HOME CURRICULUM PUBLICACIONES DOCENCIA
   

ALIANZAS ESTRATEGICAS
NOTAS DE ACTUALIDAD
PANORAMA MUDIAL
PANORAMA LEGAL
COMUNIDAD
ARTE Y BIOETICA
LINKS


PUBLICACIONES
PASILLOS BIOETICOS
YO OPINO
CORREO DE LECTORES
CONSULTORIA
CONTACTO

 

 

Panorama Legal

JURISPRUDENCIA - Derecho a la Salud


NOTA: EN CASO DE REPRODUCCION DEL PRESENTE MATERIAL, SE DEBE CITAR LA FUENTE BIBLIOGRÁFICA DE LA SIGUIENTE MANERA:
"www.bioeticaclinica.com.ar
Panorama legal / Jurisprudencia /
Fallo Juez P.F. Hooft sobre Derecho a la Salud"

Resolución firme del Juzgado Correccional nro.4
c.20

///del Plata, 15 de mayo de 2008
         AUTOS Y VISTOS:
         I.-Téngase  presente  lo  solicitado   a fs.155 por el Dr. H‚ctor Adolfo Seri para ser proveído oportunamente.-
         II.- Téngase   presente   y  agréguese  a fs.156/157  el  poder  especial  adjuntado  por   el Dr.Héctor Seri, que fuera otorgado a su favor por el amparado en autos, Sr.Henry Carlos Crasso.-
         III.-Proveyendo  lo  solicitado a fs.154 por  la  Dra. Gadea Eugenia Rivera, en su carácter de apoderada de la obra social demandada,  
         Y CONSIDERANDO:
         I.-Que conforme surge de la presentación inicial,  el  accionante  en  autos, Sr.Henry Carlos CRASSO de 87 años de edad, padece LEUCEMIA LINFATICA CRONICA.-
         II.-Que  a  fs.48/53 se dictó sentencia, la  que se encuentra firme, haciendo lugar a la presente acción constitucional de amparo,  ordenando  a
la obra social demandada  que  brinde  en  adecuado  tiempo y  forma cobertura asistencial total (100%) a la medicación prescripta al Sr.Crasso consistente en FLUDARABINA.-
         III.-Que con fecha 18/09/2007 se  amplió la sentencia mencionada en el considerando que antecede y se ordenó a OSBA forma total (100%) la cobertura de una nueva medicación prescripta al accionan
te, consistente en MABTHERA 500mgs; RITUXIMAB,  500  mgs.ampolla uno; MATHERA 100 mgs. RITUXIMAB 100 mgs. ampolla 1=2; CICLOFOSFAMIDA 1 gramo (ampolla)1 envase=2;  VINCRISTINA 1 mgs. Ampolla 1 envase=2; Deltisona DELTISONA  B  40  mgs. (comprimidos) 1 envase=2; ONDANSETRON 8 mgs. (Ampolla) 1 envase= uno, reemplazando  la medicación antes prescripta, ante el agravamiento  de su enfermedad. La mencionada resolución a  la fecha también se encuentra firme, sin siquiera haber  sido apelada por la accionada (ver resolución de fs.77/79).-
         IV.- Que, asimismo, a fs.90/92, con fecha 30/10/2007, se resolvió ampliar nuevamente  la  sentencia recaída en autos (resolución que también  adquirió  firmeza) toda vez que el esquema terapéutico prescripto por los profesionales tratantes del amparista -y  el que fuera objeto de la ampliación de la sentencia mencionada precedentemente- se  componía de seis (6)  ciclos  programados  de quimioterapia, que deben realizarse  cada 21 días, habiendo la demanda cumplido con  el suministro de los medicamentos para
el primero de ellos, por lo  que resolvió  ordenar  a OSBA  que  brinde la medicación correspondiente PARA LA REALIZACION DE LOS CINCO CICLOS que restaban.-
         V.-Que con posterioridad a ello se sucedieron a ello, diversas intimaciones cursadas  a  la obra social  demandada,  ante  sus  reiterados  incumplimientos injustificados respecto de la  sentencia firme -y sus posteriores ampliaciones-, debiendo el amparado cubrir  el  costo  de  los  medicamentos prescriptos,  y  cuya  cobertura se ordenó a OSBA, a fin  de cumplir en término con los ciclos de quimioterapia  indicados, suma que ascendió a $ 25.912.60. Ante  ello, y conforme lo normado por el art.666 bis
del  CPCC,  por  remisión  del art.20 de la ley 7166 to.dec.1067/95, se liquidaron las astreintes impuestas, las que ascendieron al 04/04/2008, a la suma de $ 2.750.-
         VI.-Que a fs.151/152 se presentó la apoderada de la demandada, y acreditó el  depósito  correspondiente  a la suma de $ 28.662.60, en concepto de  reintegro al accionante y pago de la liquidación de astreintes.-
         VII.-Que en virtud de lo expuesto  hasta aquí, y teniendo en cuenta el criterio sostenido  por  la  Suprema  Corte de Justicia de la Provincia  de Buenos Aires, en relación a que en situaciones de posible vulneración de derechos humanos "se debe actuar con máxima prudencia para evitar que las exigencias  formales...resulten un valladar para la consideración y, en su caso, el amparo de  tales  derechos, haciendo que prevalezcan valores y principios que emergen de la Constitución y de los  Tratados  a  ella equiparados..." (voto del Dr.Eduardo De Lzzari, fallo C.,  H.C."  de  fecha  21/03/2007  en www.scba.gov.ar, y en La Ley Buenos  Aires,  año  14 nro.9,  octubre 2007, p.997), el suscripto considera que no corresponde aquí hacer  lugar  a  la  nulidad planteada,  sobre  todo teniendo en cuenta los derechos  fundamentales  en juego, el delicado estado de salud del accionante -acreditado en base a los  certificados  obrantes  a fs.14/16 e informe médico forense agregado a fs.71/76- y que la sentencia recaída  en  autos, así como sus posteriores ampliaciones han adquirido firmeza, sin perjuicio de lo  cual  ha quedado  demostrada una conducta reticente de la demandada en cumplir con la misma.-
