaria utilidad -los famosos potenciales beneficios de la clonación- en sus investigaciones han llegado no sólo a justificar la posible destrucción de seres humanos en el supuesto que se hayan constituido reales embriones sino a empeñarse en una investigación que está fuera de toda racionalidad científica y es contraria al bien común.

Los trabajos con células adultas reprogramadas (células madre pluripotentes inducidas) o simplemente las adultas suponen, a día de hoy, una investigación que sí cumple los requisitos, no sólo de una ciencia buena, sino de una buena ciencia.
Si partimos de que la racionalidad científica, la prudencia ética y el bien común exigen potenciar las investigaciones según criterios basados en hechos científicos con finalidades no utópicas, respetuosas con los seres humanos, con un coste adecuado y con repercusión los mas rápida posible en la curación de personas, hay que decir que la mal denominada clonación terapéutica tiene sus días contados.

Las más apropiadas
Por el contrario, todas estas condiciones las cumplen las investigaciones con células madre adultas. Tienen científicamente más probabilidad de ser eficaces, son una realidad mas próxima, la investigación con ellas sigue las normas éticas de la investigación con humanos, su coste es menor y su aplicabilidad para curar se muestra muy cercana.
En fin, todo ello supone un imperativo a los poderes públicos para que las apoyen, las financien y dirijan sus esfuerzos en potenciarlas al máximo. Por el contrario, el sueño utilitarista no sólo pervierte el uso de la ciencia, sino que introduce una cierta pérdida de su objetividad, en cuanto que ésta, en vez de atenerse a los criterios técnicos y a las prácticas de la buena ciencia, deriva en investigaciones guiadas por intenciones económicas, políticas de grupos o por intenciones vanidosas o incluso excéntricas de determinados investigadores.
La fascinación utilitarista ha supuesto y sigue suponiendo una inversión de dinero y de esfuerzo de investigadores que a todas luces es contraria al bien común, no sólo al ético sino también al propiamente material, es decir, al que está relacionado con la puesta a punto de una medicina regenerativa que sirva para ayudar al mayor número de personas posible.
Sorprende que en nuestro país todavía se siga fomentando una vía que está agonizante, por no decir muerta. Esperemos que se imponga la cordura y no se creen más falsas dialécticas entre ética y progreso científico, porque como se esta demostrando con el debate sobre las células madre, al final hacer las cosas bien desde el punto de vista ético es garantizar tanto la calidad científica de la investigación como que ésta esté al servicio del hombre.

3.- Objetivo: fabricar vida “artificial”. Hacia la primera bacteria sintética
Aceprensa 25 Enero 2008

Por primera vez se ha logrado sintetizar en laboratorio el genoma de una bacteria. Es un paso importante, aunque solo inicial, hacia el objetivo de la “biología sintética”: crear organismos vivos artificiales. Este empeño plantea nuevos interrogantes.
El J. Craig Venter Institute, presidido por el científico del mismo nombre, ha anunciado en Science que ha conseguido sintetizar por primera vez el genoma de una bacteria: en concreto, la llamada Mycoplasma genitalium, que tiene cerca de 500 genes en un solo cromosoma. Hasta ahora, lo máximo a que se había llegado –también en el laboratorio de Venter– era el genoma, mucho más pequeño, de un virus. Este último logro es, pues, el mayor obtenido por la “biología sintética”, con la que se pretende fabricar seres vivos, versiones artificiales de algunos existentes en la naturaleza o incluso inventados.
Sintetizar el genoma no es lo mismo que “crear” la bacteria, que es un organismo de multitud de células de distintas clases, cada una con su función. Tampoco se ha comprobado si el cromosoma artificial tiene actividad biológica, o sea, si es capaz de “dar vida” a una bacteria y gobernar sus células.
En todo caso, la biología sintética plantea cuestiones nuevas sobre la ética de la manipulación genética. Las examina Margaret Somerville, directora del McGill Centre for Medicine, Ethics and Law (Montreal), en un artículo publicado hace seis meses en Aceprensa, que ahora puede ser muy oportuno releer:

4.- Aborto seguro, niñas en riesgo
Ignacio Aréchaga 
Aceprensa. 30 Enero 2008

Ecografía y aborto seguro se suelen presentar como actos médicos que suponen un progreso para las mujeres. En Asia, sin embargo, es una combinación letal, que se está utilizando a gran escala para eliminar a millones de niñas. Hasta tal punto que hay ya un desequilibrio de sexos en gigantes demográficos como India y China. Ante esta deriva inesperada del derecho al aborto, es significativa la reacción de organizaciones que trabajan a favor de los derechos de las mujeres.
En una población normal, nacen aproximadamente 105 niños por cada 100 niñas, proporción que después se equilibra por la mayor mortalidad masculina. Pero en Asia es distinto. En la India, nacen 112 niños por cada 100 niñas. En consecuencia, según el censo de 2001, hay 93,3 mujeres por cada 100 hombres. Esto supone un déficit de unos 35 millones de mujeres, que nunca se había alcanzado en el país. Además el déficit es más acentuado en las generaciones más jóvenes, lo que indica que la eliminación de niñas se está acelerando.
La misma evolución hacia una sociedad más masculina se advierte en China. Allí nacen 117 niños por cada 100 niñas. En el censo de 2000 había aproximadamente 36 millones menos de mujeres que de hombres, dentro de una población total de 1.300 millones. Pero la eliminación de niñas podría ser incluso mayor, habida cuenta de que no pocas nacen y mueren sin ser registradas.
El fenómeno, aunque menos acentuado, se observa también en otros países de la región, como Taiwán, Bangladesh, Pakistán, Afganistán, con poblaciones anormalmente masculinizadas. Corea del Sur, donde todavía nacen 107,4 niños por cada 100 niñas, es el primer país asiático donde la desproporción está declinando desde 2002. En cambio, un dato significativo: hay una auténtica paridad en el único país católico de la zona, Filipinas, donde el aborto no está legalizado.
La tiranía de la dote
¿Por qué en Asia se da esta preferencia por el varón hasta llegar al aborto y al infanticidio selectivo de niñas? Junto al tradicional orgullo por tener un hijo varón, que transmitirá el nombre del padre y se ocupará de sus ritos fúnebres, hay una razón económica poderosa: una hija, al casarse, se va de casa de sus progenitores y pasa a formar parte de la familia de su esposo, mientras que un hijo varón es durante toda la vida el pilar en el que se apoyan sus padres, sobre todo en la vejez, en países donde la protección social es débil. Una hija es una carga, y más si hay que casarla con dote; un hijo, una inversión útil.
La situación que lleva al aborto selectivo de las niñas está bien descrita en el reciente libro de Bénédicte Manier Cuando las mujeres hayan desaparecido, que se centra sobre todo en lo que ocurre en la India.
En la India la dote, que en su origen era algo que los padres daban a la hija porque no iba a heredar tierras, ha pasado a ser una cantidad pagada al esposo y a la familia política. En los últimos tiempos, para buena parte de la nueva clase media, la dote se ha convertido en la ocasión para una exigencia creciente de regalos, dinero, electrodomésticos... A menudo se chantajea a la familia de la novia con rechazar el matrimonio, e incluso después de la boda la familia del novio puede seguir pidiendo más. Sin dote, las posibilidades de casarse son casi nulas. En teoría, la dote es ilegal desde 1961, pero sigue plenamente implantada en las costumbres.
Una paradoja de la prosperidad
Contra lo que cabría esperar, el rechazo de las niñas y el recurso al aborto no hay que imputarlo a la pobreza, al subdesarrollo y al analfabetismo, sino a la prosperidad. Los grupos sociales más hostiles a las niñas no son los pobres, sino las clases medias, para las cuales el coste de la boda y la dote de la hija constituyen un obstáculo para su ascenso social. Por eso, no es extraño que la proporción de nacimientos de niñas sea menor en los barrios acomodados que en los populares, en las ciudades que en el campo, en los estados más ricos del norte que en los de menor renta. “Casi cabría decir –escribe Manier– que un feto femenino tiene algunas oportunidades más de venir al mundo en un barrio de chabolas del medio rural que en un barrio de clase media”.
En China, la tradicional preferencia por el varón se ha acentuado por la política del “hijo único”, impuesta obligatoriamente desde 1979 con medidas coercitivas (vigilancia de los embarazos, sanciones económicas, abortos forzosos...). Pero las parejas chinas enseguida interpretaron la política del hijo único como la del varón único. Y aunque en el medio rural se permitió luego tener una segunda criatura si la primera había sido niña, el aborto selectivo de niñas sigue dándose a gran escala.
Sinergia funesta
A pesar de que en la India el déficit de mujeres se advirtiera ya en los primeros censos al comienzo del siglo XX, la actual eliminación masiva de niñas es fruto de la “sinergia” entre la preferencia tradicional por el varón y otros factores asociados a la modernidad: el mayor control de la natalidad, la legalización del aborto y el conocimiento del sexo del feto mediante la ecografía.
Tanto en la India como en China, el control de la población ha sido objeto de intensas campañas, a menudo con medidas coercitivas, que han reducido mucho la fecundidad. Las mujeres tienen hoy día una media de 2,9 hijos en la India y 1,6 en China. Pero uno de los efectos de la natalidad planificada es que hay más intolerancia hacia los fetos femeninos.
Así lo explica uno de los testimonios recogidos en el libro: “Antaño, tenías descendencia hasta que por fin llegaba un varón. Luego apareció la planificación familiar (...) y ahora solo hay que tener dos. Así que, si el primero es niña, el segundo necesariamente tiene que ser niño. Y haces todo lo necesario para conseguirlo, abortando los fetos siguientes si son niñas”.
Ecografía + aborto
La ecografía permite ahora conocer el sexo del feto a partir de la decimosexta semana. Y como el aborto, legal en la India desde 1971, está permitido hasta la vigésima semana, hay tiempo de eliminar a la niña indeseada. A las ecografías que conducen al aborto selectivo se les denomina eufemísticamente por las siglas “SD” (iniciales de Sex Detection), de modo similar a como el aborto se denomina aquí IVE.
Para luchar contra el aborto selectivo de niñas, en 1994 se prohibió el diagnóstico prenatal del sexo. Pero no se puede prohibir que un servicio de ginecología haga ecografías, y en la India hay más de 30.000 clínicas de este tipo registradas, y otras muchas clandestinas, donde no hay ningún problema para conocer el sexo del feto. De este modo, ha surgido un negocio muy lucrativo para estas clínicas, que proponen forfaits de “ecografía+aborto” por entre 5.000 y 10.000 rupias (de 95 a 190 euros).
Según las estadísticas oficiales, cada año se realizan en la India 600.000 abortos. Pero los demógrafos aseguran que hay muchos más abortos no declarados. Un estudio publicada en The Lancet a comienzos de 2006, estimaba que cada año 500.000 niñas eran víctimas del aborto.
El aborto “desvirtuado”
Las organizaciones feministas que, como la autora del libro, defienden el derecho al aborto, ven con angustia que se ha convertido en un arma contra las mujeres. Y, aunque evitan utilizar un lenguaje afín al de los grupos pro vida, no pueden evitar que muchas de sus reacciones y propuestas se asemejen.
Hay que ir a la India para oír decir a una feminista: “Es sencillamente el grado máximo de violencia contra las mujeres: el que les niega el mismísimo derecho a nacer”. Sin cuestionar el aborto, lo que las feministas condenan allí es que la ecografía y la interrupción del embarazo, que supuestamente deberían representar un progreso para las mujeres, se hayan “desvirtuado” para volverse contra ellas.
Pero, con la lógica del derecho al aborto, poco se puede objetar. Si el feto puede ser eliminado por cualquier motivo (económico, social, psicológico...) que le haga indeseable para la mujer, ¿por qué no por razón del sexo? Las mujeres indias, al igual que sus maridos, prefieren hijos varones, a los que no hay que dar una dote, entre otras cosas.
El negocio de las clínicas privadas
En la India, las organizaciones feministas no tienen palabras suficientemente fuertes para descalificar a las clínicas que se lucran con los abortos selectivos de niñas. En el libro de Manier se denuncia “la impunidad generalizada de una clase médica” que vive de “esta industria multimillonaria”. El comportamiento de los médicos que utilizan la ecografía para los abortos selectivos es calificado como “ilegal, inmoral y contrario a la ética médica”.
Por eso piden que se obligue a las clínicas a cumplir la ley y reclaman sanciones más duras. Ya en 2001 se reforzaron las penas por abortos selectivos: multas elevadas y hasta cinco años de prisión para los médicos, embargo del aparato de ecografía, suspensión del ejercicio de la medicina y prohibición de ejercer en caso de reincidencia.
Pero, como suele alegarse en el caso del aborto clandestino, si las ecografías para saber el sexo no son legales, siempre se hará lo mismo por la puerta de atrás. La realidad es que el aborto ha entrado en las costumbres, y estas leyes se quedan en papel mojado.
Cruzada selectiva
Junto a las sanciones legales, las organizaciones que luchan contra el aborto selectivo en la India proponen también una serie de medidas que erradiquen las causas del rechazo de las niñas: abolir la dote, un seguro para que los progenitores no dependan en la vejez de la asistencia de un hijo varón, el acceso de las mujeres a empleos que les den una autonomía económica y contribuir así en términos de igualdad a la renta familiar, acceso a la herencia... En definitiva, lo que está en juego es un cambio en el estatus de las mujeres, que pasa por una transformación de las mentalidades.
Pero la gran mayoría de la sociedad india, reconoce Manier, permanece insensible ante este problema de la discriminación prenatal. La autora lamenta incluso que “en el plano religioso, no se ha pronunciado ninguna excomunión”, y las condenas emitidas por las autoridades religiosas (cristiana, sij, musulmana...) surten escaso efecto.
Algunas ONG han decidido luchar contra la eliminación de las niñas con acciones que si las utilizara un grupo pro vida causarían escándalo. “En los pueblos de Tamil Nadu –cuenta Manier– se han creado comités de vigilancia denominados sangam, que llevan un registro de los embarazos en curso en cada aldea y amenazan con denunciar a las familias a la policía en caso de que la madre aborte un feto femenino, de que cometan un infanticidio neonatal o de que se produzca una muerte prematura sospechosa de una niña”.
Si esto no es una “cruzada antiabortista”, se le parece mucho. Pero sería más convincente si no fuera tan selectiva, y abarcara a los dos sexos.
Porque, ante el libro de Bénédicte Manier, que respira indignación moral en muchas de sus páginas, es inevitable plantearse una pregunta: si en vez de haber en Asia, por obra del aborto selectivo, un déficit de cien millones de mujeres, faltaran 50 millones de niñas y 50 millones de niños, ¿ya no habría ningún problema?

5.- En Holanda comienza a hablarse del síndrome post aborto  
Aceprensa 30 Enero 2008

Cada año se practican unos 30.000 abortos en Holanda y apenas se habla de ello. Se silencia que algunas mujeres sufren ataques de ansiedad, depresión y remordimientos. La edición de Amsterdam de Metro (25 enero 2008) se ha decidido a hablar de “La otra cara del aborto”, con un amplio reportaje con testimonios de estas mujeres.
Las mujeres que abortaron suelen intercambiar sus sentimientos en foros de Internet. Marijke Veerman, redactora del citado diario, entrevistó a unas veinte jóvenes que sufren las consecuencias de abortos practicados en 2007. Sarah, de 19 años, Amanda y Brit, que tenía 18 años cuando abortó, cuentan los motivos que las indujeron, la inseguridad con la que llegaron a la clínica y el poco apoyo que recibieron en ésta, aun cuando daban señales de no estar absolutamente seguras de su decisión.
A Sarah fue el novio quien la animó a abortar. Provenía de una familia turca que nunca le hubiera perdonado tener un hijo fuera del matrimonio. “Mi amor por mi novio era entonces más grande que por la criatura, así que acepté, cuenta Sarah. Ahora me pregunto: ¿cómo habría sido el niño?, ¿cómo habría ido todo? Le pido por favor a toda mujer que dude, que no vaya a la clínica. Nunca te lo perdonarás”.
El reportaje cita una investigación realizada en Nueva Zelanda que siguió a un grupo de mujeres de 15 a 25 años. El 42 por ciento de las que habían abortado antes de los 25 años (cfr. Aceprensa 6/06) tenían serios problemas psíquicos, el doble de las que nunca lo habían hecho. Gert-Jan Noorman, de la fundación de protección de los no nacidos VBOK, reconoce este efecto post aborto: “A nuestra asociación acuden jóvenes descontentas, con sentimientos de culpabilidad y depresiones. Nosotros lo llamamos síndrome post aborto. A veces ocurre inmediatamente después del aborto, otras más tarde, cuando la mujer se da cuenta que habría podido vivir con ese hijo”.
Un motivo de que este tema siga siendo tabú, lo achaca Laura van Lee, investigadora de la fundación Rutger Nisso Group, a que el actual gobierno quiera reformar la legislación sobre el aborto. “Médicos y partidarios del aborto temen que los testimonios sobre efectos negativos del aborto puedan llevar a limitarlo e incluso a prohibirlo”, reconoce Lee, cuya fundación más bien promociona el aborto que lo desaconseja. Añade también que por orden del Ministerio se está llevando a cabo una investigación sobre la legalidad del modo de actuar de las clínicas, a la que seguirá otra sobre las consecuencias del aborto. La ley actual permite abortar hasta la semana 22 del embarazo.
Brit reacciona de modo positivo: “Yo creo que si me hubiesen preguntado más, hubiera dicho que dudaba, pero no lo hicieron. Espero que algo cambie en las clínicas y que se tomen decisiones bien meditadas. Para mí ya es tarde. Tendré que seguir viviendo sin mi hijo”

6.- Derivar al especialista requiere ética
Carmen Fernández. Barcelona
Diario Médico, 31/01/2008
El Grupo de Ética de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) considera la derivación de pacientes a otros especialistas un asunto "tan relevante" que adoptar la decisión requiere la conformidad del enfermo y de sus familiares e incluso, en algunos casos, compartirla con otros compañeros en sesión clínica.
La decisión de consultar con otro especialista es "tan relevante" que el médico de familia debe tomarla conjuntamente y de acuerdo con el paciente e, incluso, en más de un caso puede ser adecuado compartirla con otros médicos de familia (por ejemplo, comentando el caso en sesión clínica), según sugiere el Grupo de Ética de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) en un documento titulado La relación entre los médicos de familia y los especialistas, de la colección Reflexiones de la práctica cotidiana.
También recomienda no consultar o forzar visitas urgentes o preferentes sin necesidad, porque eso atenta contra la equidad de acceso de los pacientes a los servicios sanitarios y va en contra del principio de justicia.
El grupo parte de la base de que el médico de familia es el referente principal del paciente y define cuatro grandes motivos por los que, actuando con honradez, debe consultar a otros profesionales o transferibles de forma transitoria o parcial la atención a un paciente: realización de pruebas indicadas en primaria con cargo al especialista (exploraciones de imagen, laboratorio, endoscopia); solicitud de ayuda o consejo especializado sobre el diagnóstico, el seguimiento, el pronóstico, el tratamiento o la conducta a seguir en pacientes con complejidad clínica; transferencia temporal de la responsabilidad de diagnóstico, tratamiento y seguimiento (por ingreso hospitalario), y seguimiento de un problema de salud que, por complejidad y baja prevalencia, severidad de su evolución o gravedad de la situación del paciente, supera con creces los límites de la especialidad de Medicina de Familia.
Llegado cualquiera de estos casos hay que solicitar la consulta, con cortesía y facilitando toda la información que el especialista requiera. Como en todos los aspectos de la práctica profesional, ademas de los principios éticos de beneficencia, no maleficencia, justicia y autonomía, a la relación con otros especialistas hay que añadir los de lealtad, respeto, prudencia y honradez, según el Grupo de Ética de la Camfic, cuyo trabajo viene a complementar un documento previo del Colegio de Médicos de Barcelona titulado Deberes éticos de los médicos hacia los otros médicos (2003).
Sobre el dilema de las recetas, el grupo cree que lo idóneo es que el especialista no haga recetas sino que haga recomendaciones terapéuticas al médico de familia; pero como ésta no es la situación real, en la práctica aconseja asumir las del especialista como propias, en beneficio del paciente, siempre y cuando se esté de acuerdo con lo recetado.

Consejos prácticos para médicos de familia
Recomendaciones del Grupo de Ética de la Camfic sobre la relación con otros especialistas:

1. Conocer a los especialistas del entorno y los circuitos para consultarles.

2. Pensar en lo mejor para el paciente antes de proponer una consulta al especialista.

3. Incorporar a las sesiones clínicas la discusión sobre la conveniencia o no de la consulta al especialista.

4. Informar al especialista ofreciéndole la información necesaria, pero no más.

5. Discutir con el paciente las diferentes alternativas, pero nunca hablar mal de un compañero.

6. Recomendar a un especialista pensando antes si lo elegiríamos para nosotros mismos o para un familiar.

7. Consultar al especialista procurando que el paciente tenga todas las pruebas complementarias necesarias.

8. Facilitar el trabajo a los buenos consultores y actuar, ante los responsables correspondientes, frente a quienes no informan adecuadamente.

9. No forzar visitas preferentes innecesarias y denunciar listas de espera excesivas.

7.- La FADSP hace un llamamiento al Gobierno para “lograr un sistema sanitario público eficaz, eficiente, estable, equitativo y responsable”
Para ello es necesario la elaboración de un Plan Integrado que recoja las necesidades de cada comunidad en materia sanitaria
AZPRENSA, Redacción, Madrid (01-02-08).

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha presentado un informe ante la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS), con el que pretende hacer un llamamiento al Gobierno y a todas las fuerzas políticas de las comunidades autónomas para “lograr un sistema sanitario público eficaz, eficiente, estable, equitativo y responsable”. Según ha indicado la Federación, “mientras no se formulen políticas coordinadas en el sector sanitario público de las comunidades es bastante probable que el gasto sanitario siga incrementándose injustificadamente, y se plantee la necesidad de demandar mayores recursos sin control alguno sobre la eficiencia de lo que se gasta ni en lo que se emplea”.
Las propuestas de la FADSP para lograr este objetivo son, entre otras, la elaboración por parte del Consejo Interterritorial de Salud de un Plan Integrado que recoja las necesidades de cada comunidad en materia sanitaria (tasas de morbimortalidad, contaminación ambiental y atmosférica, pirámide poblacional, etc.); incrementar los recursos destinados al SNS, al menos en un punto sobre el PIB, de manera adicional a los fondos que reciben las comunidades por el actual sistema de financiación, y el posterior reparto entre ellas siempre con fines sociales y sanitarios; dotar de prestaciones homogéneas a todos los ciudadanos con independencia de su lugar de origen o residencia.
El informe también exige que la nueva financiación cuente con la participación ciudadana de forma directa y activa, así como con la participación de los profesionales de la Atención Sanitaria de cada comunidad, ya que el grado de colaboración será una de las condiciones a tener en cuenta a la hora de que el Estado financie las diferentes comunidades. Por otro lado, se llevará a cabo un seguimiento por parte del Consejo Interterritorial para comprobar que se han cumplido los objetivos propuestos y que las partidas destinadas a la financiación de la Sanidad han sido utilizadas con este fin.
Se llevará a cabo también, según el documento, la evaluación de las ofertas formativas de los profesionales, según sus necesidades, tanto en el pregrado como en el postgrado, y de forma permanente en el proceso de la formación continua; la homogeneidad de las condiciones laborales de los profesionales; el porcentaje de utilización presupuestaria en Investigación; el porcentaje de fármacos genéricos prescritos; la lista de espera quirúrgica y de pruebas diagnósticas;y, la determinación de un mínimo pero suficiente tiempo medio por consulta en Atención Primaria.
El último paso, según la FADSP, consistiría en la aprobación en el Consejo Interterritorial del SNS, y posteriormente en el Parlamento de un documento consensuado y pactado entre todas las comunidades para el desarrollo equitativo y sostenible de un sistema de financiación eficaz de la Sanidad pública española.

8.- El profesional tiene que creerse que comunicar errores no sirve para culpar
Diario Médico. David Rodríguez Carenas 31/01/2008

Cada vez existe una mayor preocupación por la cultura de la seguridad en los hospitales y por eso cada vez se conocen mejor las causas de los errores médicos. Esto no es un problema, ya que conocer la causa del error es fundamental para solucionarlo y el profesional tiene que tener claro que éste es el motivo de la investigación de fallos médicos.
"Hay pacientes a los que no podemos curar, pero ninguno a quien no podamos dañar". En los años cincuenta, el estadounidense Arthur Bloomfield sufrió en su propia familia los efectos de la yatrogenia y dejó claro el punto de partida que debe tomar la cultura de seguridad, que tiene cada vez más peso en la sanidad internacional.
La frase de Bloomfield también ha servido de punto de partida de la exposición sobre seguridad clínica del paciente que realizó ayer José Antonio Vidal, jefe de la Unidad de Urgencias del Hospital Valle del Nalón, en Langreo (Asturias), en el III Encuentro de Gestión del Área de urgencias, organizada por Expansión Conferencias con la colaboración de Diario Médico y el patrocinio de BlackBerry.
Otra de las bases para entender el tema, según Vidal, es el modelo de Reason o del queso suizo, en el que una línea recta atraviesa varios quesos por sus agujeros naturales: para que ocurra un error tienen que concatenarse una serie de circunstancias. Por tanto, los errores no son algo habitual, pero ocurren, y el servicio de urgencias no es una excepción: según el estudio Eneas, alrededor de un 11,6 por ciento de los efectos adversos ocurren en urgencias.
Estas cifras son altas, pero el problema real está en otra cifra: "Más del 90 por ciento de los errores que ocurren en este servicio se pueden evitar -frente al 40 ó 50 por ciento del total de servicios que se cita en el Eneas y en la Biblia de la seguridad médica: To err is human-".
Según Vidal, para evitar al máximo estos errores se pueden llevar a cabo muchas acciones que desemboquen en el diseño de un plan de seguridad clínica en urgencias, como estudiar el clima de seguridad y desarrollar un buen sistema de monitorización, "para lo que es necesario contar con indicadores que hay que seleccionar a conciencia", y que no tienen que ser muy complicados para dar resultado. "Las quejas por agotarse el dispensador de jabón de manos son muy válidas".
Sin embargo, un aspecto fundamental para que la cultura de seguridad funcione es conseguir que el médico esté convencido de que la investigación de las causas de los errores no se va a emplear para culpar. "Detrás de un error en muchas ocasiones está un fallo del sistema que conlleva el del profesional. Culpar al médico es una equivocación".
El problema es que muchas veces se mantiene el anonimato de las personas pero se intuye por el caso. Ante esto, Vidal ha explicado que "hay que evitar la cultura de culpabilidad. Para ello hay que presentar de forma clara los posibles errores del sistema que han causado el error del profesional. En cualquier caso, las malas conciencias son difíciles de manejar".
Las unidades de dolor torácico generan gasto, pero compensas
Protocolizar y estructurar procesos altamente prevalentes en urgencias resulta eficiente y, en términos absolutos, coste-efectivo.
Al menos es lo que sucede en la Unidad de Dolor Torácico que el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Barcelona puso en marcha hace unos años. Según su coordinador, Miguel Sánchez, "la actuación conforme al protocolo ha incrementado los gastos del Servicio de Urgencias, porque incluye pruebas complementarias, pruebas de esfuerzo y mayor dotación de recursos aunque la partida destinada al servicio sigue siendo la misma, lo que genera déficit.
No obstante, al mismo tiempo ahorra unos quinientos ingresos anuales al hospital, liberando camas en Cardiología; de este modo se compensa el gasto". Sánchez ha relatado cómo fue el nacimiento de la que se ha convertido "en la niña bonita del Servicio de Urgencias del Clínico". El origen está en estudios realizados en Estados Unidos: "Descubrieron que con las unidades de dolor torácico se estudiaban más pacientes, se ingresaban menos, se reducían las altas erróneas y se disminuía el tiempo puerta-aguja", es decir, los minutos que transcurren desde el ingreso del paciente con sospecha de infarto agudo de miocardio hasta que se le inyecta un trombolítico.
"Además, el coste por paciente se reduce a la mitad". No es posible saber si los resultados son exportables, y la elaboración de estudios similares en España es imposible "porque carecemos de datos suficientes". A pesar de todo, Sánchez y su equipo confiaron en que la experiencia funcionaría y están satisfechos: "Era una unidad necesaria y ha resultado ser efectiva y de calidad", según la evaluación realizada. El único pero es la equidad: "Comparte las miserias de Urgencias y Cardiología, lo que provoca que la adaptación a protocolo y los resultados varíen según la atención se preste por la mañana, tarde, noche, laborables o festivos".
La atención domiciliaria y la corta estancia demuestran su eficiencia
Índice de comorbilidad menor de un 2,5; insuficiencia funcional limitada a un órgano; ningún reingreso en los seis meses anteriores, y apoyo familiar: "Si un paciente del área polivalente tiene este perfil, la eficiencia está asegurada", según Francisco Arnalich, jefe de Sección de Medicina Interna y coordinador de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital La Paz, en Madrid.
El centro madrileño ha obtenido buenos resultados en sus unidades de corta estancia médica (UCEM) y de hospitalización a domicilio (UHAD), ya que ha logrado tener una estancia media de 3,7 días en el caso de la UCEM y de 6,2 en el de la UHAD, frente a los 11,5 de la Unidad de Medicina Interna. En cualquier caso, estas cifras tienen truco: "En 2006, el índice de comorbilidad en Medicina Interna es de 3,2, por el 2,6 de la corta estancia y el 2,4 de la hospitalización a domicilio, y el índice de complejidad en interna es de 1,04 frente al 0,80 en el que se mueven las otras dos unidades".
En cualquier caso, el truco no es tal, sino una buena elección de los pacientes que pasan a este servicio. Porque, pese a que "ambas unidades pueden acoger una significativa proporción de ingresos del área médica" -un 16 por ciento en el caso de las urgencias de La Paz-, "alrededor de un 30 por ciento de las peticiones no las podemos cumplir, ya que contamos con entre quince y veinte camas para una área de población de 800.000 personas.

Consentimiento informado
Si se tiene en cuenta el concepto de las dos unidades, es fácil pensar ¿cómo es posible que un enfermo de urgencias se vaya a su casa? Arnalich ha recordado que los pacientes sólo ingresan en esas unidades si cumplen el perfil y tras permanecer en observación 24 horas. Además, "primero han de firmar un consentimiento informado, en el que se especifica que puede contar con la misma atención en otras unidades".

9.- El Gobierno anuncia medidas para garantizar el derecho al aborto
La norma establecerá un 'marco básico' que garantice la 'equidad' y 'calidad'. Según Sanidad, se aprobará previsiblemente antes de que concluya la legislatura
ELMUNDO.ES | EFE 01/02/2008 15:52 (CET)

El Gobierno aprobará un marco normativo "con mayores garantías" para las clínicas y las mujeres que se acojan a la actual ley del aborto.
"Hay que garantizar determinados derechos contenidos en la ley". Así de tajante se ha mostrado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al anunciar la medida tras el Consejo de Ministros. Se trata de un marco básico para asegurar, tanto a las clínicas privadas como a las mujeres, que pueden ejercer con calidad y respeto a la intimidad su derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en todo el territorio español.
La polémica en torno al aborto se desató a principios de este año. Las clínicas abortistas organizaron una huelga para protestar por las presiones recibidas por sus profesionales y por las investigaciones iniciadas en varios centros de Madrid y Barcelona por presuntos abortos irregulares.
Tras estas "disfunciones", el Gobierno ha decidido "buscar los mecanismos del Estado de derecho para garantizar que se pueda ejercer este derecho con equidad y confidencialidad", según De la Vega. "El Gobierno no va a consentir que se vulneren los derechos de ninguna mujer que haya tenido o tenga que hacer frente a una decisión tan dolorosa como la de interrumpir su embarazo", sentenció.
Sanidad quiere garantizar que las clínicas privadas puedan ejercer con garantías "una prestación" que ya está contemplada, tanto en el Sistema Nacional de Salud como en la ley, al tiempo que asegure la confidencialidad de las mujeres que se someten a una interrupción del embarazo.
Asimismo, el Ministerio de Justicia ha pedido a la Agencia de Protección de Datos que emita un dictamen en el que se fijen los límites en el ejercicio de inspección de las administraciones públicas.
Análisis de la situación
Tras el paro organizado por las clínicas, los titulares de Sanidad, Bernat Soria, y Justicia, Mariano Fernández Bermejo, se reunieron con los centros afectados. A la vista del "análisis de la situación y la interlocución con los sectores afectados [los profesionales de las clínicas abortistas y las mujeres afectadas], el ministro de Sanidad está proponiendo una norma básica que regule los requisitos jurídicos cuando una prestación que ya se incluye en el sistema de salud se presta en una clínica privada", señaló la vicepresidenta, tras la reunión del Consejo de Ministros.
La vicepresidenta primera del Gobierno aclaró que se trata de un proyecto de norma para garantizar que se cumple la actual ley del aborto. La iniciativa podría sustentarse en un Real Decreto que, tras pasar por el Consejo de Estado, se aprobará, previsiblemente, antes de que concluya la legislatura, según fuentes de Sanidad.
De la Vega no precisó una fecha. "Son unas normas que tendrán que verse con las Comunidades Autónomas", señaló. "Otra cosa es si los ciudadanos nos dan su confianza [en el 9-M] y se reabre el debate sobre este tema". Habrá "ocasión de mejorar" la Ley del Aborto si, tras el "amplio debate social" que este tema ha suscitado, se llega "a la conclusión de que así hay que hacerlo", añadió.

10.- Aborto y seguridad jurídica
Editorial, ABC, 3 febrero 2008.