         A ello debe aunarse  que,  luego  de depositar la demandada la suma por la que se la  intimó, y sin que fuera esa la primera oportunidad  en la que tuvo acceso a estas actuaciones (ver constancias de fs.112 vta.) planteó la nulidad  de  todo  lo actuado, siendo ello una contravención al propio acto antecedente -depósito de la suma que reconoce como reintegro y pago de astreintes por  su  falta  de cumplimiento oportuna- que torna aplicable la  denominada doctrina de los actos propios, toda  vez  que como  el acto propio obliga a sus consecuencias -libramiento de cheque judicial y posterior pago al amparado del mismo conforme escrito de la demandada de fs.152, por  el  que  presta  conformidad  para  la  extracción de fondos- (entre otros puede verse: Aldo Petrone, "La doctrina de los actos propios", en  "La Ley", Buenos Aires 28/09/1995, p.6; Enciclopedia Jurídica OMEBA,  Tomo  I,  A.,  voz  "Actos  Propios", p.440)..-
         VIII.-Por  lo demás en este contexto corresponde  aquí  resaltar que la misión del juez o tribunal que entiende en una acción de amparo (máxime tratándose de la protección de derechos fundamentales  no patrimoniales), es lograr no sólo el reconocimiento sino adems -y sobre todo-, la efectiva y
real  tutela  del  derecho fundamental a la atención sanitaria desde la visión de "una justicia  de  protección o de acompañamiento"  (Augusto  M.  Morello, "La  Corte  Suprema y el recurso extraordinario: replanteos   impostergables"   en  Lexis  Nexis  J.A., 21/08/2002, p.3).
         La  aplicación  supletoria de normas instrumentales de carácter general (como las  contenidas  en  el  CPCC)  debe realizarse con particular
cuidado, efectuando en cada caso una prudente y  razonable  "ponderación "  de los valores, derechos y principios constitucionales en colisión. Debe en tal sentido destacarse una vez más aquí que  la  persona amparista, dada su avanzada edad (87 años), y particular  situación  de  vulnerabilidad  derivada de la grave enfermedad que lo afecta, es merecedora de una preferente tutela constitucional, tal como en el orden constitucional provincial  surge claramente  de las previsiones del art.36 numeral 6 y 8, a  lo  que cabe añadir que la propia carta magna provincial establece la plena operatividad de la acción de amparo como "garantía fuerte", toda vez que "los jueces resuelven sobre la procedencia de las acciones que se promuevan en  consideración  de la naturaleza de los derechos  que  se  pretendan tutelar" (cfr. en igual línea de sentido el art.15 de la CPr).-
         Ello,  se  condice  con la normativa prevista en los términos del art. 15 de la Constitución de la Provincia, que ha implementado la necesidad  de  tutela  continua y efectiva, prevaleciendo por consiguiente  la  norma más favorable y de mayor jerarquía, habida consideración del principio de supremacía constitucional, que surge de los ya citados arts. 31 de la Constitución  Nacional  y  57  de  la Constitución de la Provincia de Buenos Aires (v‚ase  Augusto  Mario Morello, en "Estudios de Derecho Procesal", T.II,  cp.45,  Edit.  Platense,  La  Plata, 1998).-
         IX.- Finalmente, el tiempo que ha insumido la tramitación de la acción de amparo, en modo alguno es imputable a la persona  amparista  sino que  deriva  principalmente de las actitudes dilatorias  y  de  permanente incumplimiento de las mandas judiciales por parte de la demandada.  En  razón  de ello hacer lugar ahora a una nulidad, por cuestiones puramente  formales,  implicaría  premiar a la parte que en forma constante por acción u omisión a  dificultado, y en su caso cercenado, la oportuna presta
ción  del  servicio  de  justicia y la tutela real y efectiva del derecho fundamental a la salud.-
         Por todo ello,  teniendo  en  cuenta los fundamentos expuestos RESUELVO: NO HACER LUGAR A LA  NULIDAD PLANTEADA POR LA DEMANDADA en su presentación  de  fs. 154  (art.15,  20 num. 2, 36 inc.6 y 8 CPr., art. 48 CPCC "a  contrario",  art. 21  ley  7166 to. dec.1067/95, sstes y ccdtes.).-
         Notifíquese  con habilitación de días y horas inhábiles.-
         Fecho, firme que sea la presente resolución y recepcionado el oficio librado a fs. 153,  se expedir el cheque correspondiente en favor  del  amparado. Fdo.Pedro Federico Hooft. Juez (Secretaria, Dra. Geraldina J. Picardi).-



 


 

   
Todos los derechos reservados ® - 2007
forma1.com.ar - estudio de diseño
   
Bioética Clínica // Portal de Bioética con orientación a Salud Mental // Dra. Alicia Losoviz Directora: Dra. Alicia Losoviz Bioética Clínica // Portal de Bioética con orientación a Salud Mental // Dra. Alicia Losoviz