LA actual polémica sobre el aborto está planteándose en tales términos que demuestra que la aprobación de una ley que garantice mayores facilidades para la eliminación del feto no zanjará la polémica moral, social y jurídica sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Hace veinticinco años comenzó la tramitación parlamentaria de la ley que introdujo en el Código Penal de 1973 tres supuestos o indicaciones que despenalizaban el delito de aborto. Por tanto, la muerte voluntaria del feto se mantuvo como un acto delictivo, salvo en alguno de los tres casos en los que la ley eximía de perseguir y, por tanto, de condenar a los autores materiales del aborto y a la mujer. Las cifras actuales del aborto en España, que superan los cien mil casos, son la prueba irrefutable de que la ley de 1985 nació para no ser cumplida, pues de aplicarse estrictamente las condiciones establecidas concretamente para el tercer supuesto, relativo a los riesgos para la "salud psíquica" de la madre, el número de abortos sería sensiblemente inferior. Por tanto, una ley de plazos como la que reclaman sectores de la izquierda y de la industria abortista no supondría mayor número de abortos, sino, simplemente, la impunidad de los que actualmente se cometen contraviniendo los requisitos previstos por la sentencia del Tribunal Constitucional de 1985. En todo caso, esa ley de plazos sería abiertamente contraria al artículo 15 de la Constitución al no cumplir el presupuesto constitucional del conflicto de intereses que hace legítimo interrumpir el embarazo. La vida del feto no puede quedar al libre albedrío de la madre y si esto sucede, se comete un delito contra la vida.
Las reacciones del Gobierno y de los sectores proabortistas simulan un abanderamiento de la defensa de la mujer, pero esconden realmente un movimiento de crispación ante el temor de que el verdadero rostro del aborto, así como las irregularidades administrativas y penales detectadas hasta el momento, genere a su vez un cambio en la opinión pública. No hay ninguna conjura ultracatólica. Simplemente, la sociedad ha empezado a preguntarse qué pasa con una realidad que mata al año a cien mil fetos. El PSOE puede agitar las pasiones progresistas de quien quiera, pero ninguna ley es capaz de ocultar la naturaleza homicida del aborto, ni el hecho de que su resultado es la eliminación de una vida humana, ni la crueldad de los métodos quirúrgicos que llegan a utilizarse para desmembrar y matar al feto.
El Ejecutivo socialista está manteniendo una actitud irresponsable, de un activismo abortista impropio de quien ha de apoyar y exigir el cumplimiento de las leyes. Su última iniciativa refleja fielmente la intolerancia del PSOE hacia el Estado de Derecho cuando su funcionamiento lo deja en evidencia. El decreto anunciado por el Gobierno para proteger la "intimidad" de las mujeres que abortan no es más que una cortapisa a las investigaciones judiciales de las redes de abortos ilegales y a las inspecciones sanitarias de las Comunidades Autónomas. Resulta lamentable que la vicepresidenta del Gobierno defienda este proyecto en aras "de la equidad y de la calidad de la interrupción del embarazo". Al margen de la atrabiliaria utilización de estos conceptos -¿qué tendrá que ver la equidad con el aborto?-, en la defensa de este decreto no se incluye la defensa de la legalidad, pese a que el cumplimiento de la ley es lo que garantiza el ejercicio de los derechos. No es cierto que, como dicen las asociaciones pro abortistas -en otro ejercicio de ignorancia inexcusable de lo que están diciendo-, tengan un problema de seguridad jurídica. Precisamente, su problema es con el Código Penal, que advierte con claridad -y esto es la seguridad jurídica- cuándo el aborto es delito y cuándo no lo es.
¿Hacen falta garantías jurídicas? El foco de la polémica está en el supuesto que despenaliza el aborto por riesgo para la "salud psíquica" de la madre. Es aquí donde debe cambiarse el sistema, introduciendo informes forenses de la sanidad pública y una decisión final a cargo del juez de instrucción, la mejor instancia para despejar cualquier duda sobre la legalidad del aborto. Si se quieren soluciones sensatas, las hay, aunque la mejor ley del aborto es la que no existe. Si lo que se quiere es abortar mucho y con carta de impunidad, entonces el debate no gira en torno a la ley y el derecho de la mujer, sino a la cuenta de resultados de las clínicas abortistas y la satisfacción de los prejuicios ideológicos de la izquierda.

11.- Aislados por la tuberculosis. La enfermedad es resistente a los fármacos.
Un guardia vigila la zona restringida para pacientes de tuberculosis.
El Mundo, 11/02/2008 20:42 (CET) AFP CIUDAD DEL CABO

Un guardia jurado, con la cara protegida por una mascarilla, patrulla a lo largo del pabellón de aislamiento del hospital de Brooklyn Chest de Ciudad del Cabo, un centro situado en el suroeste de Sudáfrica, donde decenas de tuberculosos casi incurables son aislados del resto del mundo.
En el interior del pabellón, estos enfermos, que sufren tuberculosis ultra-resistente (XDR-TB) a los fármacos, luchan contra el aburrimiento, la depresión y los efectos secundarios del puñado de pastillas que toman cada día. Ninguno sabe cuánto tiempo le queda de vida.
"La epidemia de XDR es demasiado reciente para conocer exactamente las tasas de curación", explica uno de los médicos del centro. "Pero es honesto decir que el pronóstico no es bueno", añade.
La tuberculosis es una de las enfermedades infecciosas más importantes del mundo. En los últimos años, la aparición de cepas resistentes a los medicamentos desarrollados hasta el momento están dificultando el control de la enfermedad que vuelve a tener una fuerte presencia en países de los que prácticamente había desaparecido.
En el hospital sudafricano se ha construido una valla de dos metros de alto alrededor del pabellón con el objetivo de hacer más difícil la huída a los enfermos. En realidad, los médicos no tienen ningún medio legal para confinarlos u obligarles a curarse y la opción de tratar de disuadirlos es lo mejor que han encontrado hasta el momento para contener los posibles contagios.
"Les animamos a que no se vayan. Legalmente no podemos contenerles", explica uno de los médicos del centro, Simon Moeti.
"Tengo la impresión de estar en prisión", se lamenta un joven de 25 hospitalizada desde hace siete meses. "Me aburro y quiero salir de aquí", añade.
Ayuda judicial
Este hospital creó un precedente en 2007, presentando un recurso judicial contra cuatro pacientes que se escapaban regularmente, aumentando así el riesgo de contaminar a sus parientes.
El tribunal les ordenó permanecer en el hospital hasta que sus pruebas dieran negativas para la enfermedad. Pero, después de que uno de ellos muriera, los otros tres volvieron a fugarse.
Los servicios de salud deben acudir a la justicia cada vez que quieren retener a un paciente para evitar contagios, lo que convierte los procesos en caros, largos y costosos.
"El recurso judicial es verdaderamente una decisión dolorosa", añade el doctor Krish Vallabhjee, responsable del servicio de salud para la tuberculosis en la provincia de Western Cape, de la que es capital Ciudad del Cabo.
Según parece, algunos pacientes fugados eran el sostén de la familia y tenían la sensación de estar abandonando a sus familias.
El Ministerio de Salud ha registrado 391 caos de XDR-TB entre enero y octubre de 2007, frente a los 74 que se contabilizaron en 2004. Preocupado por la cifras, prepara enmiendas legislativas con el fin de remediar el vacío jurídico que existe sobre el aislamiento y el tratamiento obligatorios para los pacientes.
"Por el momento, según los términos de la Constitución sudafricana, debemos interponer un recurso en cada caso", ha precisado Thami Mseleku, director general del ministerio.
Evitar la epidemia
En diciembre, 120 enfermos de tuberculosis resistente y ultra-resistente han huido de varios hospitales de la provincia de Eastern Cape.
En Brooklyn Chest, se han admitido 60 casos de XDR-TB desde septiembre de 2006, de los cuales 20 han muerto. Ninguno de ellos se ha curado.
El hospital intenta, con sus medios limitados, hacer sus instalaciones lo más acogedoras posible: ha instalado una televisión y sillas entorno a una mesa adornada con flores.
"Los pacientes se deprimen", explica la enfermera Johanna Blackburn a través de su mascarilla. Añade: "los medicamentos dificultan su digestión, les provocan náuseas".
Por eso, la mayoría prefieren quedarse en la cama. Las damas, el billar y el material del gimnasio se quedan sin utilizar.

12.- Bernat Soria declara que espera tener listo esta semana el primer borrador sobre la "prestación" del aborto
Análisis Digital. Redacción - 12/02/2008
El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, reveló ayer que espera tener listo "esta misma semana" el primer borrador del marco básico anunciado por el Gobierno para garantizar la calidad y la equidad en lo que él llama la "prestación" del aborto en toda España y que comience el trámite de audiencia del decreto que desarrolle convenientemente la actual ley del aborto, una norma que según el titular de Sanidad, "ha funcionado bien durante más de 20 años"
"Yo espero que esta semana esté el primer borrador y empiece el trámite de audiencia del decreto que desarrolle convenientemente" la ley del aborto, una norma que "ha funcionado bien durante más de 20 años", manifestó el titular de Sanidad, quien señaló que este decreto no pretende cambiar la actual ley del aborto, sino garantizar que la prestación de la interrupción voluntaria del embarazo se haga con "calidad, seguridad y confidencialidad" para las mujeres, además de con "seguridad jurídica" para los profesionales sanitarios.
En esta línea, Soria afirmó que para modificar la actual legislación sobre el aborto, como piden algunos sectores sociales, es necesario que haya un debate previo y un "acuerdo suficiente". Sólo si se cumplen estas premisas hay que estar abiertos a esa posible modificación de la norma, indicó Soria en un encuentro informativo organizado por Servimedia y recogido por Europa Press.

13.- El comité de ética, aliado del médico ante el juez
Entrevista a Miguel Martín
Diario Médico, 13/02/2008

Los comités de ética asistencial tienen cada vez más importancia en la práctica sanitaria, dado que, entre otras cosas, los avances tecnológicos hacen que los casos sean cada vez más complejos. Diario Médico inicia una serie de entrevistas entre los órganos más antiguos y nuevos de cada comunidad, empezando por Cataluña. Los responsables de estos comités se postulan como aliados del profesional sanitario.
El Comité de Ética Asistencial del Hospital materno infantil de San Juan de Dios de Barcelona ha sido un ejemplo para otros muchos comités al ser el primero en constituirse en España y uno de los primeros en Europa. Desde que se creó, a principios de los ochenta, de la mano de Francesc Abel, su misión ha sido ayudar a reflexionar a los profesionales sobre asuntos de calado ético, como la aplicación de técnicas agresivas o la limitación del esfuerzo terapéutico.
Hoy se incide mucho en los derechos del enfermo y hay que caminar hacia una ética basada en los derechos de la sociedad
Su actual presidente, Miguel Martín, sacerdote, miembro de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y Máster en Bioética, ha observado a lo largo de los años que los casos son cada vez más complejos, debido sobre todo a los avances tecnológicos. En su opinión, el reto de la bioética para el futuro es "atender a unas necesidades sociales que son crecientes, desde unos recursos estandarizados o paralizados", pues cuanto mejores son los sistemas sanitarios mayor demanda generan. " Hoy se incide mucho en los derechos del enfermo y hay que caminar hacia una ética basada en los derechos de la sociedad".

"Somos aliados"
Según el bioético, el médico ve a los miembros que componen los comités como aliados y no como enemigos. "Hemos ganado credibilidad entre los profesionales. Son conscientes de que todo lo que pueden hacer no siempre es correcto y la excesiva judicialización médica les hace a veces temer por las consecuencias de sus actos". Por eso quieren incluso sentirse amparados por el acta de un comité de ética, "pues si un juez cuenta con este aval la valoración que hace del caso es muy distinta". Y es que, en su opinión, a los médicos les falta formación ética. "Cada vez poseen una formación científica más depurada pero la humanística no es suficiente".
Esta carencia responde a un problema de amplio calado social, pero Martín también cree que la bioética sigue siendo una asignatura minoritaria en la formación del facultativo. "De todas formas, la laguna del médico no sólo se circunscribe a la bioética, sino a las humanidades. A veces fallan en cuestiones tan básicas como transmitir una mala noticia a un familiar". No obstante, no cree que entre los profesionales exista la sensación de que el comité suplante al médico en la toma de decisiones. "El comité no decide, sino que asesora. No juzgamos la dimensión ética de los profesionales".
Entre los temas más calientes, la limitación del esfuerzo terapéutico ocupa un lugar preferente. Según Martín, legislarla es algo imposible, dado su carácter casuístico, pero advierte: "Debemos tener claros unos principios y qué es lo que se entiende por dignidad humana".
¿Cuándo se abandona un tratamiento agresivo y optamos por uno paliativo? Según el bioético, uno de los parámetros que más trabaja en bioética es la adecuación de los medios terapéuticos al resultado que se quiere lograr.
Los comités de ética sirven también de gran ayuda a los familiares de los pacientes, a los que "les aporta seguridad y paz saber que una decisión sobre el familiar enfermo no es tomada unilateralmente por el médico". Y es que, como mantenía Francesc Abel, una buena decisión ética también deja un poso de inquietud.
MARÍA DULCE: "La población que tratamos presenta cada vez una mayor complejidad clínica"
El Comité de Ética Asistencial del Grupo SAR es el primero de ámbito extrahospitalario acreditado en España y el último en hacerlo en Cataluña, según esta plataforma de servicios de atención a la dependencia. Su creación responde a la voluntad de disponer "de un espacio de reflexión y consulta para los profesionales sobre cuestiones éticas en el ámbito asistencial", afirma María Dulce Fontanals, directora de la Fundación SAR. Los temas que se tratan no difieren mucho de los de un comité de ámbito hospitalario, y dentro de estas cuestiones destaca la limitación del esfuerzo terapéutico.

Investigación
Esta fundación se dedica, entre otras cosas, a la investigación dentro del ámbito de atención a las personas dependientes, y en esta labor el comité juega un papel esencial avalando investigaciones o validando terapias. Durante dos años y medio el órgano, que está presidido por el catedrático Francesc Torralba, ha estado formando a los profesionales sobre temas éticos, analizando caso por caso. Tiene un carácter multidisciplinar y cuenta con quince profesionales.
no sustituimos en ningún caso al profesional, ya que la decisión es suya en último término.
"El comité se creó con el objetivo de ofrecer consejo ético a los equipos multidisciplinares que trabajan en los centros y servicios y proporcionarles seguridad ante los dilemas éticos que les surgen en su práctica clínica diaria". Es decir, su trabajo sirve tanto para médicos como para psicólogos y fisioterapeutas.
Fontanals explica que durante los años de formación se ha trabajado en diferentes temas, analizando caso por caso. "Nuestra preocupación por el bienestar del usuario y el pleno desarrollo de todas sus facultades nos llevó a publicar los criterios éticos del Grupo SAR, para que fueran operativos en todos los ámbitos de la organización".
Cree que la existencia de este tipo de órganos no resta competencia a los médicos. "Precisamente durante la presentación del comité a los centros se ha dejado muy claro que no sustituimos en ningún caso al profesional, ya que la decisión es suya en último término.
No tomamos decisiones vinculantes ni dirimimos conflictos fuera del ámbito asistencial". Por otro lado, considera que la formación de los profesionales es en ocasiones básica, pero "algunos de ellos tratan de adquirir una formación más completa al entender que tienen el deber de formarse en esta materia".

Expertos en bioética
"Los comités suponen un paso más, ya que los profesionales que los componen son expertos en bioética y pueden dirimir cuestiones de profundo calado ético con distintos enfoques, lo que ayuda a alcanzar consensos que fundamentan sus decisiones desde un punto de vista ético", señala Fontanals.
Según ella, disponer de un comité de ética da mucho confianza, "pues la población que atendemos presenta cada vez una mayor complejidad clínica y existen ciertas decisiones asistenciales que plantean muchas dudas". En la aún corta andadura del comité, que ha sido el último en ser acreditado en Cataluña, la acogida ha sido muy buena. "Los profesionales nos han transmitido sus expectativas y necesidades y creemos que va a ser de gran utilidad para ellos".

14.- Javier Sánchez Caro: "El personal sanitario tiene problemas para hacer valer su objeción de conciencia"
Diario Médico. Mercedes Martínez Albacete 15/02/2008
 
Javier Sánchez Caro, director de la Unidad de Bioética y Legislación Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Madrid considera que es necesario regular por ley orgánica la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios.
Sánchez Caro, que ha participado en las III Jornadas sobre Bioética y Sanidad en Castilla-La Mancha celebradas en Albacete y organizadas por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, la Escuela Nacional de Salud y la Fundación para la Investigación Sanitaria en la región, ha explicado que la relación clínica ha cambiado y el profesional "está teniendo problemas para hacer valer su objeción de conciencia, porque, entre otras cosas, no existe una regulación y hay diferencias entre las leyes de las comunidades autónomas".

Ha de haber consenso
Lo primero es lograr que "la sociedad comprenda que se trata de un problema de verdad", y a continuación crear un punto de convivencia donde las partes implicadas cedan y encuentren la armonía. La dificultad viene de la necesidad de que en el Parlamento haya "una mayoría muy fuerte", para aprobar una ley, "que necesariamente tiene que tener el carácter de orgánica, pues desarrollaría un derecho o libertad fundamental". Esta norma "requeriría de un amplio consenso, y de ahí viene la dificultad".
Por su parte, Carmen Ayuso, miembro del Comité de Bioética de España, ha señalado que la falta de especialistas en el campo de la medicina genómica, la ausencia de centros acreditados para realizar estudios diagnósticos y la inexistencia de procedimientos acreditados son un problema "ético y sanitario de primera magnitud" en la medicina genómica del siglo XXI.
Ayuso ha apelado a la necesidad de un sistema reglado de formación y ha subrayado la importancia de informar al paciente susceptible de un estudio genético y a su familia.
Castilla-La Mancha tendrá más CAE en los hospitales
A lo largo de este año van a surgir nuevos comités asistenciales de ética (CAE) en aquellos hospitales de Castilla-La Mancha donde no están constituidos, según ha anunciado el secretario general del Sescam, Rafael Peñalver. Se pondrán en marcha de forma definitiva el de Albacete y se creará el grupo promotor para trabajar en los comités del hospital General de Ciudad Real, el de La Mancha-Centro, Alcázar de San Juan y Puertollano. Peñalver ha elogiado la capacidad de estos grupos heterogéneos de profesionales, donde también participa el ciudadano, "de resolver mejor los problemas y los conflictos".

15.- Una compañía surcoreana anuncia que clonará por primera vez a un perro por encargo. Un pitbull llamado ‘Booger’.
ELMUNDO.ES SEÚL.- 15/02/2008 17:06 (CET)

Un pitbull llamado 'Booger' será el primer perro que se clonará por encargo. Así lo ha anunciado una compañía surcoreana dedicada a la clonación de mascotas, que cobrará 150.000 dólares (unos 102.000 euros) por crear una 'fotocopia' genética del animal.
La cliente que ha solicitado la clonación de 'Booger' es una mujer estadounidense que guardó un fragmento de la oreja de su perro antes de que muriera, con la intención de que pudiera utilizarse para clonarlo. La técnica la llevará a cabo el mismo equipo de la Universidad Nacional de Seúl que clonó por primera vez a un perro en 2005.
En los últimos años, la clonación de mascotas se ha puesto de moda. Hasta ahora, se había clonado un gato por encargo, pero es la primera vez que se aplica esta técnica a un perro con fines comerciales.
"Hay muchas personas que quieren clonar a sus mascotas en países occidentales, incluso a un precio tan alto como el de nuestra compañía", ha declarado al diario 'Korea Times' Ra Jeong-chan, el director de RNL bio, la empresa que realizará la clonación.
RNL Bio espera clonar cientos de animales en los próximos años, y también tiene previsto clonar a perros especializados en la búsqueda de bombas o drogas. "El coste de la clonación de mascotas podría bajar a 50.000 dólares cuando esta técnica se convierta en una industria", asegura el director de marketing de RNL Bio, Cho Seong-ryul.
La propietaria del pitbull, Bernann McKunney, envió a la compañía un fragmento de tejido de la oreja de 'Booger', que fue preservado por una empresa de biotecnología estadounidense antes de que el animal muriera hace 18 meses. McKunney ha declarado que se sentía muy unida a su perro, después de que le salvara la vida cuando otro can le atacó, arrancándole parte del brazo.
El equipo de científicos que realizará la clonación estará encabezado por el profesor Lee Byeong-chun, quien anteriormente pertenecía al grupo liderado por el investigador surcoreano, Hwang Woo-suk, hoy caído en desgracia tras sus fraudulentos experimentos en el campo de las células madre y la clonación tarepéutica.
El equipo de Hwang, sin embargo, sí logró crear el primer perro clonado de la Historia, un can de raza afgana llamado 'Snuppy'. Posteriormente, prosiguieron su investigaciones en este terreno y también lograron clonar por primera vez a un lobo.

16.- La terrible duda del dolor fetal
ABC, 16 febrero 2008. ANNA GRAU. NUEVA YORK.

El 4 de abril de 2004 un tribunal de Nebraska citó a declarar al doctor Kanwaljeet Anand, investigador en la Universidad de Arkansas y pediatra en el Hospital Infantil de Little Rock. Se requería su testimonio en uno de los tres juicios federales que han cuestionado si era constitucional, en Estados Unidos, haber ilegalizado un tipo de aborto quirúrgico consistente en extraer por el cuello del útero un feto lo bastante avanzado como para que no se pueda sacar sin dilatar el cérvix.
Al doctor Anand los jueces sólo le preguntaron una cosa: si creía que el feto padecería. "Si es un feto de más de veinte semanas de gestación, yo creo que sí, y que además sería un dolor espantoso", dijo.
Detrás de esta afirmación del doctor Anand hay toda una historia. Hace veinticinco años él trabajaba en una unidad de cuidados intensivos para neonatos. Cuando cualquiera de aquellos niños, la mayoría prematuros, tenía que pasar por el quirófano. A la vuelta parecía recién salido del infierno. Casi no respiraba ni tenía pulso y su aspecto era terrible. Tan terrible como lo que Anand acabó comprendiendo: que los operaban sin anestesia. En vivo. Se daba por hecho que aquellos bebés eran incapaces de sentir dolor "en serio", con lo cual los riesgos de la anestesia "no tenían sentido". Anand se empleó a fondo para demostrar que no era así. Gracias a él, hoy en día a cualquiera que intentara operar a un recién nacido sin anestesia se le consideraría un salvaje e iría derecho a la cárcel.
¿A partir de qué momento?
Desde entonces el debate sobre el dolor de los bebés ha saltado la barrera del nacimiento para convertirse en una apasionada discusión sobre si también sienten dolor los fetos. Y si lo sienten, a partir de qué momento. Anand es uno de los protagonistas -involuntario, como se verá, pero protagonista- de una polémica que interesa a todo el mundo en los Estados Unidos. Annie Murphy Paul, estudiosa del sufrimiento fetal y de cómo éste puede afectar al desarrollo del adulto, recordaba hace poco en "The New York Times" cómo acabó aquel juicio de Nebraska.
Los jueces se colapsaron, admitieron que "es imposible para nosotros decidir si un feto sufre dolor como los humanos sufrimos dolor" y buscaron otras excusas para ilegalizar aquellos polémicos abortos.
Un mes después se presentó un proyecto de ley para obligar a los médicos que aborten a anestesiar al feto y a prevenir de ello a las mujeres. Firmaba el proyecto de ley el senador republicano por Kansas Sam Brownback, que no hace mucho aún era pretendiente a la nominación presidencial para 2008. Cinco estados han hecho suya la ley que pedía Brownback: Arkansas, Georgia, Louisiana, Minnesota y Oklahoma. Sin llegar tan lejos, Alaska, Dakota del Sur y Texas han incluido menciones del dolor fetal en su material didáctico sobre el aborto.
Los primeros científicos que se preocuparon por el sufrimiento fetal no estaban pensando necesariamente en el aborto. Igual que el doctor Anand se conmovió con los padecimientos de los neonatos, Ray Paschall, un anestesista de Nashville, quedó traumatizado después de asistir a dos operaciones de cirugía prenatal en que la madre fue anestesiada pero no así el feto.
Paschall quedó sobrecogido al ver aquella minúscula figura retorciéndose al contacto del bisturí. "Me da igual lo primitiva que sea, es una reacción humana y no quiero volver a verla nunca más", sentenció. Y pasó a elevar enormemente las dosis de anestésico para que alcanzara al feto. No volvió a ver aquello nunca más.
Avances a gritos
La ciencia siempre avanza un poco a ciegas. En este caso, también a gritos. Desde que surgieron las primeras alertas sobre la posibilidad de dolor fetal, se disparó también la controversia. Stuart Derbyshire, eminente psicólogo de la universidad británica de Birmingham, es de los que tercian para negar enérgicamente que un feto disponga de la madurez sensitiva, nerviosa y cerebral suficiente para experimentar dolor.
En su día Derbyshire llegó a afirmar que para que esta madurez se desarrolle, un niño tiene que haber nacido...¡hace un año! No le gusta que le recuerden esta frase. Cuando ABC lo hace, y le pregunta qué diría ahora, admite que eso es "delicad" y fija la nueva primera frontera del dolor en algún punto entre los dos y los cuatro meses, "que es cuando emerge la memoria de representación en el córtex cerebral frontal que permite percibir y pensar que se está sintiendo dolor".
No todo el mundo lo tiene tan claro. Están por ejemplo los experimentos de Bjorn Merker, un neurocientífico sueco que demostró que cinco niños nacidos sin córtex cerebral eran capaces de tener consciencia.
Esto cuestionaba toda la tradición científica de dar por hecho que la sensibilidad depende de esta parte del cerebro. Lo cual puede llevar incluso a inquirir si es tan indolora como parece la muerte de un paciente en estado vegetativo cuando se le desconecta de la máquina, como fue el célebre caso de Terri Schiavo, también en Estados Unidos.
Stuart Derbyshire insiste en que para cuajar una sensación de dolor hace falta un nivel de experiencia y de conocimiento del que el feto simplemente carece, o esa es por lo menos la idea más extendida. Recuerda que Descartes ya demostró que "meramente porque la luz dé en el ojo no hay visión, si detrás de ese ojo no hay un cerebro dispuesto a interpretar el estímulo". En su opinión al feto le faltan mecanismos para "organizar" sus sensaciones hasta el nivel de sentir nada.
¿Y si todo se redujera a un debate semántico? ¿Está en discusión si un feto sufre como nosotros, o simplemente si sufre? Derbyshire insiste en que el feto no es que carezca de lenguaje o de métodos de expresar el dolor, sino de mera asimilación del mismo. El mismo Anand matiza que no estamos hablando de un sufrimiento sostenido como el que caracteriza a una criatura formada y capaz de comprender por qué padece. Es otra cosa.
Cirugía experimental
Pero esa otra cosa puede ser determinante en un debate capital como el del aborto. Sus defensores sostienen que el sufrimiento fetal es un fantasma agitado para culpabilizar a las mujeres que abortan y hasta para imposibilitar que lo hagan: sedar a los fetos es por ahora cirugía experimental que no está al alcance de una clínica cualquiera.
Entonces, hay quien primero decide si está a favor o en contra del aborto, y sólo después, si está dispuesto o no a investigar si existe el dolor fetal. Algo que alarma al propio Stuart Derbyshire, que pide que por favor a él no le líen: "Aunque no haya dolor fetal, esto no resuelve la cuestión de si el aborto debe ser legal o no".

17.- Mujeres más longevas y más enfermas. Informe sobre Salud y Género.
El Ministerio de Sanidad publica un informe centrado en las edades de la madurez: La sobrecarga de trabajo de la mujer, una de las causas de su peor estado de salud
ELMUNDO.ES MADRID. 16/02/2008 07:09 (CET)

Como el ying y el yang. Como la noche y el día. Que hombres y mujeres son seres totalmente opuestos nadie lo pone en duda en la actualidad. Pero que también enferman de manera diferente y perciben su salud de forma distinta es algo más desconocido. El segundo informe sobre Salud y Género, dedicado a las personas entre 45 y 65 años, pone de relieve que, en cuestiones sanitarias, las mujeres también salen peor paradas que los hombres.
En España hay 10,8 millones de personas en esa franja de edad, que se corresponde con el ciclo vital de la madurez. Un 50,56% son mujeres y el 49,44% varones. Según el documento, publicado por el Ministerio de Sanidad, ellas presentan más enfermedades crónicas que los hombres y tienen una peor percepción de su salud. Eso sí, ellos sufren patologías más graves y presentan mayor índice de mortalidad.
Las mujeres viven de media 6,6 años más que los hombres, pero tienen más 'achaques'. Los dolores que más padecen las féminas de estas edades, en una proporción que dobla a la de los varones, son, sobre todo, musculo-esqueléticos (46%), seguidos de dolores de cabeza y aquellos provocados por varices y por problemas psíquicos. Además, los síntomas somáticos sin causa orgánica y los estados depresivos y ansiedad también se dan con más frecuencia en ellas.
Asimismo, las señoras superan al sector masculino en ingesta de psicofármacos y representan el 75% de los consumidores totales de somníferos o tranquilizantes. En cuanto a los fallecimientos a estas edades, el documento indica que la principal causa de muerte son los tumores -en ellas de mama y en ellos de pulmón-, y las enfermedades del sistema circulatorio.
Jornadas interminables
Una de las razones a las que el informe atribuye esta peor salud de las féminas es que la incorporación de la mujer al mercado laboral no ha supuesto para ellas un alivio de las tareas domésticas, con lo que se enfrenta a jornadas dobles o triples. De hecho, casi el 100% de las mujeres entre 45 y 65 años dedica casi seis horas diarias a las actividades del hogar, mientras que entre ellos sólo lo hace el 71% y su dedicación no alcanza las dos horas y media por jornada.
Esta sobrecarga de trabajo, junto a la falta de tiempo libre, a empleos repetitivos y de escaso reconocimiento social, que lleva unido en muchas ocasiones una situación de dependencia económica, van mermando la salud de las mujeres, sobre todo en las clases sociales más bajas.
Por otro lado, el 84% de los cuidadores son igualmente mujeres, cuya media de edad ronda los 52 años. Estos roles de ama de casa, cuidadora de personas dependientes y trabajadora remunerada suponen un exceso de funciones que termina teniendo efectos perjudiciales en la salud.
Marginadas en los trabajos sanitarios
Por primera vez, el informe analiza la representación de mujeres y hombres en las profesiones sanitarias, un ámbito que en las universidades y centros de enseñanza está claramente copado por las mujeres, pero que a la hora de acceder al mercado laboral no se ve reflejado.
El 84% de los estudiantes de enfermería son mujeres; el 74% de los estudiantes de medicina matriculados en el curso 2005-2006 también son de sexo femenino y las farmacéuticas colegiadas suponen el 70% del total. Sin embargo, en los hospitales la mayoría de los profesionales son hombres, al igual que los docentes de las Universidades.
Aunque el porcentaje de mujeres en gerencias de los centros hospitalarios públicos ha mejorado con el paso de los años -de un 7% en 2001 se ha pasado al 18% en 2007-, la responsabilidad y los puestos de mayor prestigio siguen en manos de los varones.

18.- La OMC exige respuesta política a la falta de tiempo en consulta
Diario Médico. Álvaro Sánchez. León 22/02/2008

La Organización Médica Colegial ha presentado un informe de la Comisión Deontológica que exige una respuesta política a la falta de tiempo en consulta con la que cuenta el médico en su ejercicio. En concreto, pide un "tiempo mínimo decente" que ponga fin a la precariedad laboral.
La Organización Médica Colegial (OMC) quiere que la falta de tiempo del médico para atender a los pacientes tanto en atención primaria como en especializada sea un tema debatido en estos días de campaña electoral.
En concreto, los responsables de la institución hablaron ayer claro a los partidos políticos y a las diferentes administraciones sanitarias al echarles en cara "su tibieza y su conformismo ante las deficiencias organizativas.
Por un lado, se hace alarde de un sistema sanitario de alta eficiencia con un notable grado de satisfacción de los usuarios, pero por otro lado se deja de explicar que es a costa de mantener a los médicos en una situación de tensión y precariedad que ha generado un preocupante clima de malestar y desilusión en la profesión médica".
La OMC coincide en que "los esfuerzos por aumentar recursos sin reformas profundas de la gestión están resultando estériles y decepcionantes. Es necesario dotar al facultativo de una mayor autonomía en la organización de su actividad asistencial, de acuerdo con la responsabilidad que asume, lo cual está estrechamente vinculado a la disponibilidad de tiempo razonable en la consulta médica".
En este sentido, la corporación destaca que "las exigencias deontológicas que obligan a realizar una historia clínica completa e informar adecuadamente al enfermo para obtener su consentimiento" pueden ponerse en entredicho si no hay un tiempo mínimo para la atención, "que debe ser el que dicte el criterio profesional del médico según las necesidades de cada paciente".
El informe de la Comisión Deontológica resalta la relación entre falta de tiempo y el deterioro de la calidad asistencial y recuerda que la tarea del médico no puede reducirse exclusivamente a la asistencia, ya que "para mantener la competencia profesional, la atención tiene que complementarse con la formación continuada que ha de recibir durante su jornada laboral, donde además debe contar con tiempo para la docencia y la investigación".

Límite en las agendas
La Deontológica no pide un tiempo concreto; exige un "mínimo decente" y la reorganización de las agendas asistenciales con una asignación para que garanticen el tiempo necesario. Considera que incumplir estas pautas "de sentido común" pone en riesgo la seguridad del paciente y de los facultativos, y acentúa la falta de confianza en la relación médico-enfermo.
Solventar la escasez de tiempo para el ejercicio en ambos niveles asistenciales, según la Deontológica, ayudaría a resolver algunos de los principales problemas que afectan hoy a los médicos, como el estrés, el absentismo, el burnout, las adicciones, las denuncias por mala praxis y las agresiones, y concluye señalando que "es responsabilidad de las autoridades sanitarias que el ejercicio médico se dé en condiciones dignas".

Frenazo a la presión asistencial ¡ya!
El presidente de la Comisión Deontológica de la OMC, Rogelio Altisent, presentó ayer un informe avalado -esta vez sí- por la Permanente de la corporación colegial cuya conclusión es un lema contra la desidia administrativa.
Algo así como "frenazo a la presión asistencial, ¡ya! Si quieres una sanidad de primera, cuida la calidad laboral de tus médicos". Entre esto y la persecución a los foráneos no homologados, se ve que la OMC busca frutos antes las elecciones generales.

19.- El ADN paterno, clave para hallar la afección fetal
Diario Médico. José A. Plaza 22/02/2008

El ADN fetal y el materno son indistinguibles en la sangre materna, así que los datos genéticos paternos son vitales para saber el sexo del feto.
Cada vez son menos las semanas de gestación necesarias para conocer el sexo del feto. El diagnóstico prenatal no invasivo, principalmente apoyado en la ecografía, cuanta también con el cribado bioquímico, pero por encima de estas dos técnicas destaca en los últimos años la posibilidad de saber si el feto es portador o está afecto de una enfermedad con un simple análisis de la sangre materna.
La Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, en sus III Jornadas de Investigación Traslacional y Medicina Individualizada, ha prestado especial atención a esta técnica. Carmen Ramos, Marta Rodríguez de Alba y Ana Bustamante, del Departamento de Genética de la citada clínica, han explicado a Diario Médico que, tras más de diez años de estudio, es posible diagnosticar el sexo del feto con sangre de la madre y total fiabilidad en pacientes portadores de hemofilia, atrofia muscular de Duchenne, patologías oculares, enfermedad de Norry, gammaglobulinemias y síndromes adrenogenitales, entre otros desórdenes.
La prueba es sencilla. Consiste en analizar la sangre de la madre, en cuyo plasma puede haber hasta un 6 por ciento de ADN del feto. El objetivo es hallar la información genética cedida por el padre; se buscan datos de la secuencia SRI del cromosoma Y y, si éste está presente, se sabe que el feto es un varón. Si no hay restos de este cromosoma, el sexo es femenino.

Séptima semana
Los tiempos de detección se van acortando. El diagnóstico se produce antes de la décima semana, llegando incluso a realizarse a partir de la séptima. Esto permite que, si el feto es sólo portador de la enfermedad, la gestante no tenga necesidad de someterse a un diagnóstico prenatal convencional y sufrir el riesgo de pérdida fetal. Rodríguez de Alba ha explicado que "todas las enfermedades que requieren de un diagnóstico genético necesitan de una biopsia corial, que se realiza entre las semanas diez y doce de gestación. Con esta técnica sabemos antes si es necesario o no someterse a ella".
Para que el traslado a la clínica de este tipo de análisis sea adecuado, Bustamente ha explicado la importancia de "validar la determinación del RH fetal en gestantes RH negativas y detectar mutaciones puntuales en enfermedades recesivas y dominantes si el padre es portador (corea de Huntington, por ejemplo)". Esto se puede hacer con métodos directos (examinando el alelo expandido) o indirectos (por haplotipos, estudio familiar). El primero es más seguro pero también más complejo.

Distinción indetectable
Por el momento, cuando la madre es portadora de la enfermedad existe una limitación que "aún no podemos superar", según ha apuntado Ramos. Sólo puede obtenerse ADN del padre porque la tecnología existente "no nos permite distinguir el ADN procedente del feto del propio de la madre". En el plasma materno hay ADN de ambos, pero no pueden distinguirse o diferenciarse, cosa que sí puede hacerse con el del padre gracias a la presencia (o no) de restos del citado cromosoma Y.
Bustamante ha señalado las posibilidades de investigaciones en torno a los genes de metilación, que "pueden estar implicados en la distinción de los datos genéticos del feto y la madre en el plasma de ésta".

20.- La medicina predictiva puede reducir costes y reclamaciones
Diario Médico. Nuria Siles 25/02/2008

La medicina predictiva es un instrumento poderoso con el que, además de hacer tratamientos a la carta, se pueden reducir costes y reclamaciones a los médicos. No obstante, aunque a priori todo son ventajas, un uso inadecuado puede generar controversias legales y jurídicas. Con la medicina predictiva se pueden reducir costes, reclamaciones y demandas contra los facultativos.
Ésta es una idea en la que coinciden Antonio Iniesta, presidente de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo, Javier Sanz, director de la Cátedra Fremap de Investigación y Desarrollo en Medicina del Trabajo, y Fernando Bandrés, especialista en Medicina Legal y Forense y miembro de la Unidad de Biomedicina de la Universidad Europea de Madrid.
Todos ellos, pertenecientes a la citada cátedra, han participado en un seminario sobre La Medicina del Trabajo Predictiva en la sede de Garrigues.
Según Sanz, "se va a disminuir el coste general porque se va a dar a cada paciente el traje que necesita, y no uno genérico para todos".
El director de la cátedra Fremap y de los servicios médicos de Garrigues y Deloitte, explica a modo de ejemplo cómo el coste medio por proceso es inferior si se trata en un servicio de medicina del trabajo que en el sistema público, ya que el facultativo conoce mejor al paciente e indica sólo las pruebas necesarias, por lo que hace menos medicina defensiva. Pues bien, a su juicio, con la medicina predictiva va a pasar exactamente igual. "Se generará un conocimiento mayor del paciente, lo que va a redundar en que los tratamientos serán más efectivos y se harán las pruebas diagnósticas que realmente se requieran, y no una batería de ellas".
Según Iniesta, esta medicina implica una reducción de la duración de las bajas y "un ahorro importante en incapacidad laboral transitoria y en gasto médico".

Riesgos
La medicina predictiva permite a través del estudio de biomarcadores poner un tratamiento a la carta a cada persona. Como apunta Bandrés, "a priori todo son ventajas", pero hay que tener en cuenta que también existen riesgos como puede ser que se acometa un estudio genético sin respetar derechos y deberes o que pueda repercutir en las pólizas de seguros.
Además, "de la firma genética se pueden concluir acciones terapéuticas o diagnósticas que corrigen lo que sería el protocolo habitual. Si no se cumplen los requisitos de consentimiento, información y confidencialidad entramos en riesgo".
A su juicio, "un mal uso de este instrumento, por ejemplo para discriminar a personas, pueden generar controversias legales y jurídicas", una idea en la que coincide también Sanz, que apunta que habrá que hacer protocolizaciones y guías que las sociedades científicas deberán ir desarrollando.

21.- Nos medicamos más, nos medicamos mal.
Los psicofármacos se han triplicado en una década y un tercio de los ingresos en urgencias se debe al mal uso de un fármaco
El País, MÓNICA L. FERRADO 25/02/2008

Estamos rodeados de medicamentos. La mitad de los botiquines de los hogares españoles contienen entre 10 y 20 fármacos y el gasto farmacéutico de este enero ha crecido un 6,19% respecto al de 2007, según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo. El análisis de los ríos, donde va a parar el agua de los hogares, ofrece otra excelente radiografía: en ella se encuentran elevadas concentraciones de residuos de antibióticos, antiinflamatorios, antidepresivos y otros psicofármacos. El consumo de estos últimos se ha triplicado en España en la última década, según Sanidad.
La mitad de los botiquines caseros tiene entre 10 y 20 fármacos
Un 9% de los pacientes necesitaría medicación pero no va al médico
Las mujeres consumen el 75% de los somníferos y los tranquilizantes
Está claro que el entorno se ha medicalizado. ¿Se utilizan los medicamentos de forma racional y eficaz? Teniendo en cuenta que un 36% de los casos que se atienden en los servicios de urgencias de los hospitales españoles se deben a un mal uso de los medicamentos, la respuesta es que en muchas ocasiones no. Son los resultados preliminares de un ambicioso estudio en el que participan nueve hospitales de toda España (el Virgen de las Nieves de Granada, el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el Reina Sofía de Córdoba, el Carlos Haya de Málaga, el hospital General de Asturias de Oviedo, el de Cruces de Bilbao, el Gregorio Marañón de Madrid, el hospital Clínic y el de Sant Pau de Barcelona).
"Un medicamento tiene que ser necesario, efectivo y seguro", afirma Isabel Baena, coordinadora del proyecto e investigadora del grupo de investigación en atención farmacéutica de la Universidad de Granada. Muchos de los problemas relacionados con los medicamentos se deben tanto al exceso como a la falta de medicación. "Hay muchos pacientes que necesitarían medicación pero que no van al médico, cerca de un 9%. Luego tenemos un 1% que toma un medicamento que sobra, a veces por automedicación, otras por una mala prescripción médica", explica Baena.
La ineficacia de los medicamentos está detrás de las razones por las que algunos pacientes acuden a urgencias. "Es muy frecuente que el paciente no tome la pauta entera, y también que no siga las dosis adecuadas, porque no hace caso al médico o porque el mismo facultativo no ha prescrito la dosis adecuada", explica Baena. La inefectividad también se puede deber a la interacción con otros medicamentos, que anulan el efecto deseado. De hecho, los pacientes más afectados por esta situación son los enfermos crónicos que toman más de cinco medicamentos.
También existe una pequeña fracción de inefectividad que entra dentro de la normalidad, puntualiza María José Faus, directora del Máster en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada: "A algunas personas les ocurre que, por sus características propias, el medicamento no les hace efecto. No hay ni un solo medicamento que funcione al cien por cien, la máxima efectividad se sitúa en el 85%, o sea que ese margen de inefectividad existe aunque el tratamiento se siga bien".
Los ancianos son quienes más acuden a urgencias por tener problemas con los medicamentos. Toman muchos, un arsenal para algunos difícil de gestionar. Además, los desórdenes corporales que acompañan a la vejez contribuyen a generar desajustes en las dosis. "Pueden tener alterada la función renal o hepática y no eliminan los medicamentos de la misma forma", explica Ester Durán, farmacéutica del Servicio de Farmacia del hospital Gregorio Marañón de Madrid, que también participa en el proyecto.
Según el estudio, el 75% de estos malos usos que acaban con un viaje a urgencias se podrían evitar. ¿Sobre quién recaen las responsabilidades? "El paciente pasa por diferentes puntos del sistema sanitario que permitirían identificar estos problemas y desde los que se podría actuar", afirma Baena. Las responsabilidades se reparten a partes iguales entre los tres eslabones de la cadena sanitaria: médicos, farmacéuticos y el propio paciente. "Un médico te receta una cosa, y puede que otro te recete otra. Si no hay alguien que ordene esta medicación, difícilmente se puede resolver el problema", apunta Faus. "Para evitar estos problemas serían necesarios profesionales dedicados a realizar un seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes, se trata de buscar complicidades y aliados".
Ordenar la medicación de los pacientes enfermos puede contribuir a mejorar la situación. Pero también será necesario revisar los botiquines de los hogares españoles. Según un estudio del grupo Urano, más de la mitad de los botiquines españoles guardan más de 10 medicamentos. "La composición del botiquín suele reflejar, en cierto modo, la estructura del mercado farmacéutico", explica José González, farmacéutico y uno de los responsables del estudio. Los analgésicos y antipiréticos son el grupo terapéutico más frecuente, presentes en el 89% de los hogares, seguidos por los antiinflamatorios no esteroides, en el 53%, y los antibióticos, en el 46%. En el caso de estos últimos, uno de cada tres se ha comprado sin receta. Según la Red Española de Atención Primaria (REAP), un 10,8% de los medicamentos que necesitan receta se acaba vendiendo sin ella. También muchos quedan aparcados en el botiquín como resto de un tratamiento no finalizado, para acabar siendo utilizados por otros miembros de la familia sin acudir al médico.
José Martínez Olmos, secretario general del Ministerio de Sanidad y Consumo, reconoce que "estamos en una sociedad donde el medicamento tiene una valoración social muy alta, como algo capaz de curarlo todo, de solucionar los problemas de salud, y a veces al médico le cuesta explicar a la persona que su problema no se soluciona con fármacos, sino con cambios en estilos de vida". Afirma que "los únicos medicamentos que no están de más en un botiquín son los que se anuncian por televisión y que por tanto no requieren receta; el resto sobra".
España no desentona en el contexto internacional. La Organización Mundial de la Salud, que considera una prioridad establecer políticas para el uso racional de los medicamentos, estima que cerca de la mitad de las medicinas se recetan, se dispensan o se utilizan de una forma inadecuada. Los antibióticos, cuyos excesos generan resistencias y existe el peligro de que se vuelvan inefectivos, son el grupo de medicamentos que más ha preocupado y el que más campañas ha originado, lo que ha permitido reducir su consumo en un 10% en el año 2007.
Sin embargo, habrá que dedicar esfuerzos a otras especialidades, como los antiinflamatorios o los antidepresivos. El consumo de psicofármacos, es decir, antidepresivos, antipsicóticos, antiepilépticos y ansiolíticos e hipnóticos, se ha triplicado en España en la última década. Josep Basora, vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia (SEMFYC), explica que un 28% de los pacientes que se visitan en los centros de atención primaria presentan signos y síntomas antidepresivos, aunque tan sólo la mitad se diagnostica como depresión mayor. Para este especialista, el problema es que "se han medicalizado enfermedades que no eran más que cosas de la vida cotidiana". Las mujeres son el 75% de los consumidores totales de somníferos o tranquilizantes, según datos del segundo informe sobre salud y género. "Ante situaciones inespecíficas expresadas por las mujeres, donde no existe una patología clara, médicos y médicas tienden a prescribir psicofármacos", según responsables del Ministerio de Sanidad y Consumo.
En el caso de los antiinflamatorios, el medicamento más frecuente en los hogares españoles, no hacer un buen uso puede afectar a "las personas que sufren continuamente migrañas, y que al no tomar bien el medicamento pueden acabar sufriendo un efecto rebote", explica Basora. Para Javier Rivera, vicepresidente de la Sociedad Española de Reumatología, la mayoría de antiinflamatorios y analgésicos se aplican realmente cuando hay dolor. "Sólo hemos detectado algunos abusos con el Tramadol, un analgésico que creemos que se está utilizando más de lo necesario ante problemas pequeños, como dolores de cabeza, y que puede causar problemas digestivos, dolores de cabeza y un estado de aturdimiento".

Colección de Investigaciones en Bioética
Asociación Española de Bioética
Edición Electrónica

Director de la Colección: Francisco J. León Correa, Centro de Bioética de la Universidad Católica de Chile.
Mail: gibioetica@vtr.net

Situación en Febrero 2008: Editados 9 libros,  7 tesis doctorales, 21 tesis de magíster, 8 tesis de Enfermería, 135 trabajos de magíster o diploma, 3 trabajos de investigación cualitativa, y 26 artículos. En total: 209 publicaciones.

Comité Asesor:

Pablo Arango. Departamento de Bioética de la Universidad de La Sabana, Chía, Bogotá, Colombia.
Alberto Bochatey. Director Centro Bioética de la Universidad Católica Argentina.
Mª de la Luz Casas. Profesora Bioética en la Universidad Panamericana de México.
Sergio Cecchetto. Universidades Nacionales de Lanús y de Mar del Plata. Miembro de la directiva de la Asociación Argentina de Bioética, Mar del Plata.
Mª Dolores Espejo, Master en Bioética Clínica, del Instituto de Consulta y Especialización en Bioética, Córdoba, España.
Mª Antonia Fernández Lamelas. Directora Escuela Enfermería Vigo, España.
Marta Fracapani, Universidad de Cuyo, Directora Magíster en Bioética.
Luis Miguel Pastor, Universidad de Murcia, Director del Magíster en Bioética.
Manuel de Santiago, Presidente de AEBI, Universidad Autónoma de Madrid.
Ludwig Schmidt, Director del Grupo Transdisciplinario de Bioética de la UCAB, Caracas, Venezuela.
Paulina Taboada, Universidad Católica de Chile, Directora  Magíster en Bioética.
Martha Tarasco Michel, Facultad de Bioética, Universidad Anáhuac, México.
Gloria Tomás y Garrido. Profesora Bioética, Universidad Católica de Murcia.
María Dolores Vila-Coro. Directora del Doctorado en Bioética y Biojurídica, Cátedra UNESCO, Madrid.
Isabel Viladomiú. Ex Presidenta de la Asociació Catalana D’Estudis Bioètics, Barcelona.

Edita: Asociación Española de Bioética (AEBI)
Distribución restringida a través del Servicio Informativo mensual de Bioética de AEBI. Difusión para uso personal y docente exclusivamente.
Los autores quedan en propiedad del copyrigth para la posible publicación impresa de sus trabajos.  ISSN para la Colección, el mismo de la revista Cuadernos de Bioética: ISSN: 1132-1989.

Listado de publicaciones (Febrero 2008)

Nº Código y Año         Autor y Título

1.- Libros:

1012000          Jorge Mario Cabrera. Manual de Bioética. Autor: Doctor en Filosofía y Magister en Bioética. San José, Costa Rica. Edición revisada en 2005. Recientemente se ha editado como libro.
1022001          Sergio Cecchetto.  Teoría y práctica del consentimiento informado en el área neonatal.  Autor: Dr. En Filosofía, Magister en Ciencias Sociales y Especialista en Bioética. Mar de Plata, Argentina. 1ª edición 2001.
1032005          Francisco J. León Correa. Bibliografía sobre Bioética en los últimos años. 500 recensiones de libros editados en español, organizadas por temas. Autor: Dr. en Filosofía y Letras, Magister en Bioética. Centro de Bioética Universidad Católica de Chile. 2005. Reedición 2007.
1042006          Patricia Urbandt. La esterilización femenina voluntaria en hospitales públicos. Autora: Médico por la Univ Nacional de Buenos Aires, Especialista-Consultor en Obstetricia, Especialista en Ginecología y  en Bioética por la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina). 1ª Edición  Mar del Plata, 2002.
1052002          Praxis clínica y responsabilidad. Unidad didáctica elaborada por
el Colegio de Médicos de Barcelona, y editada  posteriormente como Curso a
distancia por Diario Médico, Madrid,  2002-2003. Unidades: 1.- Hacer de médico
 en el hospital. Área de urgencias. 2.- Área quirúrgica y de críticos. 3.- Protocolos
 y guías de práctica clínica. 4.- La receta médica. 5.- El trabajo en equipo. 6.- Los
 servicios centrales del hospital. 7.- Informes y certificados. 8.- Asistencia a
menores, adolescentes y malos tratos. 9.- El transporte sanitario. 10.- Sobre la
 actividad pericial.11.- Hospitalización y Farmacia.
1062006          Andrés Hernández García. Células estaminales. El debate entre
el humanismo y el positivismo científico. Autor: Medico con especialidad en
Genética Médica y Doctorado en Biología Molecular e Ingeniería Genética.
Profesor e Investigador en Baylor College of Medicine,  Houston, Tx. USA.
 y en la Universidad Autónoma de Coahuila, México
1072006          Andrés Ollero. Derecho positivo y derecho natural, todavía…
 Autor: Catedrático de Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, Madrid
España.           
1082006          Alberto Calvo Meijide. Los derechos humanos como manifestación normativa del Derecho Natural. Autor: Profesor Agregado de Derecho Civil, Departamento de Derecho privado, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Univ. San Pablo CEU, Madrid, España.
1092007          Miguela Domingo. La Bioética entre los límites de lo posible y lo aceptable: Biotecnología y Derechos Humanos. Autora: Doctora en Filosofía, Especialidad en Ontología de la Subjetividad, Ética y Moral, Doctoranda en Derecho, Directora de un Colegio, Madrid, España.

 

2.- Artículos:

Nº Código y Año         Autor y Título

2011999          Richard Stith. Sobre la muerte y Dworkin. Una crítica a la teoría de la inviolabilidad de Ronald Dworkin. Autor: Dr. En Filosofía de Derecho. Universidad de Valparaíso, Indiana, USA. Editado en inglés en 1997, y en español en 1999.
2022005          Tatiana Zaldívar. Bioética y Neurogenética. Autora: Médico,  Especialista en Genética Clínica. Instituto Neurogenética. La Habana, Cuba, 2005.
2032005          Alejandro González-Varas Ibáñez. Las soluciones jurídicas francesas a las cuestiones éticas derivadas del final de la vida. Autor: Abogado, Profesor invitado Universidad de Vigo, España, 2005.
2042005          Richard Stith. Roe Versus la Razón. Sobre la revisión de la sentencia que permitió el aborto legal en USA. Autor: Dr. En Filosofía de Derecho. Universidad de Valparaíso, Indiana, USA. 2005.
2052005          Liliana Virginia Siede. Kant y la autonomía de la voluntad.
Autora: Licenciada en Trabajo y Desarrollo Social. Miembro del Comité de Bioética del HIGA Eva Perón. Docente de la Cátedra de Bioética y Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. 2005.
2062005          Gilberto Gamboa. La eutanasia, decisión de vida y muerte.
Autor: Médico. Especialista y Master en Bioética. Coordinador de la Academia de
Bioética en Cali y primer Director de la Especialización en Bioética de esa
Universidad. Actualmente es miembro del Consejo Superior de la Universidad de
La Sabana, Bogotá, 2005.
2072005          Pablo Arango. Medicina reparadora y células madre.
Autor: M.D. MSc. Médico cirujano ortopedista. Miembro del Departamento de Bioética y profesor de la Universidad de La Sabana, Bogotá, 2005.
2082005                         Omar França. La cooperación con el delito o la falta, tanto en
Bioética como en Ética empresarial.
Autor: Dr. en Filosofía, Director del Dpto. Eticas Aplicadas de la Universidad Católica del Uruguay, Montevideo, 2005.
2092005          Jorge Domínguez Fernández  y Nancy Guerra Jiménez. El paciente crítico y los aspectos bioéticos de su atención. Trabajo de revisión.
Autores: (1) Especialista de Primer Grado en Fisiología Normal y Patológica.  Médico Intensivista  Vicedirector de Atención al Grave, Hospital Clínico Quirúrgico Provincial Docente “Amalia Simoni” (2) Máster en Didáctica de la Biología. Profesora del IPVCE Máximo Gómez Báez. Camagüey, Cuba, 2005.
2102005          Goliat Reina y otros. El consentimiento informado como
estrategia para mejorar la calidad y satisfacción en los servicios de salud.
Experiencias en el Hospital González Coro de La Habana. Autores: Dres. Goliat
Reina, Pedro Roman, y Julio Borrego.
2112006          María Lourdes González Bernardi. Percepción e intereses de estudiantes de 7º de Medicina acerca de la relación médico paciente. Autora: Ginecotocóloga , Lic. en  Ciencias de la Educación, Secretaria de la Sociedad Uruguaya de Bioetica, Docente de la Universidad Católica del Uruguay.
2122006          Richard Stith. The priority of respect: Common humanity and individual dignity. Profesor de Valparaiso University, School of Law.
2132006          Mauricio Besio. Televisión y profesión médica. Un análisis ético de los programas que exhiben acciones médicas. Médico, Especialista en Ginecología y Obstetricia, Miembro del Departamento de Ética del Consejo General de Médicos de Chile.
2142006          Mauricio Besio. Sexualidad humana. Fundamentos
antropológicos y exigencias éticas. Médico, Profesor adjunto del Centro de
 Bioética y Depto de Obstetricia y Ginecología, Facultad de Medicina de la
Pontificia Universidad Católica de Chile.
2152006          Andrés Ollero. Eutanasia, Moral y derecho. Autor: Catedrático
de Filosofía del Derecho, Facultad de Derecho, Univ. Rey Juan Carlos, Madrid.
2162007          Jorge Sánchez González y otros. Análisis bioético de 59 casos de
 miomatosis. Autores: Miembros de la Comisión nacional de Arbitraje Médico de
México, CONAMED. México DF.
2172007          Alicia I. Losoviz. Acto médico a la luz de principios y valores
 morales: propuesta pedagógica en Bioética. Autora: Médica Psicoanalista. Vicepresidente 3° de la Asociación Argentina de Bioética. Coordinadora del Capítulo de Bioética y Psicoanálisis en la Asociación Psicoanalítica Argentina. Docente Adscripta Bioética (UBA) Buenos Aires.
2182007          Mª de la Luz Casas. Créditos sobre autoría de artículos
científicos. Algunas propuestas de solución. Dra en Ciencias, Jefe
Departamento Bioética, Univ. Panamericana, México DF.
2192007          Mª de la Luz Casas. Encuesta en población abierta sobre
Contenidos aplicables a los documentos de voluntades anticipadas (DVA)
Dra en Ciencias, Jefe Departamento Bioética, Univ. Panamericana, México DF.
2202007          Mª de la Luz Casas. Detección de necesidades familiares en la atención a pacientes en estado terminal y crónicos en la ciudad de México. Dra en Ciencias, Jefe Dpto Bioética, Univ. Panamericana, México DF
2212007          Liliana Virginia Siede.  Una perspectiva del conflicto de intereses. La
tensión entre lo público y lo privado en las experiencias derivadas de la
implementación de “investigaciones científicas” en pacientes hospitalarios. Licenciada
en Desarrollo Social. Maestría en Ciencia Política y Sociología, Flacso. Docente
universitaria, UBA.Hospital Eva Perón de San Martín, Provincia de Buenos Aires.
2222007          Fernando Arroyo Arellano. Ética y cirugía. Dr. en Medicina y Cirugía, Profesor  Auxiliar de la  Cátedra de Humanidades Médicas. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central. Quito, Ecuador.
2232007          Adriano Vieira Schmidt. O principio de respeito à autonomia de Beauchamp & Childress contrapondo com o principio de permissão de T. Engelhardt. Lcdo en Biologia,  Curso Especialización em Bioética Centro São Camilo, São Paulo. Magister en Bioética (c) Univ. Católica de Chile.
2242006          Carlos Francisco Palma. Sobre la muerte neurológica. Interno  de
 Medicina, Universidad Diego Portales, Santiago de Chile.

 

3.- Tesis Doctorales:

Nº Código y Año         Autor y Título

3012004                      Eva Barber. La legislación germánica sobre biotecnología a
partir de La Ley Fundamental de Bonn. Una aproximación desde la Filosofía
del Derecho. Autora: Doctora en Derecho. Universidad de Valencia, España.
Director Tesis: Jesús Ballesteros y Winfried Kluth. Tesis defendida 2004.
3021999          Alejandrina Arratia Figueroa. La Bioética y sus implicaciones
en la Educación para la Salud.Autora: Enfermera Matrona, Doctora en Filosofía
de Enfermería, Magister en Diseño de Instrucción, Universidad Católica de Chile.
Profesora Guía: Sandra Caponi. Tesis defendida en la Universidade Federal de
Santa Catarina, Florianópolis, Brasil, 1999. (Edición en portugués, en preparación
la traducción al español)
3032004          Eduardo Casanova. Bioética, salud de la cultura.
Autor: Dr. en Medicina 1974, Especialista en Medicina Interna 1977, Doctor en Bioética 2004. Montevideo, Uruguay. Director Tesis: P. Fernando Pascual. Defendida en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, Roma, 2004.
3042004          María Estela Grzona. Bioética y microprematuros.
Autora: Dra. en Medicina, Especialista en Pediatría y Neonatología, cursa un Magister en Bioética. Profesora de Pediatría en Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, trabaja en Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Humberto Notti, Mendoza, Argentina. Director Tesis: Dra. Marta Fracapani. Defendida en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2004.
3052006          Javier Vega. La pendiente resbaladiza en la eutanasia. Una
valoración moral.  Autor: Doctor en Medicina y Dr. en Teología Moral, Especialista en Medicina Legal y Forense, y en Bioética. Tesis doctoral de Teología. Director:  Prof. Dr. Iñigo Ortega.. Defendida en la Universidad Pontificia de  la Santa Cruz, Roma, 2005.
3062007          Pablo Requena Meana. Modelos de Bioética Clínica Presentación crítica
del principialismo y la casuística. Autor: Lcdo enMedicina y Cirugía, y Doctor en
Teología Moral. Profesor de esta materia en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz,
Roma. Directores: Ignacio Carrasco y Angel Rodríguez Luño. Defendida en dicha
Universidad, Roma, 2005.
3072007          Paula Bedregal García. El temor y la culpa en las decisiones éticas en
Medicina. Resumen de la Tesis doctoral en Psicología. Autora: Dra. Médico,Departamento
Salud Pública, Facultad de Medicina Universidad Católica de Chile. 2007.

 

4.- Tesis de Magister:

Nº Código y Año         Autor y Título

4012005          Juan Galleguillos. La defensa de la vida de Juan Pablo II  en la
Encíclica Evangelium Vitae, confrontada con Max Charlesworth en La
Bioética en una sociedad liberal.Autor: Licenciado en Ciencias Religiosas,
Magister en Bioética, Profesor Universidad de las Américas. Profesor tutor:
Francisco León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4022005          Adriana Santana. El anciano como signo de vida. Autora:
Licenciada en Teología, Magister en Bioética. Profesor tutor: Francisco
León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4032005          Alejandro Julio Silva Contreras.  Análisis crítico de los
principios autonomía y justicia del modeo principalista a la luz del
personalismo cristiano. Autor: Doctor en Teología y Magister en Bioética.
Universidad Católica de La Serena. Profesor tutor: Fernando Chomalí. Tesis
defendida en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4042005          Sergio Valenzuela. Desarrollo e implementación de un curso de
pregrado de Bioética en Ginecología y Obstetricia. Guías temáticas y revisión
del sistema OSCE de evaluación de habilidades, actitudes y conocimientos.    
Autor: Médico, Profesor de Bioética Universidad de Chile, Magíster en Bioética.
Profesor tutor: Francisco León. Tesis defendida en la Universidad Católica de
Chile: 2005.
4052005          Alberto Rojas. La muerte encefálica como criterio de muerte.
Análisis bioética de las tesis de Alan Shewmon. Autor: Médico, Magíster en
Bioética. Valparaíso, Chile. Profesor tutor: Alejandro Serani. Tesis defendida
en la Universidad Católica de Chile: 2005.
4062001          Gladys Bórquez. Limitación del esfuerzo terapéutico en
neonatología. Situación en Chile. Autora: Médico, Magíster en Bioética,
Universidad de Chile. Profesor tutor: Juan Pablo Beca. Tesis defendida en la
Universidad de Chile, Santiago de Chile, 2001.
4072005          Lourdes Mendiburu. Bioética y Psiquiatría. Autora: Médico
Internista. Magister en Bioética. Profesor tutor: Juan de Dios Serrano. Tesis
defendida en el Instituto de Estudios Bioéticos (ICEB), Córdoba, España. 2005.
4081996          Lorena Mosso Gómez. Aspectos de ética clínica aplicados a la
Medicina Interna. Autora: Médico, Especialista en Endocrinología, Profesora
Escuela de Medicina y Centro de Bioética, Universidad Católica de Chile. Tesis
del programa integrado ético-clínico en Medicina Interna. Facultad de Medicina
Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile, 1996.
4092005          Beatriz Shand. Hidratación y nutrición en pacientes en
EstadoVegetativo Permanente. Autora: Médico, Especialista en Neurología,
miembro del Centro de Bioética, Universidad Católica de Chile. Profesor tutor:
Francisco León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile, 2005.
4102005          (Soledad Pérez. El sentido del sufrimiento. Autora: Médico,
 Especialista en Ginecología Profesor tutor: Paulina Taboada. Tesis defendida
en la Universidad Católica de Chile, 2005) No disponible de momento.
4111999          Laura Rueda Castro. Discapacidad psiquiátrica, sentido común
y Bioética. Autora: Terapeuta ocupacional, Magister en Bioética, Profesora del
 Centro Interdisciplinario de Bioética de la Universidad de Chile. Tesis defendida
 en la Universidad de Chile, 1999.
4121998          Raúl Villaroel. Bioética en clave hermenéutica. El sentido en
emergencia. Autor: Profesor de la Facultad de Filosofía y Humanidades,
Universidad de Chile .Profesora patrocinante  Ana Escribar Wicks. Tesis
defendida en la Universidad de Chile, 1998.
4132006          Pedro Boccardo.Conocimiento e interés según Jürgen
Habermas y el principio de responsabilidad según Hans Jonas: aportes al
Estatuto epistemológico de la Bioética. Autor: Dr. en Teología, profesor de
Bioética de la Universidad Católica de Valparaíso. Profesor tutor:Francisco
León. Tesis defendida en la Universidad Católica de Chile, 2006.
4142006          Alberto Ruvalcaba Alonso: Dilemas bioéticos de la deficiencia
 Mental.  Autor: Psicólogo. Asesor de Tesis: Dr. Ph. Sergio Lucio Torales,
profesor investigador del Departamento de Filosofía. Tesis presentada en la
Universidad Autónoma de Aguascalientes, Aguascalientes, México, 2006.
4152007          Mariana Arreghini. Dimensiones éticas de las relaciones del
 poder en el cuidado de la salud. Autora: Médico, Hospital Pediátrico Humberto
 Notti, Mendoza. Miembro de los comités de Bioética y de ética de la
 Investigación en dicho Hospital. Directora de Tesis: Marta Fracapani. Tesis
defendida en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional  de
Cuyo, Mendoza, Argentina
4162007          Gabriela Aguirre Rodríguez. La relación médico-paciente
 terminal. Una visión personalista. Autora: Lcda en Pedagogía por la Univ.
Panamericana, de México. Magíster en Bioética Univ. Católica de Chile. Directora:
Paulina Taboada. Tesis defendida en  2007.
4172007          Jorge Oliva Te-Kloot. La relación odontólogo-paciente en un
 Servicio de Odondología nacional. Autor: Cirujano-Dentista por la Facultad de
Odontología Universidad de Chile,  Santiago. Director de Servicios Odontológicos de
Integramédica. Magíster en Bioética. Director: Juan Pablo Beca. Tesis defendida en la
Universidad de Chile, 2006.
4182007          Fabio de Barros Correia Gomes. Ameaças à eqüidade na distribuição de
órgãos para transplante: uma análise dos critérios legais de acesso. Tesis de Maestria
en Política Social de la Universidad de Brasília. Directora: Debora Diniz.
 Defendida noviembre 2007.
4192008          Juan Andrés Prato. El consentimiento informado en Psiquiatría.
Consideraciones para la práctica clínica. Médico Psiquiatra, Magister en Bioética
Universidad Católica de Chile. Director: Francisco J. León. Defendida enero 2008.
4202008          Mara Muñoz.. El equipo de salud y la familia del niño muriente. Una
relación bajo análisis. Enfermera Matrona, Profesora Bioética Universidad Diego Portales.
Magíster en Bioética Univ. Católica de Chile. Director: Francisco J. León. Defendida
enero 2008.
4212008          Alvaro Durán Pérez. Pertinencia de la enseñanza de la Bioética en la
 Educación Media Chilena en el marco de los objetivos fundamentales transversales.
Un instrumento de formación del juicio ético-moral de los estudiantes. Lcdo en
Biología, Profesor Enseñanza Media. Magister en Bioética Universidad Católica de Chile.
Directora:Lorena Mosso. Defendida enero 2008.

 

5.- Tesis de Enfermería y otras carreras de la salud:

Nº Código y Año         Autor y Título

5012004          Loreto Reyes Najle, Ana María Muñoz Zamorano. Vivencias
de enfermeras clínicas frente al fenómeno de  la muerte de sus pacientes en
un hospital público. Autoras: Enfermeras. Profesora: Dra. Luz Angélica
Muñoz.  Facultad de Enfermería Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile.
Tesis defendida 2004.
5022005          Ada Castillo y Lissette Rojas. Opiniones y expectativas que
tienen, en relación al morir dignamente, los adultos mayores
hospitalizados en el Hospital Clínico San Borja. Autoras: Enfermeras.
Profesora: Dra. Alejandrina Arratia. Escuela de Enfermería Universidad
Católica de Chile. Santiago. Tesis defendida 2005.
5032006          Claudia Escalona y Valeska González. Enfrentamiento de la
muerte de un paciente desde el punto de vista de la enfermera. Autoras:
Enfermeras. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería,
Universidad Diego Portales, Santiago de Chile. Tesis defendida en 2006.
5042006          Daniela Acosta y Evelyn Caro. Intervención de Enfermería en
 el consentimiento informado. Autoras: Enfermeras. Profesor tutor: Francisco
León Correa. Escuela de Enfermería Univ. Diego Portales. Santiago de Chile. Tesis
defendida en 2006.
5052007          Mª Cecilia Gaete, Ives Sebastián Gallardo, Carolina Magdalena
Ramírez. Principios bioéticos en la integración social de las personas con
discapacidad. Tesis para Título profesional de Terapeuta Ocupacional. Tutor:
T.O. Laura Rueda. Escuela de Terapia Ocupacional, Univ. De Chile, Santiago de Chile.
Tesis defendida en 2006.
5062007 Carla Burattini C., Jenniffer Schwartzmann C. El consentimiento informado y el profesional de enfermería: Nivel de participación y percepción ética. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.
5072007 Carolina Abrigo Chavarría, Claudia Délano Luco. Voluntades anticipadas en los pacientes terminales: el rol de Enfermería. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.
5082007 Paz Espinoza A, Marcela López M. Orden de No Reanimación en Unidades de Cuidados Intensivos, análisis comparativo de percepciones y  roles  del Equipo Médico  como el de Enfermería. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor: Francisco León Correa. Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.
5092007 Andrea Cabargas, Paola Caviedes. Cuidados de la enfermera desde la óptica
del paciente Terminal. Tesis de Licenciatura en Enfermería. Profesor tutor:  Mara Muñoz Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales, Santiago. Defendida en 2007.

 

 

6.- Trabajos de Magíster y Diplomados en Bioética:

 

Nº Código y año          Autor                           Título

6.1. Fundamentación:
61012005        José Luis Jiménez. Los fundamentos de la dignidad de la
persona humana. Dr. Medicina Universidad La Habana, Especialista Medicina
Interna, Hospital  Psiquiátrico San Juan de Dios y Centro de Bioética Juan Pablo
II , La Habana. Diplomado en Bioética, Universidad Católica de Chile, PUC.
61022005        Alexis Lama. Análisis del principialismo. Dr. en Medicina,
Director Escuela de Medicina, Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile.
Diplomado en Bioética, PUC.
61032005        Marlina Lescaille. Persona y dignidad: su relación con la ética
del cuidar y los modelos de Enfermería. Enfermera, Cátedra de Bioética
Hospital Calixto García, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
61042005        Karina Millanao. Bioética teológica. Tres puntos de vista
prácticos: católicos, protestantes, judíos. Enfermera Matrona, Especialista en
Neontaología, Hospital Clínico FUSAT, Rancagua, Chile. Diplomado
en Bioética, PUC.
61052005        Hilda Santiesteban. Modelos éticos: el personalismo. Licenciada
en Información Científica y Bibliotecología, Centro Juan Pablo II de Bioética, La
Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
61062005        Jorge Suardíaz. Aportaciones y limitaciones del principialismo
en Bioética.  Dr. Medicina Universidad La Habana, Vicedirector Centro de
Bioética Juan Pablo II, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
61072005        Rommy Von Bernhardi. Dignidad de la persona, eje de la
Bioética. Médico, Departamento Neurología, Facultad de Medicina, Pontificia
Universidad Católica de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
61082006        Marila García Puelpan. Bioéticas principialista y personalista:
 una complementación necesaria. Lcda. en Filosofía Univ. Católica de Chile,
Magíster en Axiología y Fª Política Univ. Chile; Diploma en Bioética, PUC.
61092007        Eduardo Dumas Rossi. El pensamiento de Van Rensselaer
Potter: méritos, limitaciones, comentarios. Médico por la Univ. Católica
de Chile, Servicio Cardiología Hospital Clínico UC. Diploma en Bioética (c),
PUC.
61102007. Adriano Vieira Schmidt. Análisis del modelo de los principios de Beauchamp y Childress. Lcdo en Biologia,  Curso Especialización em Bioética Centro São Camilo, São Paulo. Magister en Bioética (c) Univ. Católica de Chile.

 

6.2 Inicio de la vida humana:
62012005        Cristina Deangelillo. Dignidad del hombre y su relación con la
procreación. Odontóloga Univ. Nacional Buenos Aires, Buenos Aires.
Especialista en Odontopediatría, Coordinadora Area de Bioética del Círculo
Argentino de Odontología.Diplomada en Bioética, PUC.
62022005        Elva Espinosa. El estatuto del embrión humano: aspectos
antropológicos, científicos y éticos. Profesora, Centro Juan Pablo II de Bioética,
La Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
62032005        Nancy Gómez de Fruci. La dignidad de la vida naciente. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
62042005        Luis Ernesto Hernández Gamboa. El derecho a la vida. Autor: Médico, Comisión Nacional de Arbitraje Médico, México D.F. Diplomado en Bioética, PUC.
62052005        José Luis Jiménez. Clonación reproductiva y terapéutica.
Consideraciones biológicas y éticas. Dr. Medicina Universidad La Habana,
Especialista Medicina Interna, Hospital  Psiquiátrico San Juan de Dios y Centro
de Bioética Juan Pablo II , La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
62062005        Alexis Lama. Homosexualidad, aspectos científicos y éticos.
Médico, Director de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello,
Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
62072005        Juan Millanao. Crisis general en el mercado de valores. Contexto general para el aborto. Doctor en Teología Aplicada, Profesor de Teología Moral Univ. Adventista de Chile, Concepción, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
62082005        Osvaldo Romo Pizarro. El inicio de la vida humana. Abogado, Profesor de Medicina Legal, Presidente Sociedad Iberoamericana de Derecho Sanitario. Diplomado en Bioética, PUC.
62092005        Jorge Suardíaz. La clonación humana y el empleo de las células
estaminales. Dr. Medicina Universidad La Habana, Vicedirector Centro de
Bioética Juan Pablo II, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
62102005        Rommy Von Bernhardi. Efecto de la banalización de la
sexualidad en el desarrollo personal. Implicaciones éticas. Médico,
Departamento Neurología, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica
de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
62112005        Tatiana Zaldívar. El Proyecto Genoma Humano. Algunos
temores éticos. Médico, Jefa del Servicio de Neurogenética, Instituto Neurología
y Neurocirugía de La Habana; Miembro de la Cátedra de Bioética del Hospital
Calixto García, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC
62122005        René Zamora. Juicio bioético sobre la fecundación asistida.
Médico, Especialista en Medicina Interna y Medicina Intensiva. Director Centro 
de Bioética Juan Pablo II, y Director de la Cátedra de Bioética del Seminario
Mayor de Cuba. La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
62132005        Martín Gastón E. Zemel. El desafío de construir una cultura de la vida. Odontólogo, Auxiliar Docente Facultad Odontología Univ Nacional de La Plata. Diplomado en Bioética, PUC.
62142005        Marcela Olivia Vaquera. Sexualidad humana, procreación y anticoncepción. Ingeniero en Cibernética Electrónica CETUS Univ. Diplomada en Educación Sexual y en Orientación Familar, Directora Centro de Ayuda a la Mujer Latinoamericana, Mexicali, Baja California, México. Diplomada en Bioética, Univ Libre de las Américas, ULIA.
62152006        Marlene Gillete Ibern. La determinación del embrión humano como persona.  Abogada, Georgia, USA. Diploma en Bioética Univ. libre de las Américas, ULIA.
62162006        Mª del Carmen Orejel Salas. Efectos indeseados de la reproducción asistida. Médico, Los Mochis, México. Diploma en Bioética ULIA.
62172006        Dolores Torrado de Casanova. El embrión preimplantatorio. Médico. Montevideo, Uruguay. Diploma en Bioética, PUC
62182006        Mariano G. Morelli. Procreación responsable y derechos reproductivos. Ética y Derecho. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
62192006        Mariano G. Morelli. Procreación artificial, aspectos éticos y jurídicos. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
62202007        Marlene Gillete Ibern. El consentimiento informado en la anticoncepción y el aborto.  Abogada, Georgia, USA. Diploma en Bioética ULIA.
62212007        José Luis Pérez Requejo. Reflexiones éticas sobre el aborto terapéutico. Médico Hematólogo. Profesor de Fisiopatología, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. Miembro del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, España. Diploma en Bioética (c) ULIA
62232007        Carolina Coria de la Hoz. Implicancias éticas de la adopción de embriones. Neuróloga infantil, Univ. Católica Santísima Concepción, Chile.
62242007        Patricia Rojas. Implicancias ético-psicológicas del aborto provocado.
Psicóloga. Egresada Univ. Central, Santiago Chile.
62252007        Ximena Escauriaza. Caso clínico: Neonato con síndrome de Down. Enfermera, Dirección de personal Clínica Vespucio, Santiago de Chile.
62262007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso clínico: Embarazo ectópico y esterilización femenina. Licenciado en Medicina, Universidad de Chile.
62272007        Mónica Rojas Urzúa. Caso ético clínico: Deber de informar y derecho de ser informada en madre de menor de edad. Matrona Servicio de
Neonatología Hospital Regional Antofagasta.
62282007        Carlos Hermansen Truhán. Cáncer y embarazo. Dilema ético. Médico, Profesor asistente Cirugía Universidad de Chile.

 

 

6.3 Final de la vida humana:

63012005        Cristina Deangelillo. Dignidad del hombre en el sufrimiento y
la muerte. Odontóloga Univ. Nacional Buenos Aires, Buenos Aires.
Especialista en Odontopediatría, Coordinadora Area de Bioética del Círculo
Argentino de Odontología.Diplomada en Bioética, PUC.
63022005        Elva Espinosa. Aspectos éticos y espirituales del enfermo
terminal. Profesora, Centro Juan Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomada en
Bioética, PUC.
63032005        Enrique Fullá. Tratar el sufrimiento, ¿parte del acto médico? Médico, Especialista en Radiología, Profesor Bioética Univ Austral, Concepción, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
63042005        Nancy Gómez de Fruci. Etica de la atención en salud en los pacientes terminales. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
63052005        José Luis Jiménez. La eutanasia desde una perspectiva
teológica y ética. Dr. Medicina Universidad La Habana, Especialista Medicina
Interna, Hospital  Psiquiátrico San Juan de Dios y Centro de Bioética Juan Pablo
II , La Habana. Diplomado en Bioética, PUC
63062005        Carlos Notario. El dolor y el sufrimiento humanos. Dr. en Medicina, Univ La Habana, Especialista Psiquiatría, Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, Centro de Bioética Juan Pablo II. La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
63072005        Hilda Dora Santiesteban. Final de la vida: la eutanasia.
Licenciada en Información Científica y Bibliotecología, Centro Juan Pablo II de
Bioética, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC.
63082005        Jorge Suardíaz. Aspectos antropológicos y éticos del dolor, el sufrimiento y la muerte. Dr. en Medicina, Univ La Habana, Vicedirector Centro Juan Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC
63092005        Rommy Von Bernhardi. Muriendo como se vivió: la pérdida
del sentido del sufrimiento. Médico, Departamento Neurología, Facultad de
Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
63102005        Luis Miranda. Orden de no reanimar. Dr. en Medicina Univ. Central del Ecuador, Magister en Gerencia en Salud y postgrado en Pediatría, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomado en Bioética, PUC.
63112005        Mª Lourdes González Bernardi. El profesional de la salud frente a la enfermedad terminal y la muerte. Médico, Especialista en Ginecología y Obstetricia, Lic. en Ciencias de la Educación, Montevideo. Diplomada en Bioética, Universidad Libre de las Américas, ULIA.
63122005        Marcela Olivia Vaquera. Enfermos terminales, eutanasia y cuidados paliativos. Ingeniero en Cibernética Electrónica CETYS Universidad, Diplomada en Educación Sexual y en Orientación Familar, Directora Centro de Ayuda a la Mujer Latinoamericana, Mexicali, Baja California, México. Diplomada en Bioética, ULIA.
63132006        María Lorena Ibarra Sevilla. La dimensión ética del buen morir. Médico, Quito, Ecuador. Diploma en Bioética, ULIA.
63142006        Blanca Aurora Marín Hoyos. Orden de no reanimación. Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
63152006        Zeida Rosa Rodríguez Martínez. Reflexiones bioéticas acerca de la toma de decisiones en el paciente  crítico: limitación del esfuerzo terapéutico. Médico, Matanzas, Cuba. Diploma en Bioética, PUC
63162006        Mariano G. Morelli. Eutanasia, suicidio asistido y rechazo de tratamientos. Aspectos ético-jurídicos. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
63172007        Ximena González Briones. Cómo enfrentar la muerte el moribundo y su familia. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
63182007        José Luis Pérez Requejo. Eutanasia versus cuidados paliativos.
Médico Hematólogo. Profesor de Fisiopatología, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. Miembro del Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia, España. Diploma en Bioética (c) ULIA
63192007        Fernando Arroyo Arellano. Limitación del esfuerzo
terapéutico: una opción ética en el ejercicio de la medicina. Profesor Cátedra
Humanidades Médicas, Univ. Central de Ecuador, Quito.
63202007        Ivonne Martín Hernández. Los desórdenes neurológicos: un desafío a la cultura de la muerte. Licenciada en Bioquímica, Investigadora del Instituto de Neurología y Neurocirugía,  pertenece al Comité de Ética. La Habana. Cuba.
63212007        Ivonne Martín Hernández. Pacientes en estado vegetativo: consideraciones éticas sobre su dignidad. Licenciada en Bioquímica, Investigadora del Instituto de Neurología y Neurocirugía,  pertenece al Comité de Ética. La Habana.
63222007        Mª Cecilia Rojas Urzúa. Caso ético clínico de limitación de
tratamiento. Médico, Cirujano Posta Central. Santiago. Chile
63232007        Gloria San Miguel. Algunas consideraciones sobre los cuidados paliativos en Chile. Médico, Temuco, Chile.
63242007        Carolina Coria. Ética y cuidados paliativos en el niño. Neuróloga infantil, Hospital Clínico Herminda Martin de Chillán y Univ. Católica Santísima Concepción, Chile.
63252007        José Pedro Martínez Larrarte. Aspectos éticos al final de la vida en Pediatría. Especialista de 2º Grado en Reumatología, Profesor Auxiliar, Hospital Clínico Quirúrgico docente 10 de Octubre, Servicio Nacional de Reumatología, La Habana, Cuba.
63262007        Patricia Rojas. Asistencia psicológica al paciente Terminal como parte del programa de cuidados paliativos. Psicóloga. Egresada  Univ Central, Santiago, Chile.
63272007        Erika Rojas Vázquez. Enfermería en cuidados paliativos. Enfermera Matrona. Evaluación preoperatorio y respiratorio. Clínica Vespucio. Comité ética. Santiago, Chile.
63282007        Mauricio Vidal Rahil. Limitación del esfuerzo terapêutico. Médico cirujano. Coordinador Centro Médico. Docente Univ. Chile. Comité ética Clínica Vespucio.
63292007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso clínico. Enfermo Terminal y abandono. Licenciado en Medicina, actualmente en Práctica de Internado, Universidad de Chile.
63302007        Carlos Hermansen Truhán.  Ética y paciente Terminal: rol de la nutrición. Médico, Profesor asistente Cirugía Universidad de Chile.
63312007        Gloria San Miguel. Dolor y sufrimiento. Médico, Temuco, Chile.
63322007        Gloria Durán Saavedra. Limitación del esfuerzo terapéutico en pacientes pediátricos con enfermedades neurodegenerativas. Médico, Departamento Genética, Hospital Clínico Universidad Católica de Chile. Magíster en Bioética (c).
63332007        Alejandra Gajardo Ugás. Criterios de muerte según la legislación chilena. .Enfermera, Directora Escuela de Enfermería, Univ. Santo Tomás. Magíster en Bioética (c). Santiago Chile.
63342007        Fernando Arroyo Arellano. Limitación del esfuerzo terapéutico: una opción ética en Medicina. Dr. en Medicina y Cirugía, Profesor  Auxiliar de la  Cátedra de Humanidades Médicas. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central. Quito, Ecuador.

 

 6.4 Etica clínica:
64012005        Cristina Deangelillo. Modelo de ética clínica en Odontología.
Odontóloga Univ. Nacional Buenos Aires, Buenos Aires.Especialista en
Odontopediatría, Coordinadora Area de Bioética del Círculo Argentino de
Odontología.Diplomada en Bioética, PUC.
64022005        Nancy Gómez de Fruci. Análisis de un caso de limitación de tratamiento. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
64032005        Jaime Jeldres. La evolución de la relación médico-paciente: aspectos bioéticos. Médico Cirujano Univ. Chile, Especialista en Gineco-Obstetricia Univ. La Frontera, Comité Ética Hospital de Puerto Montt, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64042005        Luis Hernández Gamboa. Relación médico-paciente y calidad de la atención médica. Médico, Comisión Nacional de Arbitraje Médico, México, D.F. Diplomado en Bioética, PUC.
64052005        Luis Hernández Gamboa. Análisis de caso clínico sobre consentimiento informado. Médico, Comisión Nacional de Arbitraje Médico, México, D.F. Diplomado en Bioética, PUC.
64062005        Luis Miranda. El consentimiento informado en Pediatría. Dr. en Medicina Univ Central de Ecuador, magister en Gerencia en Salud y postgrado en Pediatría, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomado en Bioética, PUC.
64072005        Osvaldo Romo Pizarro. La decisión bioética en el consentimiento informado. Abogado, Profesor de Medicina Legal, Presidente Sociedad Iberoamericana de Derecho Sanitario. Diplomado en Bioética, PUC.
64082005        Tatiana Zaldívar. La Medicina paliativa y su aplicación en
algunas enfermedades neurogenéticas. Médico, Jefa del Servicio de
Neurogenética, Instituto Neurología y Neurocirugía de La Habana; Miembro de la
Cátedra de Bioética del Hospital Calixto García, La Habana. Diplomada en
Bioética, PUC.
64092005        Marlina Lescaille. El secreto profesional en Enfermería.
Enfermera, Cátedra de Bioética Facultad de Ciencias Médicas, La Habana.
Diplomada en Bioética, PUC.
64102005        Carlos Miguel Notario. El consentimiento informado. Dr. en Medicina, Univ La Habana, Especialista Psiquiatría, Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, Centro de Bioética Juan Pablo II. La Habana. Diplomado en Bioética, PUC.
64112005        Nancy Gómez de Fruci. La relación médico-paciente. Dra en Medicina y Cirugía, Facultad de Ciencias Médicas Univ. Central del Ecuador, Fundación FUNAVI, Quito. Diplomada en Bioética, PUC.
64122005        Alexis Lama. La relación médico-paciente: una crisis que
amenaza su naturaleza. Médico, Director de la Escuela de Medicina de la
Universidad Andrés Bello, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64132005        Martín Zemel. Capacitación de profesionales odontólogos en el proceso de obtención del consentimiento informado. Odontólogo, Auxiliar Docente Facultad Odontología Univ Nacional de La Plata. Diplomado en Bioética, PUC.
64142005        Glenia Meniconi. Calidad de la atención sanitaria de los adultos mayores en atención primaria. Nutricionista, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64152005        Karina Millanao. Decisiones de limitación del esfuerzo
terapéutico en neonatología. Enfermera Matrona, Especialista en Neonatología,
Hospital Clínico FUSAT, Rancagua, Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64162005        Mª Lourdes González Bernardi. Relación con el paciente en el proceso educativo  en la futura práctica profesional. Autora: Médico ginecotocóloga, Lic. en Ciencias de la Educación. Diplomada en Bioética, Universidad Libre de las Américas, ULIA.
64172005        Imelda Martínez-Nuñez. Valores y virtudes del médico. Médico, especialista en Medicina Interna y Hematología. Profesora Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Diplomada en Bioética, ULIA.
64182005        Imelda Martínez-Nuñez. El paciente sujeto de derechos y deberes.  Médico, especialista en Medicina Interna y Hematología; Profesora Universidad Nacional de Asunción, Paraguay. Diplomada en Bioética, ULIA.
64192005        Belén Merck Navarro. Cáncer de mama y embarazo. Lic. En Medicina por la Univ Autónoma de Madrid, Especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo, Hospital General Universitario de Elche, Alicante, España. Diplomada en Bioética, ULIA
64202005        Elva Espinosa. La objeción de conciencia. Profesora, Centro Juan
Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomada en Bioética, PUC
64212005        Jorge Suardíaz. Relación médico-paciente: una perspectiva personalista. Dr. Medicina Univ La Haban, Vicedirector Centro Juan Pablo II de Bioética, La Habana. Diplomado en Bioética, PUC
64222005        María Elena Jalil. Entre el médico y el paciente. Médico-Cirujano y Especialidad de Medicina Interna, PUC.  Escuela de Medicina Univ Andrés Bello, Santiago de Chile. Diplomada en Bioética, PUC.
64232005        Clara Laucirica. Relación médico-paciente Médico, Matanzas, Cuba. Diplomada en Bioética, PUC.
64242006        Carolina Asenjo. Consentimiento informado, ¿necesidad de resguardo legal o una necesidad ética? Médico, Directora genrete Clínica Avansalud Vespucio, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64252006        Hugo Alvarez Martínez. Consentimiento presunto y respuesta requerida como alternativas a la escasez de donantes: un análisis ético. Médico, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64262006        Ernesto José Cañabate Reyes, Mª del Carmen Méndez Martínez. El consentimiento informado en Psiquiatría. Médicos Psiquiatras, Camagüey, Cuba. Diplomado en Bioética, PUC.
64272006        Dolores Torrado de Casanova. La relación médico-paciente. Médico. Montevideo, Uruguay. Diploma en Bioética, PUC
64282006        Anabella Cifuentes. Limitación de esfuerzo terapéutico en terapia intensiva.  Médica Intensivista UTI Hospital Carlos Andrade Marín
Quito, Ecuador. Diploma en Bioética PUC
64292006        Anabella Cifuentes. Ética y sedación terminal.  Médica Intensivista UTI Hospital Carlos Andrade Marín Quito, Ecuador. Diploma en Bioética PUC
64302006        Jessica Menay Santos. Esterilización en personas discapacitadas mentales. Psicóloga, Instituto Nacional de rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, Santiago de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64312006        Patricia Vélez Jaramillo. Las decisiones médicas. Médico anestesiólogo, Manizales, Caldas, Colombia, Diploma en Bioética PUC.
64322006        Jessica Menay. La competencia del paciente. Psicóloga, Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile, Diploma en Bioética PUC.
64332006        Anabella Cifuentes. Humanizar la atención en Medicina. Médica Intensivista UTI Hospital Carlos Andrade Marín, Quito, Ecuador. Diploma en Bioética PUC
64342006        Jessica Menay. La relación médico-paciente. Psicóloga, Instituto Nacional de rehabilitación Pedro Aguirre Cerda, Santiago de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64352006        Blanca Aurora Marín Hoyos. El consentimiento informado en Colombia. Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
64362006        Blanca Aurora Marín Hoyos. La comunicación profesional de la salud-paciente. Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
64372006        Hugo Alvarez Martínez. El consentimiento informado en Chile: reflexiones de un cirujano. Médico, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
64382006        Mariano G. Morelli. Información, secreto, confidencialidad y biomedicina. Profesor Derecho Univ. Católica Argentina, Buenos Aires. Diploma en Bioética, PUC.
64392007        Ximena González Briones. Trato digno. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64402007        Ximena González Briones. Presencia de los padres durante la reanimación cardiorrespiratoria del niño. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64412007        Ximena González Briones. Aspectos éticos en la reanimación cardiorrespiratoria en pediatría. Enfrentamiento de Enfermería. Enfermera Matrona, Profesora Escuela de Enfermería Univ. Católica de Chile. Diploma en Bioética, PUC.
64422007        María del Carmen Guerrero Flores. Objeción de conciencia. Médico, Los Mochis, Sin. México. Diplomado en Bioética ULIA.
64432007        Mª Lorena Ibarra Sevilla. Relación médico-paciente. Médico, Quito, Ecuador. Diplomado en Bioética ULIA.
64442007        Mª Lorena Ibarra Sevilla. Consentimiento informado en anestesia. Médico, Quito, Ecuador. Diplomado en Bioética ULIA.
64452007        Marlene Gillete Ibern. La objeción de conciencia en Medicina y Judicatura.  Abogada, Georgia, USA. Diploma en Bioética ULIA.
64462007        José Rafael Escalona Aguilera. Modificación de conocimientos sobre comunicación de la muerte al niño. Policlínico Gibara. Especialista de Primer Grado en Pediatria. Profesor instructor Policlinico Docente "Jose Marti", Gibara, Holguin, Cuba. Diplomado en Bioética. Facultad de Ciencias Médicas "Mariana Grajales Coello"
64472007        Eduardo Dumas Rossi. Ética, regalos e industria farmacéutica.
Médico por la Univ. Católica de Chile, Servicio Cardiología Hospital Clínico UC.
64482007        Carolina Coria de la Hoz. Dilemas éticos en Neurología. Neuróloga infantil, Hospital Clínico Herminda Martin de Chillán y Univ. Católica Santísima Concepción, Chile.
64492007        Ximena Escauriaza. El valor de la ficha clínica. Enfermera, Dirección de personal Clínica Vespucio, Santiago de Chile.
64502007        Elizabeth Gómez Londoño. La autonomía en el ejercicio del profesional de Enfermería. Enfermera, Bogotá, Colombia.
64512007        Elizabeth Gómez Londoño. La Enfermería en el cuidado del paciente quirúrgico. Enfermera, Bogotá, Colombia.
64522007        Norma Elena de León Ojeda. Aspectos éticos en la utilización de la imagen fotográfica en Medicina y en especial en Genética clínica.  Médico, pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana.
64532007        Norma Elena de León Ojeda. Dimensión de la acción médica y relación médico-paciente en el contexto clínico pediátrico de la Genética  Médico, pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana.
64542007        Cecilia Orellana. Intimidad del paciente, pudor y educación médica. Médico, Facultad de Medicina y Odontología, Universidad de Antofagasta. Chile.
64542007        Cecilia Orellana. La actitud médica ante el dolor ajeno. Médico, Facultad de Medicina y Odontología, Universidad de Antofagasta. Chile.
64552007        Mónica Rojas Urzúa. Deber de informar y derecho de ser informado en madre menor de edad. Matrona Servicio de Neonatología Hospital Regional Antofagasta. Chile.
64562007        Mónica Rojas Urzúa. Limitación del esfuerzo terapéutico en la UCI de Neonatología. Matrona Servicio de Neonatología Hospital Regional Antofagasta.
64572007        Felipe Caroca Maracci. Bioética en donación y trasplantes. Situación en Chile. Médico Cirujano, Univ. San Sebastián, Concepción. Asociación Chilena de Seguridad, y CESFAM Vitacura, Santiago, Chile.
64582007        José Pedro Martínez Larrarte. Aspectos éticos en las relaciones médico-paciente de las afecciones crónicas no trasmisibles: enfermedades reumáticas. Especialista de 2º Grado en Reumatología, Profesor Auxiliar, Hospital Clínico Quirúrgico docente 10 de Octubre, Servicio Nacional de Reumatología, La Habana, Cuba.
64592007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso de rechazo por falta de adherencia al tratamiento en trasplantada. Licenciado en Medicina, Universidad de Chile.
64602007        Esteban Avello Gutiérrez. Desórdenes de personalidad y Bioética ¿Podemos ser todos buenos? Médico, Centro Médico MEDISIS, Atención Primaria. Santiago, Chile.
64612007        Esteban Avello Gutiérrez. Medicina basada en la evidencia y Bioética.  Médico, Centro Médico MEDISIS, Atención Primaria. Santiago, Chile.
64622007        Cecilia Rojas Urzúa. Paro médico: ética y deber de no abandonar al paciente. Médico, Cirujano Posta Central. Santiago. Chile
64632007        Norma Elena de León Ojeda. Reflexiones ética sen la toma de dcisiones ante el paciente con discapacidad intelectual. Médico, Pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana
64642007        Norma Elena de León Ojeda.Aspectos prácticos del consentimiento informado en el marco clínico de la genética. Médico, Pediatra. Genetista clínica Hospital William Soler, Prof. Genética Médica. La Habana
64652007        José Pedro Martínez Larrarte. Aspectos éticos del final de la vida en Pediatría. Especialista de 2º Grado en Reumatología, Profesor Auxiliar, Hospital Clínico Quirúrgico docente 10 de Octubre, Servicio Nacional de Reumatología, La Habana, Cuba.
64662007        Patricia Rojas. Alcances del secreto profesional y la confidencialidad, en base al Código de Ética profesional del psicólogo. Psicóloga. Egresada  Univ Central, Santiago, Chile.
64672007        Carlos Hermansen Truán. Ética y el paciente psiquiátrico, algunos dilemas. Profesor asistente Cirugía Universidad de Chile. Santiago, Chile.
64682007        Víctor Ignacio González Muñoz. El secreto médico en una Unidad militar. Médico cirujano. Clínica San José, Arica. Chile
64692007        Víctor Ignacio González Muñoz. Trasplantes de tejidos compuestos: discusión bioética. Médico cirujano. Clínica San José, Arica. Chile
64702007        José Manuel Guajardo Beroíza. Caso clínico: Necesidad de intervención en una paciente sin conciencia de enfermedad. Licenciado en Medicina, actualmente en Práctica de Internado, Universidad de Chile.
64712007        Alicia Fajardo. Relación médico-equipo-paciente. Enfermera, Especialista en Cuidados Intensivos Pediátricos, Univ. de la República, Montevideo, Uruguay.
64722007        José Luis Pérez Requejo. Dilema bioético: trasfundir o no trasfundir a los testigos de Jehová. Médico Hematólogo. Profesor de Fisiopatología, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. Diploma en Bioética (c) ULIA
64732007        Gloria San Miguel. Consentimiento informado en la práctica clínica. Médico, Temuco, Chile.

 

6.5       Bioética y Sociedad:
65012005        Martín Gastón E.  Zemel. El estado de la Bioética en América Latina. Odontólogo, Auxiliar Docente Facultad Odontología Univ Nacional de La Plata. Diplomado en Bioética, PUC.
65022005        Marcela Olivia Vaquera. Ecología y Bioética. Ingeniero en Cibernética Electrónica, Diplomada en Educación Sexual y en Orientación Familar, Mexicali, Baja California, México. Diplomada en Bioética, ULIA.
65032005        Clara Laucirica Hernán. Civilización tecnológica, luces y sombras. Médico, Matanzas, Cuba.
65042005        Mónica María Zamora Ramírez. Los Comités de Ética en las
instituciones de salud. Licenciada, La Habana. Diplomado en Bioética PUC.
65052006        Juana Mª Jiménez Hernández. Ética e investigación científica en el marco de la Antropología reflexiva.  Bióloga y Master en Antropología, Coordinadora de Investigaciones del Centro de Estudios Humanísticos para las Ciencias Médicas en la FCMH, y Profesora Auxiliar de la Facultad de Filosofía e Hª, Universidad  La Habana. Cuba. Diploma en Bioética PUC.
65062006        Blanca Aurora Marín Hoyos. Proceso para la toma de
decisiones médicas cuando sea necesario priorizar la atención y asignación
de recursos.  Enfermera, Medellín, Colombia. Diploma en Bioética, PUC.
65072006        Hugo Alvarez Martínez. Médicos y tortura. Médico, Santiago de Chile. Diplomado en Bioética, PUC.
65082007        Gloria San Miguel. Algunas consideraciones respecto al adulto mayor en nuestros días. Médico Pediatra, Magíster en Salud Pública, Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Frontera, Temuco, Chile. Diploma en Bioética (c) ULIA.
65092007        Fernando Arroyo Arellano. Educación de postgrado en
 Especialidades médicas: aspectos bioéticos. Profesor Cátedra Humanidades Médicas,
Univ. Central de Ecuador, Quito.
65102007        Eduardo Dumas Rossi. El dilema de Heinz en el contexto de las
patentes farmacéuticas. Médico, Cardiología Hospital Clínico. Pontificia Universidad
Católica de Chile, Santiago de Chile.
65112007        Rosanna Morales Guzmán-Barrón. Enseñanza de aspectos éticos en la relación del `profesional de la salud con el paciente. Médico nuclear. Lima, Perú
65122007        Patricia Rojas. Dignidad humana y exclusión social: Análisis de la situación de las personas que viven con un diagnóstico psiquiátrico. Psicóloga. Egresada Univ. Central, Santiago Chile.
65122007        Asela de los Angeles Lemus Fernández. En defensa de un mundo que se muere. Ing. Química, Lic. en Economía. Profesora de la Escuela de Pensamiento y Creatividad, en el Centro Juan Pablo II de Bioética. La Habana, Cuba.
65132007        Yocelyn Landerer Trenit. Bioética y uso racional de los
medicamentos. Médico, Programa Infantil del Consultorio de Lo Barbecha, Santiago,
Chile.
65142007        Ricardo Daniel Moreno Mauro. Un anàlisis de la conducta ética
 inapropiada en la ciencia. Profesor Auxiliar, Departamento de Ciencias Fisiológicas
Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Católica de Chile, Santiago Chile
65152007        Esteban Avello Gutiérrez. Aspectos éticos de la Ley del Sida en Chile. Médico, Centro Médico MEDISIS, Atención Primaria. Santiago. Chile.
65162007        Ricardo Daniel Moreno Mauro. Una visión crítica al proceso de revisión
por pares (peer-review) Profesor Auxiliar, Departamento de Ciencias Fisiológicas
Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Católica de Chile, Santiago Chile
65172007        María Fernanda Flores González. Crisis ecológica. Doctora en Ciencias Internacionales. Directora Grupo FG de organización de empresas,Consultora Senior (Freelance) de DBM-Advance. Quito, Ecuador.
65182007        Fernando Arroyo Arellano. Educación de postgrado en especialidades médicas: aspectos bioéticos. Dr. en Medicina y Cirugía, Profesor  Auxiliar de la  Cátedra de Humanidades Médicas. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Central. Quito, Ecuador.

 

7.- Trabajos de investigación cualitativa:

Nº Código y Año         Autor y Título

7012005          Claudia Ortega, Carlos Palma, María José Rojas, Andrés
Rojas, Roberto Saavedra. Apreciación de pacientes hospitalizados sobre la
atención entregada en el Hospital Dipreca. Autores: Estudiantes  4º Medicina,
Universidad Diego Portales, Santiago de Chile, 2005. Profesores tutores: Irmeli
Roine, Andrea Alba, Francisco León. Presentado en X Jornadas Argentinas y
latinoamericanas de Bioética, Mar del Plata,  2005
7022005          Andrés Azócar, Daniela Bravo, Francisco Guzmán, Nicolás
Henderson, Mª Ignacia Parr. Percepción de la relación médico-paciente en
los usuarios del Hospital de Talagante. Autores: Estudiantes de 3º Medicina,
Universidad Diego Portales, Santiago de Chile, 2005. Profesores tutores: Irmeli
Roine, Andrea Alba, Francisco León. Presentado en X Jornadas Argentinas y
latinoamericanas de Bioética, Mar del Plata,  2005
7032006          Rojas J., Palominos G., Bunster N., Almeida J., Nissin R,. Evaluación del
conocimiento de los principios básicos de la Bioética  en los médicos del Hospital
DIPRECA. Autores: Estudiantes de 3º Medicina, Universidad Diego Portales, Santiago de
Chile, 2006.

 

 

8.- Derecho sanitario y Deontología profesional:

Nº Código y Año         Autor y Título

8012005          Octavio Orantes y otros. ¿Usurpación médica? El caso de los
empleados de Farmacia en México. Autores: M en C. Octavio Orantes, Dra.
María del Rocío Ocampo, Dr. José Antonio Cortez, Lic. en Derecho Esperanza
Estrada, Lic. en Derecho Liúdmila Cruz. Miembros de la Comisión de Arbitraje
Médico de Chiapas, México.
8022006          Eduardo Luis Tinant. Dimensión temporal de la persona y el derecho. Autor: Profesor Titular de Filosofía del Derecho y Director de la Maestría en Bioética Jurídica de la Univ. Nacional de La Plata. Colaboración a la Revista Anales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, 2005.
8032000          José Enrique Mora. La dignidad de la persona humana en la jurisprudencia constitucional española. Autor: Magistrado, Zaragoza, España. Revisión del artículo publicado en Rev. Cuadernos de Bioética, Nº 42, 2ª 2000.
8042006          Eduardo Luis Tinant. Biotecnoética, derechos humanos y responsabilidad. Autor: Profesor Titular de Filosofía del Derecho y Director de la Maestría en Bioética Jurídica de la Univ. Nacional de La Plata, Argentina.
8052007          Alberto Calvo Meijide. La adquisición de la personalidad
jurídica y el derecho a la vida. Autor: Profesor Agregado de Derecho Civil,
Departamento de Derecho Privado, Facultad de Ciencias Económicas y
Empresariales de la Univ. San Pablo CEU, Madrid, España.

 


 

   
Todos los derechos reservados ® - 2007
forma1.com.ar - estudio de diseño web
   
Bioética Clínica // Portal de Bioética con orientación a Salud Mental // Dra. Alicia Losoviz Directora: Dra. Alicia Losoviz Bioética Clínica // Portal de Bioética con orientación a Salud Mental // Dra. Alicia Losoviz